NegociosTecnología

Así fue como la Fundación Ronald McDonald aprendió a recaudar fondos usando la tecnología

Grupo de niños, niñas y adolescentes con discapacidad que hacen una seña de corazón con sus manos.

La experiencia adquirida durante la pandemia resultó exitosa y el domingo 27 de noviembre realizará la jornada solidaria anual que recauda fondos destinados a la Fundación y a Aldeas Infantiles SOS México.

Durante los días de confinamiento de la pandemia, la mayoría de las personas tuvieron que apoyarse en la tecnología para modificar actividades que iban desde trabajar o estudiar hasta entretenerse o hacer ejercicio, pero también algunas organizaciones se vieron en la necesidad de buscar nuevas herramientas tecnológicas para poder salir adelante, y un ejemplo de esto fue continuar con las tareas de recaudación de fondos.

En 1997, con el fin de mejorar la salud de niños, niñas y adolescentes del país que estuvieran seriamente enfermos y en condición de pobreza, inició operaciones en México la Fundación Ronald McDonald.

Esta organización se encarga de facilitar hospedaje digno, alimentación y transporte a hospitales de especialidad en diferentes estados de la República, además de apoyar a los padres y madres que les acompañan en todo el viaje de atención médica.

Así, cuenta con cuatro programas: Casas Ronald McDonald, Programa de Nutrición y Embarazo, Programa Rincón de Ronald y las Salas Familiares, mediante los cuales ha apoyado a 126 mil niños, niñas y adolescentes con enfermedades complejas y en situación de pobreza, a través de las casas Ronald McDonald, ubicadas en Ciudad de México, Estado de México y Puebla.

Esta fundación se sostiene a partir de donaciones de empresas y marcas, así como de las aportaciones del público en general que consume productos de los restaurantes McDonald’s o que coopera a través de algunas alcancías localizadas en esos locales comerciales.

“Pero con la pandemia cerraron los restaurantes, así que adiós Cajita Feliz y alcancías, por lo que debimos aprender a tener la flexibilidad en cuanto a procuración de fondos”,

relata Gabriela Gatica, directora ejecutiva de la Fundación Infantil Ronald McDonald en México.

Después de que a finales de febrero de 2020 fueron prevenidos por la oficina global de que era posible que las actividades se cerraran en México debido al Covid-19, los colaboradores de la fundación elaboraron un plan de acción, sin imaginar que en solo un par de semanas lo tendrían que llevar a cabo.

Después de esperar un mes y ver que las actividades no reiniciarían pronto y que obviamente tampoco iban a poder organizar sus tradicionales eventos de recaudación, como un torneo de golf, se dieron a la tarea de buscar nuevas alternativas.

“Fue ahí que surgió una necesidad que no habíamos tenido antes: digitalizar la fundación”, asegura Gatica.

Uno de los primeros retos fue gestionar los recursos de la fundación, por lo que buscaron la implantación de un software de administración de clientes, sistema mejor conocido en el mundo de los negocios como CRM.

Pero primero vieron que las licencias podían costar hasta medio millón de pesos, recurso con el que no contaban.

“Pero cuando estás en este ecosistema, siempre hay alguien que te ayuda cuando ven que no tienes idea, por lo que nos sugirieron aplicar a un plan de la empresa Salesforce, quienes finalmente nos donaron las licencias”, relata Gatica.

El poder del streaming

En las Casas Ronald McDonald se recibe a familiares de niños, niñas y adolescentes que deben viajar desde sus lugares de destino para recibir atención médica, brindándoles alojamiento y alimentación de manera gratuita.

Durante la pandemia, esas casas no cerraron, y aunque no recibían a nuevas personas, sí mantuvieron a las que ya se encontraban ahí, por lo que el siguiente reto de la fundación era recaudar fondos para seguir manteniéndolas en funcionamiento.

Así, buscaron dónde estaban las mejores prácticas para poder empezar la recaudación de manera digital y remota. “Identificamos quiénes eran los mejores en la región y encontramos que Brasil y Argentina ya tenían tres o cuatro años haciéndolo, por lo que tropicalizamos las campañas”, indica Gatica.

De esta manera, encontraron que los streamings eran una buena opción y empezaron a organizar eventos de recaudación gracias al apoyo de empresas y marcas aliadas, además de personas y organizaciones que donaban productos y su tiempo. 

“Primero organizamos una cata de vinos en línea en la que teníamos 50 personas. Pensé que eso no iba a jalar, ¡pero sí jaló! Cobramos 500 pesos por persona y nos donaron el streaming”,

destaca.

Así, evolucionaron hasta tener eventos de 700 personas conectadas, como en la cena de gala a finales de 2020.

“Migrar a eventos de procuración de fondos en línea fue toda una experiencia”, recalca.

Una actividad que realiza la fundación es el tratamiento con perros, con el que incluso han logrado que niños en sillas de ruedas puedan caminar, afirma Gatica. A raíz de eso, en la pandemia se les ocurrió organizar varios webinars sobre temáticas relacionadas con perros, y también fueron un éxito. 

“¡Cuándo me iba a imaginar que íbamos a sacar dinero de eso!”, apunta.

Apoyo en los hogares

También empezaron a armar grupos de WhatsApp con las familias, en donde también detectaron cosas como que algunas mamás dejaban de ser activas conforme avanzaban los meses.

“A raíz de eso, empezamos a ver que los niveles de agresión en las casas empezaron a subir, por lo que los viernes de cada dos semanas organizamos tardes de café con pláticas en línea sobre cómo prevenir esas situaciones”, menciona Gatica.

“Las mamás se conectaban a pesar de que en una hora se comía sus datos de toda la semana, pero todo con el fin de encontrar los lugares seguros”.

También organizaron clases de regularización en línea para los menores y hasta clases de galletas, todo en línea.

Para seguir ayudando

Gatica dice que, afortunadamente, durante la pandemia mantuvieron las aportaciones de los donadores recurrentes. “Un 60 por ciento de ellos las mantuvo al 100 por ciento”, subraya.

Y ahora mantienen algunas de las cosas que aprendieron durante la pandemia, como seguir con las redes de apoyo de manera virtual y continuar con el fondeo a través de campañas en redes sociales.

El próximo domingo 27 de noviembre, se llevará a cabo la jornada solidaria anual que recauda fondos destinados a la Fundación Infantil Ronald McDonald México y a Aldeas Infantiles SOS México. 

Así, todas las ganancias de las Big Mac que compren los clientes de McDonald’s en esa fecha –en la que se conmemorará “el Gran Día”– serán donadas a ambas instituciones. 

“Para la edición 2022 de Gran Día, McDonald´s  invitó al piloto mexicano de Fórmula 1, Sergio ‘Checo’ Pérez, a sumar esfuerzos y conseguir un apoyo mayor para niñas, niños y jóvenes beneficiados por las dos organizaciones de la sociedad civil que participan de esta campaña solidaria”, informó la fundación.

Por Carlos Tomasini

*Las notas relacionadas en este texto, que están fuera del sitio  yotambien.mx, no necesariamente contienen un lenguaje inclusivo, o cumplen con criterios de accesibilidad web, compatibles con el uso de tecnologías de apoyo para pcd.  yotambién.mx no es responsable de lo que publican estos sitios de referencia.