En la fotografía aparece el rostro de perfil derecho e izquierdo de una mujer de tez blanca con cabello color café claro, de lado izquierdo con un semblante preocupado, de lado derecho se cubre el rostro con las manos.
Actualidad

Hablemos del Trastorno Afectivo Bipolar

 Esta enfermedad crónica y recurrente, que tiene entre 2 y 3% de la población mundial, está considerada la sexta discapacidad en el mundo, según la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Por Redacción Yo También

Cada 30 de marzo, fecha que coincide con el nacimiento de Vincent Van Gogh, quien vivió con esa enfermedad, se conmemora el Día Mundial del Trastorno Afectivo Bipolar.

Alrededor del TAB, antiguamente llamada enfermedad maníaco-depresiva, se han construido una serie de mitos que pueden tener muy poco de ciertos y que influyen en el trato que reciben las personas con esta discapacidad psicosocial. Sin embargo, recientes investigaciones arrojan luz para hallar más información y nuevos tratamientos para ella.El Trastorno Afectivo Bipolar es una enfermedad que afecta al cerebro y quienes lo tienen pueden experimentar cambios de ánimo que resultan inusuales y que afectan su comportamiento hacia los demás; de ahí que sea importante conocer para que haya una mejor comprensión.

Los síntomas de quien tiene TAB suelen ser intensos y duraderos, y llegan a dañar las relaciones interpersonales. Pero hoy en día con un diagnóstico y un tratamiento adecuado, es posible disfrutar de una buena calidad de vida.

Aquí te compartimos siete hechos para entender mejor el TAB:

1. Las personas con TAB no viven en una oscilación constante de un estado de manía a uno de depresión. Sí hay episodios de uno o de otro, pero el tratamiento correcto les permite vivir en un periodo de ánimo estable, conocido como eutimia.

2. Contrario a la creencia popular, las personas en fase de manía no se sienten felices. Solo es un periodo inusual de exaltación de ánimo que puede colocarlo en una posición de riesgo o afectar a terceros.

3. El TAB no depende de la voluntad ni desaparece cuando quien lo tiene así lo desea; tampoco es una condición que se maneja con solo ‘echarle ganas’. Es una enfermedad neurobiológica que involucra factores psicológicos y ambientales.

4. Los tratamientos que prescriben los médicos no son adictivos, como la gente suele creer. Ni tampoco deben ser suspendidos sin contar con supervisión médica, ya que en 90% de los pacientes suele haber recaídas.

5. Las personas con TAB pueden ocupar cargos de responsabilidad o cursar estudios, si tienen un plan médico adecuado.

6. Es posible que las personas con TAB lleven una vida tan normal como la de cualquiera: pueden trabajar, estudiar, vivir en pareja, tener hijos, ya que esto depende de sus deseos e inquietudes y de lograr el tratamiento adecuado para ellas.

7. El suicidio sí puede ser un tema para las personas con TAB. Estudios indican que estas tienen 15% más riesgo de morir que quienes no tienen esa condición. Un adecuado tratamiento revierte esa situación.

Contacto: Instituto Nacional de Neurología y Neurocirugía
Departamento de Grupos de Apoyo
Tel. 55 5606 3822 ext. 2016

*Las notas relacionadas en este texto, que están fuera del sitio yotambien.mx, no necesariamente contienen un lenguaje inclusivo, o cumplen con criterios de accesibilidad web, compatibles con el uso de tecnologías de apoyo para pcd. yotambién.mx no es responsable de lo que publican estos sitios de referencia.