Salud

Mindfulness, meditación para papás y mamás de hijos con discapacidad

Mujer joven meditando en la sala de su hogar.

A través de técnicas que incluyen la respiración consciente se logra reducir la tensión que aqueja a quienes tienen a su cuidado a personas con discapacidad.

Cuidar a un hijo o hija con discapacidad implica para padres y madres adaptarse a los cambios y complicaciones que supone esta condición; cuando además hay que dedicarse al trabajo, a las tareas de casa, a la vida en pareja y con el resto de la familia, pueden presentarse situaciones cotidianas de estrés e incluso ansiedad.

De ahí que sea importante que las familias de niñas y niños con discapacidad tengan las herramientas para afrontar los cambios de la manera más resiliente y adaptativa posible, explica el sitio español 20 minutos.

“Para ello, es importante llegar a un punto de equilibrio y relajación y aprender a centrarse en el presente, objetivos principales del mindfulness”, abundó el portal.

El mindfulness es una técnica de relajación que se basa en poner atención al presente de forma consciente, una práctica que tiene más de tres mil 500 años en algunos países de Asia dentro del budismo.

“Muchos de los padres de niños con discapacidad, además, se descuidan o no tienen tiempo para sí mismos y, si no se cuidan, al final se desbordan. Es importante parar a tiempo para que no derive en un futuro en problemas psicológicos o que repercuta en la familia”,

dijo Guadalupe Ríos, terapeuta especializada en neuropsicología y mindfulness.

Las técnicas de meditación que acompañan la práctica ayudan a que las personas -en este caso familiares de niñas y niños con discapacidad- vivan en el presente.

“Los padres de estos niños tienen mucha incertidumbre con qué pasará con sus hijos, si tendrán un trabajo o serán independientes. Todo es una incógnita, porque nadie puede saber el futuro y pensar siempre en ello o estar anclado al pasado te limita el presente y te crea ansiedad y frustración”, añadió la especialista.

Otros beneficios del mindfulness son la mejora de la memoria, la percepción y la atención; disminución de ansiedad y estrés; relajación y mejora de la calidad de sueño; disminución de pensamientos negativos y repetitivos que se enfocan en el pasado; incremento de habilidades sociales; mejora de la autoexpresión y regulación de las emociones; mayor conciencia para vivir en el presente y mejora de la autoestima, ennumera el texto.

Respirar y meditar, las claves 

Las dos técnicas principales para tener un estado de bienestar y calma son la respiración y la meditación.

Un ejemplo es la respiración cuadrada, que se basa en ciclos de cuatro pasos -inhalar, sostener la respiración, exhalar y sostener nuevamente la respiración- de cuatro segundos cada uno.

En el caso de la meditación guiada, otra técnica, una persona da indicaciones que dirigen a la meditación por un espacio de entre 15 y 30 segundos.

Las meditaciones, dijo Ríos, son un ejercicio que implica dedicar tiempo para sí mismo, centrarse en el presente y ver la vida desde una perspectiva distinta.

“… Los problemas son menos problemas porque al final problemas en tu vida vas a tener constantemente, la vida es un continuo cambio, pero si te centras en el aquí y el ahora, en la aceptación de lo que tienes, se reduce la ansiedad, te quiere más y tienes mejor rendimiento en el trabajo y, en definitiva, mejor calidad de vida”,

observó la terapeuta.

También dijo que lograr un estado pleno de concentración no es fácil y que se requiere práctica antes de conseguir la relajación, incluso cuando ya se tiene experiencia.

Por Redacción Yo También

*Las notas relacionadas en este texto, que están fuera del sitio  yotambien.mx, no necesariamente contienen un lenguaje inclusivo, o cumplen con criterios de accesibilidad web, compatibles con el uso de tecnologías de apoyo para pcd.  yotambién.mx no es responsable de lo que publican estos sitios de referencia.