Fotografía de unos tenis blancos, que en las agujetas tienen colocado un sensor que servirá para guiar los pasos de personas con discapacidad visual de manera segura e independiente. Al lado de los tenis está un celular que muestra un mapa de Google.
Tecnología

¿Caminar seguro y de forma independiente? Una posibilidad que toca a la puerta de las pcd visual

Desde Japón está por llegar el dispositivo que se coloca en los pies para orientar a las y los peatones ciegos o con alguna discapacidad visual y permitirles que den pasos seguros, de forma independiente y sin apoyo de ningún asistente.

Por Carlos Tomasini

Un sistema de navegación que se coloca en los pies y los zapatos para ayudar a las personas con discapacidad visual a llegar a su destino está en desarrollo por la startup japonesa Ashirase y podría estar disponible al público en 2022. 

Este dispositivo surgió cuando Wataru Chino, actual CEO de Ashirase, empezó a buscar formas para que las personas con discapacidad visual pudieran navegar de forma independiente y segura después de que la abuela de su esposa –que tenía una visión limitada– sufriera un trágico accidente cuando resbaló y murió mientras caminaba cerca de un río. 

Fotografía de Wataru Chino, un joven empresario japonés que diseñó y desarrolló un sensor que se coloca en el calzado de las personas con discapacidad visual para guiarlos de manera segura. El hombre tiene el cabello negro, peinado con raya casi de lado, largo de enfrente y le cae sobre parte de un ojo y la frente. Sonríe. Viste camisa blanca y saco oscuro, abierto. En sus manos sostiene un tenis blanco que tiene adaptado el sensor.
El innovador sensor para calzado está a punto de salir al mercado.

Básicamente, este sistema se compone de un dispositivo de vibración que envuelve el pie y, mediante una serie de sensores de movimiento, puede guiar al usuario usando alguna app de navegación instalada en un smartphone, como Google Maps. 

Así, cuando la persona deba ir en línea recta, vibrará el sensor de la parte delantera del pie, y cuando el usuario se acerque a una vuelta a la derecha o a la izquierda, el equipo de ese lado emitirá una vibración para indicarle que es momento de girar. 

Los vibradores están alineados con la capa nerviosa del pie, por lo que es fácil sentir el pulso, y sus desarrolladores ya están en busca de formas de integrar el sistema con otros, como el de transporte público o el WiFi de algunos lugares, como los centros comerciales. 

Con esto, una persona con baja visión no tendrá que llevar su smartphone en la mano ni desviar su atención para seguir las indicaciones de la app, por lo que tampoco sería necesario pedir ayuda a otras personas, además de que podrá enfocar sus demás sentidos en el entorno que le rodea, lo que hará que su caminata sea más segura y le genere menos estrés. 

La idea de Ashirase –nombre que proviene de las palabras japonesas “ashi”, que significa “pie”, y “shirase”, que significa “notificación”– no es sustituir otras herramientas, como los bastones, pero el dispositivo está diseñado para complementarlas y hacer que la experiencia sea más fácil y segura. 

Fotografía de un pie realizado en fibra de vidrio color blanco. El pie tiene colocado el sensor que emite señales para guiar a quien lo use. Es una caja pequeña rectangular, de unos 2 o 3 centímetros, que se adapta con una especie de liga color amarillo huevo, que rodea al pie y permite que el usuario reciba señales que indican si debe caminar el línea recta, subir, bajar o dar la vuelta a la izquierda o derecha, de manera que pueda hacerlo en forma segura e independiente.
Así luce el sensor adaptado para colocar en el calzado de quien lo use.

Chino trabajó antes en el área de Investigación y desarrollo de conducción automatizada de Honda Motor Company, compañía de la que obtuvo apoyo mediante un programa de creación de empresas llamado “Ignition”. 

Además, su experiencia en Honda hizo que encontrara esta nueva funcionalidad de la tecnología de los censores que suelen usarse para desarrollar vehículos autónomos o la asistencia a los conductores (como la que tienen los coches que advierten cuando hay otro vehículo cerca). 

Se prevé que haya una prueba piloto de la versión beta de este dispositivo a finales de 2021 en la que se permitirá que lo use un grupo de personas durante una semana y así generar suficiente retroalimentación que permita lanzarlo al público en general en octubre de 2022.

*Las notas relacionadas en este texto, que están fuera del sitio  yotambien.mx, no necesariamente contienen un lenguaje inclusivo, o cumplen con criterios de accesibilidad web, compatibles con el uso de tecnologías de apoyo para pcd.  yotambién.mx no es responsable de lo que publican estos sitios de referencia.