Fotografía de un hombre de unos 40 años o menos, con lentes de montura de pasta negra y cabello corto que le cae sobre la frente. Frente a él tiene dos manos robóticas en color azul que se activan y permiten el movimiento.
Tecnología

El emprendedor que aprovecha la tecnología para empoderar a las personas con discapacidad

Para Rodrigo Ruiz, lo importante es construir dispositivos que aumenten el potencial humano a través de la robótica, la inteligencia artificial y los equipos mecatrónicos, entre otros.

Por Carlos Tomasini

Cuando Rodrigo Ruiz estudiaba Ingeniería en Robótica Industrial en el Instituto Politécnico Nacional, uno de sus profesores le dijo algo que marcaría para siempre su futuro profesional: “Esta carrera es para reemplazar personas por robots”. 

“Cuando dijo eso el profesor, caí en cuenta de que estaba estudiando algo que para mí no era correcto”, recuerda el ahora CEO y fundador de Koteos, empresa especializada en desarrollar y construir dispositivos que aumenten el potencial humano mediante tecnologías como la robótica, inteligencia artificial, exoesqueletos, robots tripulados y equipos mecatrónicos. 

Es fanático de la ciencia ficción y el animé, por lo que los humanoides de series como “Evangelion” y robots tripulados como Mazinger Z lo encaminaron a esta profesión en la que ahora es un emprendedor con la vista puesta en el futuro. 

Después de trabajar en empresas como Volkswagen y un par de emprendimientos, se puso a pensar qué era lo que tenía que hacer en el futuro. “En mi cabeza seguía dando vueltas ese tema de reemplazar personas con robots, y entonces dije ‘yo quiero ayudar a las personas, me gusta la robótica, pero con ella quiero ayudar a personas, no reemplazarlas”, comenta. 

Desde niño, aprendió a ayudar a otras personas, primero con el ejemplo de su madre y después con su trabajo, así que buscó áreas de oportunidad y encontró que muchas compañías estaban trabajando en temas de desarrollo de prótesis para personas que no tuvieran algún miembro del cuerpo, por lo que él quiso ir más allá. 

“Me dije: ‘yo voy por algo en lo que nadie en la industria esté haciendo’, y fue cuando inicié mi emprendimiento de Koteos, en donde usando la tecnología ayudamos a empoderar a las personas aumentando sus capacidades físicas”, explica. 

“Le dimos la vuelta al tema de la robótica, y en lugar de que te reemplace un robot, nosotros te vestimos con robots, ya sea para que uses un brazo robótico –el cual no se mueve solo, sino que tú eres quien lo mueve– o te vistas con algo como un exoesqueleto para aumentar tu potencial y fuerza física”.

Así, por ejemplo, él y su equipo desarrollaron un robot en forma de mano que se controla a distancia mediante un guante y que imita los movimientos del usuario. 

“Imagínate a una persona que tiene que estar en su casa y, mediante la telerobótica está controlando algo y que además con unas gafas tipo VR está realizando tu trabajo. ¡Es una persona que tú empoderas con la tecnología!”, afirma. 

El objetivo de Rodrigo y de su empresa es reinsertar a las personas al trabajo. “Ser productivas es algo que llena a las personas”, subraya. “El objetivo es que una persona con cero movilidad pueda controlar un robot tripulado y que esté trabajando. Más allá de ayudarlos a caminar o a moverse, los voy a ayudar a trabajar”.

Así, por ejemplo, él y su equipo desarrollaron un robot en forma de mano que se controla a distancia mediante un guante y que imita los movimientos del usuario. 

“Imagínate a una persona que tiene que estar en su casa y, mediante la telerobótica está controlando algo y que además con una gafas tipo VR está realizando tu trabajo. ¡Es una persona que tú empoderas con la tecnología!”, afirma. 

El objetivo de Rodrigo y de su empresa es reinsertar a las personas al trabajo. “Ser productivas es algo que llena a las personas”, subraya. “El objetivo es que una persona con cero movilidad pueda controlar un robot tripulado y que esté trabajando. Más allá de ayudarlos a caminar o a moverse, los voy a ayudar a trabajar”.

Para él, todo lo que haga con la tecnología debe tener el propósito de ayudar a otros. “Más allá de estar buscando la fama, el dinero, etcétera, quiero buscar de qué manera yo puedo ayudar a las personas, de qué manera puedo impactar positivamente, y eso hace que un emprendimiento sea exitoso”, apunta. 

Rodrigo adelanta que también está por lanzar una campaña con sus clientes para fondear la fabricación de prótesis que donarán a personas que las necesiten y, en un futuro, llevar ese programa a otro tipo de desarrollos, como radares para personas con problemas de visión.

*Las notas relacionadas en este texto, que están fuera del sitio  yotambien.mx, no necesariamente contienen un lenguaje inclusivo, o cumplen con criterios de accesibilidad web, compatibles con el uso de tecnologías de apoyo para pcd.  yotambién.mx no es responsable de lo que publican estos sitios de referencia.