El deportista que crea (y comparte) sus propias prótesis

Por Carlos Tomasini

“Monster Mike” –como apodaban al estadounidense Mike Schultz– era imparable en el circuito profesional de motos de nieve. Pero en 2008, durante una competición en Ironwood, Michigan, tuvo un grave accidente que derivó en la amputación de su pierna izquierda, unos ocho centímetros por encima de su rodilla.

Mike había competido en carreras desde que tenía 13 años, cuando descubrió las bicicletas BMX, y había practicado deportes extremos toda su vida, especialmente en motocross y motos de nieve, así que, ya recuperado y usando una prótesis especial, se dio a la tarea de buscar un nuevo deporte.

En 2009, se enteró de que los X-Games de verano de ESPN en Los Angeles incluirían supercross adaptado, donde los atletas con discapacidad dan saltos y giros en una pista de estadio a bordo de una motocicleta, pero como ninguna de las prótesis que había probado le hacían sentir lo suficientemente cómodo para practicar, se planteó un primer objetivo: desarrollar su propia prótesis especialmente modificada. 

No tenía experiencia con metales u otros materiales de manera profesional, pero sí en fabricar go karts con motores de podadoras de césped en la granja donde creció. 

Durante cinco semanas en el taller de un amigo, diseñó una rodilla de metal equipada con un amortiguador de bicicleta de montaña que le daba el mismo rango de movimiento que tiene una rodilla humana (la probó saltando varias veces desde una escalera). Así surgió su invento al que bautizó como “Moto Knee”, mucho mejor que algunas prótesis similares disponibles en el mercado en ese entonces.

Con este dispositivo, que tenía un pie de fibra de carbono que terminó roto, participó en los Summer X-Games, y logró el segundo lugar.

Eso no fue suficiente para Mike, por lo que inmediatamente desarrolló otro prototipo que ahora incluía un tobillo y una carcasa de metal en forma de pie con suela de goma –lo llamó “Versa Foot”–. Lo probó durante los X-Games de invierno de 2010, que se llevaron a cabo en Aspen, y ganó el oro en la carrera de snocross adaptado.

La Moto Knee y el Versa Foot le dieron una pierna completa que podía adaptarse a las impredecibles condiciones de los recorridos y el clima que enfrentaba en su motocicleta todoterreno o su moto de nieve.

Su incursión en los Juegos Paralímpicos

Más adelante, descubrió otro deporte: el snowboarder, por lo que, además de aprender a practicarlo, buscó la forma de desarrollar una prótesis que sirviera para esa disciplina.

Después de mejorar su técnica, hacer adaptaciones a la prótesis y de anuncios de cambios en el reglamento, Mike representó a su país en los Juegos Paralímpicos de invierno de Pyeongchang, Corea del Sur, en 2018, en boardercross, claro, después de haber ganado el campeonato nacional de Estados Unidos y el campeonato mundial.

Años atrás, Mike había fundado BioDapt, una empresa que diseña equipos para las extremidades inferiores de los atletas que practican deportes de acción. Así, en estos Juegos Paralímpicos, 15 atletas ya usaban las prótesis que él había desarrollado. Como ellos eran sus clientes, él se dedicaba a ajustarlas durante la competencia, además de enfocarse en su propia preparación.

Finalmente, Mike, que había sido el abanderado de la delegación estadounidense que participó en esos juegos, ganó la medalla de oro en la carrera de snowboard cross SB-LL1 y sumó una plata en el evento de slalom inclinado.

Plata en Beijing

Hace unos días, en los Juegos Paralímpicos de Beijing, Mike, de 40 años, ganó la medalla de plata en la clase LL1 de snowboard.

Pero ahora estaba rodeado de 26 atletas de 11 países que utilizaban alrededor de 40 componentes fabricados por su empresa, lo cual le da una satisfacción extra. 

“Siempre siento que ayudarlos con su equipo de rendimiento es lo mejor, pero les aseguro que me importa mucho más el panorama general: usar lo que he aprendido para mejorar nuestro deporte”, declaró a una agencia informativa tras participar en su competencia.

Lo último

Cáncer y discapacidad: lo qué provoca la enfermedad

Las y los sobrevivientes de cáncer tienen mucho que compartir sobre el tema de discapacidad como secuela de, paradójicamente, superar el reto que significa esa enfermedad.

Primero parálisis cerebral y, 36 años después, cáncer testicular

En plena pandemia, y tras meses de dolor, le fue detectado un cáncer que requirió cirugía y radioterapias; hoy está en remisión y lo monitorean periódicamente hasta que pasen 5 años.

Andrea Bocelli le cantará a más de 200 mexicanos con discapacidad visual

A través de la campaña “Asientos para todos”, el tenor lírico italiano se presentará este febrero en Ciudad de México, Monterrey y Guadalajara.

Abuso policial en Estados Unidos cobra otra víctima: ahora, un hombre con discapacidad

Anthony Lowe, un hombre afroamericano con doble amputación de piernas, fue ultimado de 10 tiros por policías de Huntington Park, California.

Newsletter

Al suscribirte aceptas nuestros Términos y condiciones

Te puede interesar

Conoce a Paulina Chavira: modelo, apasionada de la lengua y el fútbol

Una enfermedad derivó en la amputación de su pierna derecha y, pese a la dura experiencia que en un principio le hizo dudar de cómo sería su vida, si hoy pidieran que la definamos con una palabra solo podríamos decir: exitosa.

Un sistema de imanes podrá controlar los dispositivos protésicos

Investigadores en Cambridge tienen varios años desarrollando un sistema que dará un movimiento más natural a quienes utilizan prótesis.

Alejandra Guzmán muestra sus prótesis de titanio en la cadera

La intensa intérprete se dislocó la cadera durante un concierto en Washington, pero en solo unos días se recuperó y muestra la importancia de la natación en su rehabilitación.

(IN)VISIBLES, un libro para obligarnos a mirar la discapacidad de otra manera  

24 historias de mexicanos que, con condiciones de vida de nacimiento o adquiridas, lograron remar contra las rudas corrientes en contra que impone México.

Inaugura UNAM unidad de investigación y licenciatura en órtesis y prótesis

Más de un millón de mexicanos requieren alguna prótesis y más de cinco millones necesitan una órtesis, dice el rector Enrique Graue.