Tecnología

Inteligencia artificial al servicio de la audición

Audífonos de inteligencia artificial.

Hay audífonos que, además de permitir escuchar mejor, cuentan con herramientas que los transforman en un asistente personal.

Los audífonos para pérdida auditiva han evolucionado tanto que ya no solo permiten escuchar a los otros y el entorno, gracias a la inteligencia artificial cuentan con muchas más funciones al servicio del bienestar integral. Hay modelos, como el Livio Ai y Livio Edge AI, que monitorean la actividad física y la salud cerebral, y envían alertas por caída del usuario. 

“Los audífonos, hace 20 años, eran muy simples, tenían 15 componentes dentro, los de hoy tienen más de 4 millones, ya no se parecen en nada a los de antes. Ayudan a que los usuarios escuchen mejor, pero ahora también cuentan con sensores que permiten contar sus pasos o detectores de caídas. Sabemos que una parte de la población con pérdida auditiva es propensa a caerse, entonces los audífonos lanzan alertas a los familiares, y eso también salva vidas”,

detalla Joseph García, gerente de capacitación de Starkey para América Latina, empresa fabricante de esa tecnología. 

La inteligencia artificial permite que los audífonos sirvan como un manos libres para realizar llamadas o videollamadas o como un traductor en tiempo real de hasta 27 idiomas. También tienen conectividad con ciertos televisores y con Alexa, y cuentan con 16 memorias para que el usuario guarde con GPS los sitios a visitar. 

Y esta tecnología está por tener una actualización antes de que concluya 2022. 

Escuchar bien, escuchar mejor

Sin embargo, más allá de todas esas funciones, la inteligencia artificial permite escuchar hasta en los lugares más ruidosos, donde resulta un reto tener una conversación fluida. 

“Los audífonos automáticamente detectan el habla y ajustan el audio ambiental, para que uno quede encima y el otro disminuya”, explica Joseph. 

Y debido a la pandemia, se creó el “Modo Mascarilla” para entender las palabras de cualquier persona aun con cubrebocas. 

“Los KN95 filtran el fonema S y otros que son agudos, entonces la inteligencia artificial ayuda a resaltar todos esos sonidos que se pierden. Te puedo decir que, incluso, escucha mejor una persona con estos audífonos a alguien con cubrebocas que cualquiera con audición normal”, asegura el gerente. 

“La voz queda encima del sonido ambiental, pero este no podemos quitarlo por completo, pues hay que estar alerta a ciertas situaciones. Solo le damos más oportunidad de entender el habla”. 

Esto, por su parte, permite al usuario escuchar a su interlocutor sin importar su posición, es decir si está a un lado o incluso detrás de él. Ya que se solía tener que hablar de frente para tener un mejor entendimiento.

“Los audífonos tienen micrófonos direccionales que escuchan alrededor de la cabeza. La tecnología ahora nos permite tener conversaciones sin importar dónde estés”, explica. 

Una mujer con el audífono Livio Ai.

¿Cuánto cuestan los audífonos con inteligencia artificial?

Aunque sí se trata de alta tecnología, Joseph aclara que el impacto económico no es tanto. 

“La calidad del sonido es el mismo, el que se escuche lo mejor posible en cualquier entorno. Lo que hace distintos a los audífonos son las herramientas, como el tener conectividad con los dispositivos móviles o el traductor de idiomas. 

“Todos los audífonos, hasta los más básicos, cuentan con inteligencia artificial, y un par puede costar desde 25 mil pesos, incluyendo el cuidado al paciente y a los aparatos”, comenta.

Audífonos modelo Livio Ai.

Una enfermedad más cercana de lo que se cree

La pérdida auditiva se asocia con causas genéticas o envejecimiento, aunque no siempre es así. También se puede perder el oído por una enfermedad infecciosa o por exposición a un ruido fuerte en cualquier momento.

Y Joseph resulta contundente al decir que, ¡en escasos cinco años!, el 50 por ciento de la población mundial presentará un grado de pérdida de audición. 

¿Por qué? Porque el mundo es ruidoso y porque pocos se preocupan por la salud auditiva. 

“La gente joven no usa protectores auditivos, ya sea en trabajos con alta exposición a ruido, o van a eventos deportivos, al cine y conciertos, escuchan música o ven la televisión en un volúmen muy alto… 

“Hoy estamos expuestos a mucho más ruido que hace 50 años”, concluye. 

La Organización Mundial de la Salud dice que, actualmente, mil 500 millones de personas viven con algún grado de pérdida de audición, pero para 2050 se prevé que haya casi 2 mil 500 millones de personas y al menos 700 millones requerirán rehabilitación. 

Cinco recomendaciones para cuidar el oído:

  1. Evitar estar expuestos a ruidos superiores a 80 decibeles por más de 10 minutos. 
  2. Usar protección auditiva, como los tapones de espuma que se expanden dentro de la oreja, cuando no se pueda evitar los entornos ruidosos.
  3. Hablar con los doctores para que no te receten medicamentos ototóxicos. Un antibiótico para una infección de garganta puede ocasionar pérdida auditiva.
  4. Mantenerse saludables en general. Dormir bien y hacer ejercicio impacta directamente en la calidad de la audición. 
  5. Hacerse una audiometría al año. 

Por Ivett Rangel

*Las notas relacionadas en este texto, que están fuera del sitio  yotambien.mx, no necesariamente contienen un lenguaje inclusivo, o cumplen con criterios de accesibilidad web, compatibles con el uso de tecnologías de apoyo para pcd.  yotambién.mx no es responsable de lo que publican estos sitios de referencia.