Tecnología

El sensor que hace inteligente a tu calzado

Fotografía que muestra un par de zapatos negros que en la punta tienen colocado un sensor cuadrado que ofrece información del entorno a las personas con discapacidad visual.

Ya está en el mercado este dispositivo pensado en las personas con discapacidad visual.

Por Carlos Tomasini

La compañía Tec-Innovation, en colaboración con la Universidad Técnica de Graz, en Austria, desarrolló unos sensores que pueden convertir cualquier calzado en “inteligente” para que personas ciegas o con baja visión identifiquen obstáculos en su camino y así poder evitarlos.

Con el lema “un paso por delante”, esta empresa creó InnoMake, un sistema que incluye un sensor con luz led que se coloca en la punta de cada zapato para que, mediante ultrasonido, ayuden a detectar los objetos y alerten al usuario mediante vibraciones en el propio zapato o con sonidos a través de audífonos.

Este dispositivo instalado en los zapatos puede detectar obstáculos hasta a cuatro metros de distancia, aunque cada usuario puede ajustarla, por ejemplo, en una calle con muchas personas, es más conveniente que la distancia que detecta sea menor.

Los ajustes se hacen desde un par de botones colocados en la zona del talón en los zapatos o a través de la app, la cual también envía las alertas de sonido o vibración. Así, por ejemplo, si el obstáculo está en el lado derecho, la alerta se escucha en el audífono derecho o vibra solo ese lado del pie, lo cual indica que el usuario debe caminar hacia la izquierda.

El sistema también es capaz de dejar de emitir la alerta cuando el usuario permanece parado frente a un obstáculo durante más de tres segundos, como cuando se encuentra en una fila o frente a un mostrador.

Asimismo, la luz led enciende para que las personas con visibilidad reducida puedan ver que se acercan a un obstáculo.

Uno de los socios de Tec-Innovation, Markus Raffer, tiene baja visión y fue una de las personas que ayudó a probar los prototipos que sirvieron para desarrollar este producto, que después de cinco años de investigación logró la aprobación europea como dispositivo médico en 2020.

Los sensores son a prueba de agua y el dispositivo funciona con una batería que se recarga mediante USB y puede durar hasta una semana.

El precio de todo el desarrollo es de unos 90,000 pesos, aunque también se pueden comprar por separado los sensores para colocarlos en otros zapatos. 

*Las notas relacionadas en este texto, que están fuera del sitio  yotambien.mx, no necesariamente contienen un lenguaje inclusivo, o cumplen con criterios de accesibilidad web, compatibles con el uso de tecnologías de apoyo para pcd.  yotambién.mx no es responsable de lo que publican estos sitios de referencia.