Tecnología

Desarrolla la Ibero un sistema de realidad virtual para aprender a usar prótesis

Brazo con un aparato en forma de pulsera y cables conectados a la misma.

El sistema está en etapa de desarrollo temprano y en próximos meses empezarán las pruebas en pacientes, lo que abre una enorme esperanza para quienes viven una amputación.

Un sistema virtual de entrenamiento para que personas que usen prótesis mecánicas en brazos o antebrazos puedan adaptarse a ellas es desarrollado por el Instituto de Investigación Aplicada y Tecnología (InIAT) de la Universidad Iberoamericana Ciudad de México.

En el país viven alrededor de un millón de personas amputadas, y 10 por ciento de ellas tiene amputaciones de miembro superior (abajo del codo, arriba del codo o desarticulados de hombro), que son altamente discapacitantes, explicó Carlos Galván Duque Gastélum, responsable técnico del proyecto.

De esas personas, 57 por ciento que son usuarias de prótesis transhumerales mecánicas (para amputaciones de miembro superior) las rechaza o abandona por diversas razones, por ejemplo, cuando su función sigue siendo limitada en comparación con el codo y la mano humanas, así que sienten que no tienen suficiente movilidad y destreza para realizar sus actividades.

Hombre de perfil con una pulsera con cables atada a su brazo.

También hay casos en los que no cuentan con un entrenamiento adecuado para aprender a usarlas, lo cual es fundamental debido a que el funcionamiento de estas prótesis no es sencillo ni intuitivo, lo que obliga a tener una curva de aprendizaje prolongada que muchas veces termina en frustración.

Para enfrentar este problema, el InIAT desarrolló el sistema virtual para entrenamiento de prótesis transhumerales mecánicas, que es una herramienta para que pacientes, terapeutas y médicos aprendan cómo se usan, incluso desde antes de que la persona amputada tenga la suya.

Así, por ejemplo, los usuarios pueden aprender cuáles son los movimientos que deben hacer con el hombro para controlar su prótesis antes de que se la coloquen.

Galván Duque apuntó que este sistema se desarrolló como un ambiente de realidad virtual porque así mantiene a las personas motivadas y ayuda al apego, ya que pueden tomar su terapia a distancia.

Arnés de espalda con cables conectados al brazo.

Actualmente, el sistema está en etapa de desarrollo temprano, durante el cual se está trabajando en la fabricación de un dispositivo que simule de la mejor manera posible la prótesis real.

Se planea que en los próximos meses se inicien las pruebas con pacientes para tener concluido el desarrollo del sistema a finales de 2022.

Por Carlos Tomasini

*Las notas relacionadas en este texto, que están fuera del sitio  yotambien.mx, no necesariamente contienen un lenguaje inclusivo, o cumplen con criterios de accesibilidad web, compatibles con el uso de tecnologías de apoyo para pcd.  yotambién.mx no es responsable de lo que publican estos sitios de referencia.