Fotografía de Alejandro Pacheco, un hombre de mediana edad y tez latina, que lleva puesta una gorra color negro, lentes sobre su rostro, sonríe mientras señala y dirige la mirada hacia un libro que sostiene con su mano izquierda.
Pequeñas Victorias

Encuentra luz en la oscuridad

Tras perder la vista a los 19 años, Alejandro Pacheco se convirtió en deportista paralímpico con reconocimiento internacional. Su historia de vida fue elegida para la campaña ‘Dream Team’, que encabeza el astro del futbol Lionel Messi

Por Karina González Fauerman                 

Tenía 19 años cuando una sobredosis ocasionada por el consumo de drogas le generó una ruptura en el nervio óptico de ambos ojos y le dañó la vista para siempre. A pesar del dolor que esto le ocasionó, Alejandro Pacheco supo canalizar la experiencia en la dirección correcta y se convirtió en un deportista paralímpico.

“Me di cuenta de los errores que había cometido en cuanto a la drogadicción, pero también significó renacer. Aprendí el valor de la empatía, a ponerme en el lugar de las personas con discapacidad; me convertí en alguien más comprensivo y sensible a estas causas”, explica.

Al principio, Alejandro se adaptó a su nueva realidad y comenzó a adecuar su estilo de vida al de una persona con discapacidad. Ingresó a la Escuela Nacional para Ciegos, donde cursó la secundaria y aprendió el sistema braille, el uso del bastón y a cómo enfrentarse al entorno como una persona ciega. En este proceso de rehabilitación, conoció a la maestra María Rosa Montalvo Sánchez, quien lo invitó a su equipo de atletismo para personas con ceguera. De practicar este deporte tres veces por semana, lo convirtió en algo más serio y comenzó a hacerlo dos veces al día.

Recuerda que durante los primeros años de su carrera no contaba con ningún apoyo económico de las autoridades ni de la Comisión Nacional de Deporte (CONADE), razón por la que, a la par de acudir a la escuela y entrenar, trabajó como vagonero en el Metro de la Ciudad de México mientras cantaba para solventar sus gastos.

Después de cuatro meses de entrenamiento, Alejandro participó en el Campeonato Nacional de Atletismo y Débiles Visuales y ganó todas las pruebas de su categoría y clasificación. A partir de ahí, se dedicó más seriamente con el fin de ingresar a la categoría de alto rendimiento hasta que sus marcas fueron las adecuadas para inscribirse en la primera competencia internacional en Sao Paulo, Brasil.

“Gané el primer lugar y un tercer lugar en 800 m y 1500 m, respectivamente. Mi segunda competencia de Nivel Alto fue en el Selectivo rumbo a los Juegos Parapanamericanos (2014) en  los cuales obtuve también mi clasificación en la prueba de mil 500 m. Con la marca registrada me colocaría en tercer lugar de América y tercer lugar del mundo: esto me ubicó dentro de la Federación Mexicana de Deportes para Ciegos y Débiles Visuales, A.C como seleccionado para representar a México en el Mundial de Ciegos en Corea, Seúl 2015”, subraya el deportista, quien actualmente tiene 30 años y practica desde hace ocho el deporte adaptado.

Gracias a su constancia actualmente es el tercer mejor corredor en los mil 500 metros planos y el cuarto más destacado en los 5 mil metros, ambos a nivel Latinoamérica. De acuerdo con el ranking Word Para Atletics 2018, es el octavo lugar a nivel mundial en la categoría de hombres en los mil 500 metros planos. También es ganador de la medalla de bronce en la prueba de mil 500 metros en la categoría T11 (ciegos y débiles visuales), en los Juegos Parapanamericanos Lima 2019.

“Como muchas personas podrían pensar, la discapacidad no ha sido un impedimento para desarrollarme, al contrario, en vez de hacerme una persona vulnerable o débil, me hizo más fuerte, pues mi esfuerzo me ha brindado logros y satisfacciones como tener la oportunidad de representar a mi país en competencias internacionales”. 

