Actualidad

Conoce a Tetiana Barantsova, la activista por los derechos de las pcd que escapó de Ucrania

Tetiana Barantsova, usuaria de silla de ruedas posando en un parque.

Tetiana Barantsova escapó en silla de ruedas de la guerra en Ucrania y ayuda a personas en su condición para que dejen el país.

Tetiana Barantsova es una mujer cuya vida podría ser equiparada a la de la mejor protagonista de una película de acción enfocada a la guerra. Desde 2014 ha encabezado una cruzada para apoyar a las personas con discapacidad a escapar de las zonas de conflicto y reiniciar sus vidas en condiciones de seguridad.

La empatía con que las trata y ayuda no es producto del azar. Ella misma, una mujer usuaria de silla de ruedas, huyó de su natal Lugansk, en el este de Ucrania, en compañía de su esposo, Oleksiy Soroka, también un hombre con discapacidad motriz, y su hijo Pavlo, entonces solo de 8 años.

Entre barreras y horrores resultado de actos bélicos, Tetiana y su familia lograron llegar a un sótano y protegerse durante un ataque aéreo; luego, huyeron por carretera.

A partir de esa fecha, Tetiana se propuso ayudar a organizar la evacuación de personas con discapacidad de las zonas en conflicto y convirtió su número de teléfono en una línea directa para quienes estaban atrapados en el peligro.

En casi 8 años ha ayudado a unas 5 mil personas a ponerse a salvo a través de Ami-Skhid, una red regional de Organizaciones No Gubernamentales que apoyan a personas ucranianas con discapacidad a ponerse a salvo.

Por su labor, la organización creada por Tetiana fue elegida ganadora regional para Europa del Premio Nansen para los Refugiados de ACNUR 2020, un prestigioso reconocimiento anual que honra a quienes han hecho un esfuerzo extraordinario para apoyar a las personas desplazadas por la fuerza o apátridas.

Además, su gobierno la nombró comisionada para los derechos de las personas con discapacidad.

El premio inyectó nuevos bríos a la incansable Tetiana, quien aboga por más servicios y apoyo para los aproximadamente 6.6 millones de ucranianos con discapacidad que había antes del 24 de febrero de este año, cuando inició la invasión de tropas rusas a su país.

Desde semanas antes a la invasión, Tetiana “presentía que algo muy malo venía” y asegura que desde lo que vivió en 2014, supo que en Ucrania tenían que prepararse.

Por ello, empezó a reunirse con funcionarios de distintos ministerios de Ucrania para discutir cómo evacuar y apoyar a las personas con diferentes tipos de discapacidad en caso de ataque, lo que realmente ocurrió.

“Una persona con problemas de audición no puede escuchar el sonido de las sirenas. Una persona ciega no puede leer el cartel de ‘Albergue antibombas’. Se pensó en todos los escenarios posibles”, detalla Tetiana en una larga entrevista de ACNUR (la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados).

Pese a todo, la fiereza de la invasión rusa y la defensa que ha dado Ucrania tomó a todos por sorpresa.


“En 2014, al menos sabíamos con bastante claridad a qué óblasts (provincias) era seguro enviar a las personas. El 24 de febrero se oyeron explosiones en toda Ucrania. El pánico había comenzado”, recuerda Tetiana. 

“En media hora había 18 personas que necesitaban ayuda” y, desde entonces, el teléfono de Tetiana no cesa de llamar.

Tetiana, Oleksiy y Pavlo, quien ahora tiene 16 años, podían oír los sonidos, ya familiares para ellos, de la guerra desde el edificio de apartamentos de 24 plantas donde vivían en Borispol, una ciudad de la región de Kiev.

“Decidimos irnos inmediatamente”, contó Tetiana. “Hicimos llamadas a las personas con discapacidad que vivían cerca de nosotros, y en media hora había 18 personas que no tenían medios para salir y necesitaban ayuda”.

Así que con apoyo de su marido, metieron a todas las personas que pudieron en su camioneta especialmente adaptada y condujeron hacia el oeste.

Entre los pasajeros había 8 niños con discapacidad, un bebé de dos semanas, tres personas en silla de ruedas y una mujer de 85 años.

En un momento dado, la camioneta se averió y pasaron horas buscando ayuda. Cuando por fin llegaron a su destino – la casa de un amigo al oeste de Ucrania – ya no había lugar para más personas, y decidieron seguir hasta Letonia, donde otro amigo de Tetiana les ayudó a encontrar habitaciones en un centro gestionado por la Asociación Samaritana de Letonia.

Satisfecha de haber dejado al grupo en buenas manos, Tetiana volvió a Ucrania con Oleksiy para ayudar a transportar a otras personas a un lugar seguro. Hicieron varios viajes de ida y vuelta, pasando largas horas en la carretera, hasta que Oleksiy sufrió un colapso y tuvo que ser ingresado en un hospital de Letonia.

Ahora Tetiana confía en sus numerosos contactos con las autoridades locales, las ONG y personas voluntarias de toda Ucrania para ayudar a evacuar a las personas con discapacidad que la llaman a través de la línea de atención telefónica 24 horas que ha creado. 

Esa línea directa, que tiene siete números diferentes, recibe decenas de llamadas cada día y no parece que vaya a cesar de sonar en las próximas semanas.

Para conocer más sobre Tetiana Barantsova y su activismo en favor de las personas con discapacidad en zonas de guerra de su país, Ucrania, te invitamos a ver este video:

Para saber más de lo que ocurre en Ucrania, dale una mirada a:

Prótesis, una de las mayores necesidades en Ucrania
Los horrores en Ucrania vistos a través de la lente del ganador de un Pulitzer

Por Redacción Yo También | Fotografía UNHCR.

*Las notas relacionadas en este texto, que están fuera del sitio  yotambien.mx, no necesariamente contienen un lenguaje inclusivo, o cumplen con criterios de accesibilidad web, compatibles con el uso de tecnologías de apoyo para pcd.  yotambién.mx no es responsable de lo que publican estos sitios de referencia.