Fotografía de la abogada y activista Erin Gilmer. Es un gran acercamiento a su rostro sobre un fondo negro. Es una mujer joven, de piel blanca y cabello, cejas y pestañas pelirrojas. Tiene los ojos azul y los entrecierra mientras sonríe ampliamente y enseña su parte de sus dientes. El cabello lo lleva de lado, largo, en una coleta y le despeja el rostro, y deja su amplia frente descubierta.
Actualidad

Erin Gilmer, activista por los derechos de las pcd, muere a los 38 años

La abogada estadounidense luchó por un sistema de salud más compasivo y a esa causa aportó la experiencia de primera mano que ganó a lo largo de años como paciente de una serie de condiciones que minaron su estado físico y mental.

Por Redacción Yo También

Erin Gilmer, la abogada y activista estadounidense por los derechos de las personas con discapacidad, falleció a principios de mes a los 38 años, en Centennial, Colorado. Su deceso ocurrió cómo y cuándo ella lo decidió.

A lo largo de su vida, Gilmer abrazó diversas causas relacionadas con el sistema de salud en su país: la privacidad médica, precios más bajos para medicamentos y un modelo de atención médica más compasivo. Y sus batallas iban de la mano de la cascada de enfermedades que minaron no solo su salud física, sino que la dejaron sin poder trabajar ni levantarse de la cama durante largos periodos.

Citada por el diario The New York Times, Anne Marie Mercurio, la amiga a la que Gilmer le otorgó un poder notarial, aseguró que el suicidio fue la causa de la muerte.

La situación de Gilmer no era la mejor en esos momentos. Tenía artritis reumatoide, diabetes tipo 1, trastorno límite de la personalidad y neuralgia occipital, que le provocaba  dolores de cabeza intensamente dolorosos.

Te interesará leer: Naomi Osaka y el debate sobre la salud mental

Además, su expediente médico era un desafío para un sistema en el que los doctores tienen la costumbre de asignar 15 minutos a las consultas de sus pacientes y, según relata Mercurio, su amiga a menudo era considerada “difícil” porque trataba de defenderse a sí misma.

Primero en Texas y luego en Colorado, donde tenía su propia práctica legal, Gilmer impulsó una legislación que hiciera que la atención médica respondiera mejor a las necesidades de los pacientes. La acción incluía una ley estatal, aprobada en 2019, que permite a los farmacéuticos en Colorado brindar ciertos medicamentos sin receta médica reciente, en caso de no poder localizar al médico del paciente.

Ella sabía de lo que hablaba y aportó su experiencia de primera mano como paciente, mientras actuaba como consultora de hospitales, universidades y empresas farmacéuticas.

Erin Michelle Gilmer nació el 27 de septiembre de 1982 en Wheat Ridge, Colorado, un suburbio de Denver, y creció en las cercanías de Aurora. Su padre, Thomas S. Gilmer, médico, y su madre, Carol Yvonne Troyer, farmacéutica, se divorciaron cuando ella tenía 19 años y se separó de ellos. Además de sus padres, le sobrevive su hermano Christopher.

Poco antes de morir, Gilmer posteó un mensaje de despedida en su cuenta de Twitter:

«Te amé más de lo que imaginabas. Lamento por todas las formas en que fallé. Estoy a salvo ahora».

Erin Gilmer


*Las notas relacionadas en este texto, que están fuera del sitio  yotambien.mx, no necesariamente contienen un lenguaje inclusivo, o cumplen con criterios de accesibilidad web, compatibles con el uso de tecnologías de apoyo para pcd.  yotambién.mx no es responsable de lo que publican estos sitios de referencia.