Fotografía de Alejandro Pacheco, un hombre de mediana edad y tez latina de pie, que lleva puesta una gorra color negro, lentes sobre su rostro, sonríe mientras sostiene un bastón en la mano izquierda.
Alejandro Pacheco.

Ejemplo que inspira

La historia de vida de Alejandro fue elegida en el marco del lanzamiento de la campaña ‘Dream Teamque la firma OrCam, líder en plataformas de inteligencia artificial personal, lanzó el año pasado en colaboración con el futbolista Lionel Messi. El objetivo fue obsequiar el dispositivo OrCam MyEye 2 a aquellas personas con ceguera o discapacidad visual con experiencias inspiradoras en diferentes países.

“Es un dispositivo muy fácil y práctico de usar, no requiere de conexión a internet para leer documentos impresos o digitales. Esto me hace sentir más seguro e independiente, pues no necesito de un tercero para leer, identificar un rostro o reconocer etiquetas de productos, colores y dinero.

“También me facilita la convivencia con mi hijo, pues a través de la detección de rostros puedo saber que está frente a mí; de igual manera él se involucra con el dispositivo y genera conciencia hacia la discapacidad desde su corta edad”, apunta Alejandro y comparte que antes de este dispositivo utilizaba el sistema JAWS (Job Access With Speech) que es un software lector de pantalla, la bocina y el lector de voz del celular, así como aplicaciones (‘Lazarillo’, entre ellas) y escáneres en algunas bibliotecas.

Actualmente, Alejandro trabaja en Texcoco con un grupo de personas con discapacidad que se llama Garra Azteca, integrado por 25 atletas y guías y, próximamente, incluirá a masoterapeutas. Su objetivo es que se convierta en sociedad civil, de tal manera que apoye a la gente deportista con discapacidad. Asimismo, colabora con la Red Nacional de Ciegos para inculcarles a los niños la pasión por el deporte convencional y adaptado.

A alguien que recientemente perdió la vista,  Alejandro le diría que no tenga miedo, ya que para apreciar la luz se necesita la oscuridad. 

“Todos los seres humanos tenemos un objetivo. Poseemos la bondad de adaptarnos a cualquier circunstancia y entorno, solo debemos ser más comprensivos, pacientes y ver a la discapacidad como una virtud, no como un defecto”, aseguró.

De bote pronto

Alejandro Pacheco comparte con Yo También diferentes aspectos de su vida:

  • Su mayor sueño: participar y ganar en los Juegos Olímpicos y abrir paso al deporte adaptado en México.
  • Su lema: “Lo que siembras cosechas”. Es importante sembrar respeto, humildad, disciplina y honestidad. 
  • Su mayor inspiración: su hijo Fabricio, quien le da ánimo para seguir adelante; le gustaría que lo recuerde como una persona sana y deportista.
  • Sus proyectos actuales: además del semillero de atletas, entrena para correr la prueba de mil 500 y 5 mil metros en los próximos Juegos Paralímpicos (tentativamente del 24 de agosto al 5 de septiembre). De igual manera, entrena para participar en el maratón de la Ciudad de México este 2021. 

Discriminación en el transporte público 

Hace un par de años, Alejandro fue golpeado en el Metro de la Ciudad de México, pero cuando presentó la denuncia correspondiente, las autoridades mostraron falta de sensibilidad, incluso en el Ministerio Público no le permitieron declarar por ser una persona ciega.

Recientemente, en el mismo sistema público fue golpeado y despojado de sus pertenencias. Refiere que de nueva cuenta, los policías y los funcionarios de gobierno no saben cómo tratar a una persona con discapacidad.

*Las notas relacionadas en este texto, que están fuera del sitio yotambien.mx, no necesariamente contienen un lenguaje inclusivo, o cumplen con criterios de accesibilidad web, compatibles con el uso de tecnologías de apoyo para pcd. yotambién.mx no es responsable de lo que publican estos sitios de referencia