El lastre mental que deja el Covid-19: problemas psiquiátricos al alza

Una reciente investigación de la Universidad de Oxford encontró que la infección por Covid-19 está relacionada con la aparición de algunos padecimientos psiquiátricos que permanecen al alza hasta dos años después del diagnóstico, de acuerdo con El País.

Aunque los brotes psicóticos, la demencia, la niebla mental o la epilepsia estarían relacionados con la infección, su aparición es poco probable, de acuerdo con Paul Harrison, profesor de la Universidad de Oxford y autor principal del estudio.

“Creo que la peor relación de probabilidades es de dos o tres: algunas cosas van a ser dos o tres veces más comunes después de hacer frente a la Covid que a otras infecciones (respiratorias). Pero aquellas cosas que son relativamente más comunes también tienden a ser cosas raras”, dijo en un encuentro con medios de comunicación.

El estudio tomó en cuenta información clínica en bases de datos de 1.28 millones de personas con Covid-19, mayoritariamente de Estados Unidos, aunque también de España, Australia, Bulgaria y Malasia, entre otros países; luego, los datos fueron cruzados con un grupo formado por otros tantos participantes con otras infecciones respiratorias.

El estudio arrojó que trastornos como ansiedad o depresión desaparecen antes de dos meses.

“Lo que eso significa es que dos años después de la infección, la cantidad de personas con Covid que tenían un diagnóstico de depresión o un trastorno de ansiedad era la misma que la de las personas que tenían otra infección del tracto respiratorio. Y eso es muy tranquilizador”, dijo Max Taquet, investigador en psiquiatría del Instituto Nacional para la Investigación de la Salud y coautor del estudio.

Sobre la niebla mental, la demencia, los trastornos psicóticos, la epilepsia y las convulsiones, su presencia seguía aumentando hasta dos años después del diagnóstico. 

“Desde los horizontes de riesgo, si no se ha diagnosticado ningún trastorno de ansiedad dentro de los dos meses posteriores al diagnóstico de Covid, a partir de ese momento, el paciente puede estar seguro de que su riesgo ya no es mayor que después de otra infección respiratoria. Si un paciente había desarrollado un accidente cerebrovascular isquémico dentro de los dos meses posteriores al diagnóstico de Covid, es plausible que el diagnóstico de Covid haya contribuido (ya sea directa o indirectamente) a su aparición, pero más allá de los dos meses, se deben considerar activamente otras causas”, abunda el estudio.

Aunque ello no significa que los trastornos vayan a aparecer de manera crónica, sino que se trata de episodios ocurridos en un momento concreto.

En cuanto a las afectaciones por edades, los investigadores encontraron que la aparición de padecimientos psiquiátricos es diferente de entre adultos mayores y entre niñas y niños.

“Por un lado, los adultos menores de 64 años tenían más riesgo de niebla mental o dolencias musculares en comparación con aquellos de su mismo rango de edad que sufrieron otras infecciones respiratorias. En cuanto a los niños, si bien el riesgo de diagnósticos neuropsiquiátricos era más bajo que en adultos, tenían más posibilidades de sufrir un trastorno psicótico o convulsiones en los dos años posteriores a la detección de la COVID”, asegura el reporte.

Aunque, de nuevo, la incidencia es “ínfima”, “de 0.18 por ciento tras dos años de la Covid frente al 0.063 por ciento en el grupo control con otras infecciones respiratorias”.

Ana Rodríguez, neuróloga del Hospital del Mar de Barcelona, dijo que los resultados del estudio deben ser tomados con prudencia.

“Una limitación (del estudio) es que se basan en historiales electrónicos de salud y la información puede ser más sesgada. Por ejemplo, con el deterioro cognitivo, los casos de demencia: la duda es si esa persona ya tenía un deterioro cognitivo incipiente de antes. Que una persona no esté diagnosticada no quiere decir que no esté enfermo”.

La neuróloga agregó que “no se puede decir que esté relacionado bien con la COVID (…) es una asociación, no una consecuencia. Los propios autores dicen que se deberían hacer más estudios”.

Por Redacción Yo También

Lo último

Cómo crear un metaverso inclusivo

La tecnología hace posible la accesibilidad y la inclusión de las personas con discapacidad, lo que resulta positivo para evitar que crezca la brecha digital.

Hora silenciosa, la lucha por las personas con hipersensibilidad sensorial

La Defensoría Pública promueve que cadenas de supermercados pongan en práctica una hora silenciosa que permita a personas con autismo o déficit de atención acudir de compras sin ponerse en riesgo.

Aumentan los casos de lepra en el mundo, una enfermedad que puede causar ceguera

Expertos advierten que en algunos países la enfermedad no solo no está controlada, sino que carecen de registros que permitan saber cuál es la situación que enfrentan.

Conoce la caja de herramientas para la inclusión en cultura

El British Council México lidera este proyecto que busca crear un sector cultural más inclusivo, diverso y accesible para las personas con discapacidad.

Newsletter

Al suscribirte aceptas nuestros Términos y condiciones

Te puede interesar

Muere Polo Polo tras años de desarrollar demencia vascular

El popular comediante mexicano tenía 78 años y desde hace años se alejó de los escenarios, tras el diagnóstico de la condición que desarrolló.

Elsa Pataky: cómo apoyó a su esposo Chris Hemsworth con su miedo al alzhéimer

La actriz española de Rápido y Furioso tiene un amoroso y conmovedor gesto para hacer que su esposo enfrente el temor que le ocasionó saber su predisposición a esa demencia.

Un corte de caja para Vianney

A los 37 años sufrió un infarto cerebral, pero su amor a la vida y sus ángeles lograron superarlo, aunque no del todo… Aquí la historia de Vianney Cárdenas.

Un perro robot que orienta a sus usuarios con demencia o alzhéimer

En España, un equipo de científicos desarrolló un perro robot que sabe diferenciar a un objeto de una persona, puede orientar a alguien de un lugar a otro y comunicar información mediante voz.

Desarrollan en México un sistema para detectar Covid-19 a través del sonido

Intel en México creó un protocolo para analizar el sonido de la tos inspirado en un estudio británico en el que se utilizó una base de datos auditiva.