Salud

El misterio de la demencia menguante: la proporción de personas mayores afectadas cae hasta un 30% en 15 años

Adulta mayo con un ligera sonrisa.

Las principales hipótesis apuntan a que en los países ricos ha aumentado el nivel educativo y hay más atención a la salud cardiovascular; sin embargo, el número de personas con demencia crece porque hay más personas adultas mayores.

Que el riesgo de sufrir demencia se incrementa con la edad es un hecho; sin embargo, cada vez más estudios confirman que la incidencia de alzhéimer y de otros trastornos similares está disminuyendo en los países ricos.

En solamente 15 años, la proporción de personas mayores con demencia ha caído un 30 por ciento, de acuerdo con una investigación reciente, informó el diario El País.

“Las razones para este desplome no están claras, pero los autores apuntan principalmente al mayor nivel educativo de los ciudadanos. Otros estudios previos han sugerido que las personas analfabetas tienen el triple de riesgo de desarrollar una demencia”,

abunda el medio español.

Sin que hasta la fecha haya ningún tratamiento eficaz para la demencia, los resultados de la investigación mostraron que en el año 2000 la proporción de participantes con demencia fue de 12.2 por ciento y que para el 2016 el porcentaje había bajado al 8.5 por ciento. Un decremento que fue considerado como “buenas noticias” por Peter Hudomiet, uno de los economistas que participó en la investigación hecha a más de 21 mil personas mayores de 65 años en Estados Unidos.

“El fenómeno se repite por todas partes en los países ricos. Hace una década, el equipo de la epidemióloga holandesa Monique Breteler detectó una sorprendente caída de la incidencia en Países Bajos entre 1990 y 2005”, añade la nota.

Hace dos años, una comisión de la revista The Lancet calculó que si se modifica la falta de educación, la hipertensión, la discapacidad auditiva, el tabaquismo, la obesidad, la depresión, la inactividad física, la diabetes, el aislamiento social, el consumo excesivo de alcohol, los golpes en la cabeza y la contaminación atmosférica -todos factores de riesgo-, se puede evitar o retrasar el 40 por ciento de las demencias.

El trabajo, publicado en la revista PNAS, señala de manera directa el efecto de la educación.

“Las mujeres con estudios superiores pasaron del 12 por ciento en el año 2000 al 23 por ciento en 2016, mientras que ese porcentaje en los hombres aumentó del 21 por ciento a casi el 34 por ciento. Ejercitar el cerebro previene la demencia”,

afirma el reporte.

La investigación de Hudomiet afirma que el descenso ha sido del 30 por ciento en los últimos 15 años en la prevalencia de demencia. El análisis incluye además, el efecto de cuatro factores de riesgo: hipertensión, diabetes, problemas cardíacos y accidentes cerebrovasculares.

“La población cada vez tiene un mayor nivel educativo y han mejorado los tratamientos de los factores de riesgo cardiovascular, como la hipertensión”, dijo Hudomiet.A pesar de ello, resalta el medio, el alzhéimer y otras demencias siguen siendo preocupantes, pues debido al envejecimiento poblacional, aunque el porcentaje de personas afectadas disminuya, el número absoluto aumenta.

Por Redacción Yo También

*Las notas relacionadas en este texto, que están fuera del sitio  yotambien.mx, no necesariamente contienen un lenguaje inclusivo, o cumplen con criterios de accesibilidad web, compatibles con el uso de tecnologías de apoyo para pcd.  yotambién.mx no es responsable de lo que publican estos sitios de referencia.