Imagen que reúne a cinco representantes del deporte de América Latina que son ganadores de medallas en Tokio 2020. Empezando por el extremo izquierdo está Daniel Dias, de pie ante la alberca olímpica que se ve atrás de él, azul y con los carriles marcados en amarillo; el nadador es un hombre joven, de cabello muy coro, con bigote y barba negros, usa un uniforme deportivo con los colores de su país, camiseta amarilla dorada con mangas verde, que en el frente tiene escrita la palabra Brasil y bermudas verde oscuro; en su pecho trae colgado su identificación que es una tarjeta rectangular que cuelga de un cordón rojo con blanco. Le sigue la mexicana Amalia Pérez, que está de perfil. Es una mujer de mediana edad, cabello teñido de rubio, alza la cara y cierra los ojos, mientras abre sus brazos extendidos y los lleva a la altura de sus hombros. Ella viste una playera blanca con un chaleco estampado y una faja negra alrededor de la cintura. Luego está la velocista cubana Omara Durand, una mujer joven de tez morena, cabello negro y recogido captada durante una carrera. Viste uniforme deportivo de playera sin mangas, la parte superior es blanca y la inferior roja, y en letras blancas dice Cuba, además de un identificador blanco que dice Durand. Sus shorts son muy cortos en color azul. Está en posición de carrera con el brazo derecho doblado y el izquierdo extendido atrás de su cuerpo, mientras da un paso largo con la pierna izquierda y flexiona la derecha atrás de su cuerpo. La siguiente imagen es del chileno Alberto Alzaga, usuario de silla de ruedas que lleva chamarra deportiva roja y cubrebocas del mismo color, y pantalón negro con rayas rojas a los costados. En el pecho luce su medalla. Él alza sus brasos y sostiene el ramo con la mascota de Tokio. Detrás de él está de pie una asistente, también con cubrebocas y playera roja. Al final está Herbert Aceituno, de El Salvador, un hombre de talla baja, de piel morena, con la cabeza rapada, usa un traje de competencia de levantadores de pesas color azul y sube el puño derecho a la altura de su rostro, que muestra una gran sonrisa.
ActualidadDeportesParalímpicos Tokio 2020

Cinco medallas históricas en Tokyo 2020

Las y los atletas que representaron a América Latina en los Juegos Paralímpicos dejaron muy en alto a la región.

Por Eduardo Vega

Los y las atletas de América Latina brillaron con intensidad en los Juegos Paralímpicos de Tokyo 2020, algunos consiguieron medallas históricas para su país y quedarán grabadas con letras de oro en las memorias de la justa de verano. 

Innumerables historias se vivieron en los escenarios de la capital japonesa, donde el poder hispano puso su característico sabor y fue protagonista en las competencias.

Brasil se confirmó como el “gigante” de la zona con 22 preseas de oro, 20 de plata y 30 de bronce, para un total de 72. La delegación verdeamarela se quedó con el séptimo lugar general, segundo de América y primero de la región latinoamericana.

Así que iniciamos nuestro conteo con una estrella brasileña que en Tokyo 2020 hizo más grande su historia.

Carnaval en la piscina

Daniel de Faria Dias, considerado el Michael Phelps de los paralímpicos, conquistó 3 medallas de bronce en la justa, que se volvieron históricas porque el nadador llegó a 27 metales en las competencias de verano e igualó al sueco Jonas Jacobsson (1980 a 2012) como máximos ganadores de preseas de todos los tiempos.

Imagen de un deportista en una prueba de nado de mariposa, los brazos van hacia atrás y él va rompiendo el agua, creando ondas. Usa una gorra negra con tres franjas verticales blancas y goggles negros.
Daniel Dias, el atleta más hegemónico en Juegos
Paralímpicos anunció su retiro de las competencias

De México para el mundo

Amalia Pérez es una leyenda de los Juegos Paralímpicos. La mexicana defendió con éxito su trono en la capital japonesa al colgarse el oro en Powerlifting -61 Kg. La campeona ganó plata en Sídney 2000 y Atenas 2004, además presea dorada en Beijing 2008, Londres 2012, Río 2016 y Tokyo 2020. Máxima medallista de esta disciplina en la historia de México.

Imagen de una mujer de mediana edad, robusta, de tez morena clara, cabello teñido de rubio, está de perfil frente unas pesas con barras plateada y discos color rojos. Sonríe mucho y levanta su brazo y dedo índice.
Amalia Pérez, leyenda mexicana

Supremacía cubana

Omara Durand Elías hizo historia y extendió su legado al ganar las medallas de oro en las pruebas de 100, 200 y 400 m categoría T12, repitió la misma hazaña de Londres 2012 y en Beijing se coronó también en los 100 y 400 m. No tiene rival en estas distancias y es dueña del récord mundial de los 200 m.

Imagen de una pareja de velocistas. A la izquierda va el guía de la atleta; ambos vas enlazados de las muñecas. Los dos son de tez morena. El guía viste uniforme de corredor rojo con chaleco anaranjado que en el frente en letras negras dice Tokyo 2020 Guide (guía). A su lado una mujer madura, delgada, de cabello negro recogido en un chongo. Viste uniforme con top rojo y algunas aplicaciones blancas y azul rey, mismo color de sus shorts muy cortos. En el top tiene impresa la palabra Cuba con letras en blanco.
Omara Durand, velocista de leyenda.

Nadó a la eternidad

El chileno Alberto Abarza le otorgó a su país la primera medalla de natación en su historia. Nacido en Santiago, el nadador ganó el oro en los 100 m dorso, plata en los 50 m dorso y plata en 200 m libres, categoría S2. La natación en Chile tiene un antes y un después gracias a ‘Carolito’.

Imagen de un nadador dentro de una alberca, en la zona de llegada. Solo se ve parte de su cuerpo, en su cabeza usa una gorra negra y goggles azules. Pasa su brazo izquierdo, que muestra algunas malformaciones sobre su cabeza para sostenerse del filo de una alberca y se ve que una persona afuera le tiende una mano.
Alberto Abarza superó con un oro paralímpico todas las barreras que surgieron a su paso.

La primera de la historia

Herbert Aceituno se convirtió en héroe nacional al ser el primer medallista en la historia de los Juegos Paralímpicos de El Salvador. Kike, como le llaman de cariño, ganó la presea de bronce en Powerlifting categoría -59 Kg. resultado que colocó por primera vez al país centroamericano en el medallero.

Imagen de un hombre de talla baja que porta la bandera de su país, El Salvador, que tiene colores azul y blanco, al igual que los trajes deportivos que visten él y compañeros que le siguen a bastante distancia. El joven de tez morena y rapado sostiene el asta bandera con la mano izquierda y, con la derecha saluda mientras sonríe.
Herbert Aceituno: grandeza para su país y su familia.

Tokyo 2020 fue testigo de muchas más proezas, historias de éxito que se quedarán en el corazón y la memoria de la familia paralímpica para siempre. ¡Nos vemos en París 2024!

*Las notas relacionadas en este texto, que están fuera del sitio  yotambien.mx, no necesariamente contienen un lenguaje inclusivo, o cumplen con criterios de accesibilidad web, compatibles con el uso de tecnologías de apoyo para pcd.  yotambién.mx no es responsable de lo que publican estos sitios de referencia.