EditorialOpinión

Teletón, Televisa y la 4T

Bárbara Anderson

Más lazos con el gobierno: ahora habrá médicos cubanos en los CRIT.

Por Bárbara Anderson

“Ni con todos los Teletones del mundo podría Televisa compensar el grave daño causado al pueblo de México como parte de la mafia del poder” (Twitt de @lopezobrador_  el 9 de diciembre de 2014)

“Se asumió que con el simple hecho de hablar de personas con capacidades diferentes y construir ‘teletones’ por todos lados se resolvería el problema, y la evidencia muestra que no es así, y que el Estado no puede renunciar a su responsabilidad de cumplir con los derechos humanos de todos, con especial énfasis y rapidez, a favor de quienes viven en mayores condiciones de desventaja y marginación”. (Respuesta del candidato a presidente Andrés Manuel López Obrador a un cuestionario pre-electoral que Yo también AC publicado en Milenio Diario, 3 de mayo de 2018)

“Agradecemos mucho a Fernando Landeros, que es el presidente de la Fundación Teletón, hicimos esto también por tratarse de Fernando, que es un ciudadano ejemplar, una gente honesta, sensible y agradecemos a todo el patronato de Teletón que nos acompaña aquí. Son bienvenidos Emilio (Azcárraga, presidente de Televisa) y todos los que nos están acompañando” (discurso del Presidente Andrés Manuel López Obrador tras la firma de la alianza con Teletón en Palacio Nacional, 12 de agosto de 2021)

Sin dudas algo cambió en la relación de Andrés Manuel López Obrador en los últimos años con varios grupos de poder y organizaciones. Televisa dejó de ser parte de la “mafia del poder” y Teletón dejó de ser una organización a la que no había que apoyar sino más bien invertir en infraestructura pública para apoyar a las personas con discapacidad.

Durante mucho tiempo Fernando Landeros luchó por separar su fundación y su causa de Televisa. Si bien el Patronato de su organización lo preside Emilio Azcárraga (mayor accionista de la empresa) y lo secundan los directivos de los mayores medios de comunicación del país, él sabía que estar cerca de la televisora le quitaba transparencia e independencia. Tenía que explicar personalmente o vía campañas de publicidad antes de sus jornadas de recaudación que no eran la fundación donde Televisa evadía impuestos, que no eran su principal fuente de ingresos. 

Hizo jornadas de puertas abiertas para que las personas con desconfianza hacia la institución conocieran lo que ocurría dentro de sus espectaculares instalaciones. 

En las dos evaluaciones que hizo el Consejo sobre los derechos de las personas con discapacidad (pcd) de la ONU -2018 y 2022- se recomienda por parte de quienes siguen la implementación de la Convención por derechos de las pcd en nuestro país que “las campañas de Teletón aún refuerzan la visión de las personas con discapacidad como destinatarios de la caridad de la sociedad”. 

Pero, lejos de buscar terminar de exorcizar la vinculación directa con Televisa, Teletón aprovechó los nuevos aires en Palacio Nacional y consiguió ser la única fundación en el país en firmar un contrato de prestación de servicios con el gobierno federal. No es poca cosa: 800 millones de pesos para atender a 20 mil niños con alguna discapacidad motriz. 

Y aclaró el Presidente que sería la única institución con la que hacía esta excepción. 

Hace dos meses Landeros y Azcárraga visitaron al Presidente y tras la foto de ocasión, el fundador del Teletón afirmó que aún faltan una tercera parte de las becas por entregar. 

La relación que siempre trató Teletón de separar hoy es más muégano que nunca, tanto que el propio Presidente AMLO lo cita en sus discursos, lo “invita” a poner nuevos centros de rehabilitación en destinos que él considera que lo necesitan (como Guerrero y Sinaloa) y hasta le colocará en sus 24 CRIT a algunos de los 500 médicos cubanos que tanta polémica han generado. Me imagino el sentimiento que tendrán las decenas de profesionales que la Fundación Teletón despidió entre 2018 y 2021 en su plan de austeridad propio al ver como iban perdiendo ingresos (sobre todo apoyos estatales) lo que puso incluso en duda la viabilidad de la organización. 

Conocí personalmente a muchos de ellos: terapeutas físicos, psicólogos, fisiatras y especialistas en comunicación. Todos tuvieron que buscar pacientes particulares porque Teletón no podía mantener su plantilla formada allí mismo desde hacía 20 años. 

Ahora Fernando Landeros tiene otras ‘T’ en sus espaldas: la de Televisa (que nunca pudo realmente separar) y la de la 4T, un gobierno que les vino “como anillo al dedo”.

*Las notas relacionadas en este texto, que están fuera del sitio  yotambien.mx, no necesariamente contienen un lenguaje inclusivo, o cumplen con criterios de accesibilidad web, compatibles con el uso de tecnologías de apoyo para pcd.  yotambién.mx no es responsable de lo que publican estos sitios de referencia.