Salud

Cantar aumenta la memoria auditiva en los menores

Niña cantando

Una actividad que parece tan simple y que es cotidiana en los hogares es recomendada para niñas y niños con algún tipo de discapacidad auditiva.

De forma cotidiana, en la mayoría de los hogares donde hay bebés y niñas y niños pequeños suelen entonarse canciones, algunas creadas en el momento y otras que van pasando de generación en generación. Esta sencilla y divertida actividad es un método efectivo para estimular la memoria auditiva.

La empresa MED-EL, líder en soluciones médicas auditivas, asegura que aprender canciones fomenta la memoria auditiva, sobre todo en niñas o niños que recién han adquirido un implante coclear y se encuentran en proceso de rehabilitación.

De acuerdo con la Secretaría de Salud, en México el 2 por ciento de los menores tienen discapacidad auditiva. Ante esta situación, los expertos recomiendan diversas actividades para mejorar su calidad de vida.

A través del canto, las y los niños con discapacidad auditiva encuentran más sencillo aprender el lenguaje más que con cualquier otro método, además de que se estimula la capacidad para recordar y secuenciar información.

¿Cómo ponerlo en práctica?

Especialistas de la empresa, citados por el diario El Sol de León, explican que solo hay que cantar utilizando palabras, agregar las acciones asociadas (como la araña trepando o la lluvia cayendo) o cantar las palabras y aplaudir al compás.

El volumen, el ritmo y las voces del canto deben coincidir con la historia de la canción, por ejemplo; cantar más suave cuando es sobre un ratón, cantar partes de voz masculina con voz más grave o la velocidad de la acción que se canta.

También se puede interpretar la primera parte del verso o línea y alentar a las niñas y niños a que sean ellos quienes las concluyan. Puede ser que les tome un tiempo aprender qué es lo que se espera que haga. Se puede poner el ejemplo pidiendo a un hermano o compañero que termine la frase primero y que sean canciones conocidas para el niño.

Además, hay terapias musicales basadas en la reeducación del oído que promueven la motivación interna para escuchar, corregir el control audio-vocal y afinar el circuito entre el oído y la voz, el cual es muy importante para tener un control propio del habla. 

Una de estas terapias es la conocida como método Tomatis y consiste en escuchar composiciones de Mozart filtradas a ciertas frecuencias altas, cantos gregorianos y la voz materna tal y como se escucha desde el útero.

¿Con qué frecuencia hay que hacerlo?

Esta estrategia puede ser utilizada todos los días, las canciones y las rimas benefician a los menores de diferentes edades. Las capacidades de escucha mejoran con canciones, incluso antes de que comiencen a hablar.

Por Redacción Yo También

*Las notas relacionadas en este texto, que están fuera del sitio  yotambien.mx, no necesariamente contienen un lenguaje inclusivo, o cumplen con criterios de accesibilidad web, compatibles con el uso de tecnologías de apoyo para pcd.  yotambién.mx no es responsable de lo que publican estos sitios de referencia.