ActualidadTestimonios

“Dios me bendijo con la polio”

Cipriano Santos se contagió por una vacuna importada en 1958 donde
la cepa del virus estaba activada.

Las secuelas le provocaron una discapacidad motriz y siente que su destino hubiera sido mucho menos afortunado de no haber adquirido la enfermedad.

Pasó toda su vida laboral en EU y hoy está de regreso como profesor distinguido en machine learning en el TEC.

Ver más