Tecnología

Uso de tecnología contribuye a reclutamientos de personal más inclusivos

Persona de talla baja cruzando una avenida.

La inteligencia artificial permite identificar al mejor talento para desempeñar alguna actividad laboral sin prejuicios o acciones discriminatorias.

Usar herramientas tecnológicas para seleccionar y contratar a personas hace que las empresas tengan un proceso más neutro e inclusivo. 

De acuerdo con cifras de la empresa SherlockHR, en lo que va del año, el software que manejan para reclutamiento ha generado cerca de 6 mil 500 oportunidades laborales para personas con alguna discapacidad, en las que el 30 por ciento de la demanda proviene del área de ventas.

“Durante el proceso de selección, esta práctica suprime cualquier factor de identificación que revele aspectos físicos del candidato a través de entrevistas con cámaras apagadas, omitiendo las fotografías de los CV e, incluso, mostrando solo las iniciales de los profesionales para evitar cualquier consulta a las redes sociales.

“De este modo, no hay cabida para ahondar en aspectos de la vida privada del candidato”, describe Ivonne López, Brand and Candidate Experience manager del software de reclutamiento de SherlockHR, empresa que ya se había referido a que uno de los resultados positivos la pandemia fue disminuir la discriminación laboral

En el filtrado de currículums, la inteligencia artificial puede determinar el grado de adecuación del candidato con la vacante, enfocándose exclusivamente en sus conocimientos y habilidades del candidato eliminando sesgos o prejuicios relacionados con el género, edad o condiciones físicas, así es como se realiza en el reclutamiento ciego (blind recruitment), indica la empresa. 

López sugiere que los reclutadores deben analizar temas como qué tipo de características valoran al momento de contratar, quiénes son los más promovidos y si su equipo de trabajo cuenta con más hombres que mujeres, además de que hay una clara tendencia por algún estereotipo. 

“El objetivo es identificar patrones y detectar malas prácticas que puedan suponer problemas de equidad e inclusión. Porque sin importar que tan imparcial intentemos ser, siempre existe la posibilidad de que nuestra percepción de alguien más esté influenciada por prejuicios, sesgos inconscientes o experiencias previas y esto es algo que también sucede en un proceso de reclutamiento y selección de personal”,

apunta la especialista en capital humano. 

En una cultura de inclusión laboral también es importante el uso correcto del lenguaje y asegurar que, al referirse o dirigirse a una persona de estos grupos, se haga apropiadamente, sugiere. 

SherlockHR recomienda a las empresas poner especial cuidado en la forma en la que se comunican como compañía, ya que si en las vacantes, el sitio corporativo o en los canales de comunicación los candidatos no se ven representados o identificados con los valores de la empresa, será una limitante para que puedan aplicar. 

Por Carlos Tomasini

*Las notas relacionadas en este texto, que están fuera del sitio  yotambien.mx, no necesariamente contienen un lenguaje inclusivo, o cumplen con criterios de accesibilidad web, compatibles con el uso de tecnologías de apoyo para pcd.  yotambién.mx no es responsable de lo que publican estos sitios de referencia.