Tecnología

Implante coclear más música, una dupla exitosa

Mujer con discapacidad visual tocando las teclas de un piano.

Tecnología y terapia del lenguaje han funcionado muy bien juntas para la recuperación de la audición.

Por Carlos Tomasini

El implante coclear es un dispositivo médico electrónico que sustituye la función del oído interno dañado y permite que el sonido se transfiera a los nervios auditivos y se conecten con el cerebro para escuchar. Los avances tecnológicos han permitido que tengan mejor rendimiento y una percepción de los sonidos de manera más natural. Pero ahora se sabe, además, que este aparato, además de restaurar la audición, tendría la capacidad de establecer una fuerte conexión con la música, especialmente con la clásica.

El cerebro capta el sonido de la música a través de las cortezas auditiva primaria y secundaria y lo procesa la parte que maneja el lenguaje, de ahí que las emociones que se presentan cuando se aprecia van desde la melancolía hasta la alegría, explica la empresa MED-EL, especializada en estos implantes auditivos.

Actualmente, existen tecnologías que permiten restaurar la audición cuando son acompañadas de una terapia de lenguaje que, en complemento con la música, logran resultados exitosos. 

Eneida Rendón, originaria de Sinaloa y residente de Guadalajara, además de ser usuaria de implante coclear, es una apasionada de la música.

Ella nació con ceguera y presentó problemas de audición a los 8 años. Aprendió a tocar el piano y realizar sus actividades normales hasta los 14, cuando la pérdida de audición se agravó. 

A los 18 años, conoció a una profesora que le enseñó a tocar piano por medio del tacto y las vibraciones, lo que hizo que retomara esa actividad que le apasionaba.

Cuando tenía 25 años recibió el implante coclear que le ayudó a volver a escuchar música, y eso la llevó a que, en 2018, participara de manera profesional acompañando a la Orquesta Filarmónica del Desierto Coahuila de Zaragoza.

“En lugar de pensar en la discapacidad, hay que pensar en lo que sí se puede hacer”, asegura.

Existen soluciones para distintos tipos de pérdidas auditivas y aunque evidentemente hay que luchar y trabajar la rehabilitación para que funcione, merece la pena”. 

La música puede ser usada para estimular la conciencia fonológica, el ritmo, la percepción de frecuencia y el lenguaje, indica MED-EL.

“El diagnóstico oportuno de esta discapacidad favorece el tratamiento y la rehabilitación. Por ello, es fundamental la realización del tamizaje auditivo neonatal. El tratamiento depende de la causa y en algunos casos son necesarios los auxiliares auditivos o los implantes cocleares, algún otro dispositivo de apoyo o cirugía”, recomienda la empresa.

*Las notas relacionadas en este texto, que están fuera del sitio  yotambien.mx, no necesariamente contienen un lenguaje inclusivo, o cumplen con criterios de accesibilidad web, compatibles con el uso de tecnologías de apoyo para pcd.  yotambién.mx no es responsable de lo que publican estos sitios de referencia.