Opinión

Debemos romper con los tabúes

Roxana Pacheco Martínez

Estaremos en el XII Congreso Nacional de Educación Sexual y Sexología FEMESS, que será del 27 al 29 de octubre en Mérida, Yucatán. Porque “no puede haber inclusión social, sin inclusión sexual

Estoy muy emocionada porque un grupo de personas con discapacidad y aliades nos estamos coordinando para participar como ponentes en este evento, cuyo tema es “Educación Integral de la Sexualidad: Derecho Humano y Constitucional”.

Para nosotres es una gran oportunidad de concientizar a los profesionales de la salud y la educación acerca de la importancia de aprender sobre cada condición de discapacidad y sus implicaciones en cuanto al ejercicio de los derechos sexuales y reproductivos, a fin de que se preparen para ofrecernos educación sexual de calidad y atención digna.

Somos el grupo en situación de vulnerabilidad más numeroso y heterogéneo que existe. Lo que nos agrupa no son las similitudes, sino nuestras diferencias con los demás, las barreras y la discriminación que vivimos, circunstancias ajenas a nosotres.

Nuestro colectivo es el que menos educación sexual recibe debido a que hay poquísimos expertos en el tema, aunado a los paradigmas y mitos que nos hacen ver como angelitos, enfermos o seres asexuados, así como el aislamiento y la segregación, lo que termina por excluirnos de las políticas públicas en materia de salud sexual y reproductiva.

Cada condición de discapacidad tiene sus propios desafíos, enfrenta barreras específicas y requiere de espacios y comunicaciones accesibles, ajustes razonables, ayudas técnicas y sistemas de apoyo diferenciados, por lo que es importantísimo que los profesionales de la salud, la educación, el derecho y el diseño, se preparen para garantizarnos el ejercicio y goce de estos derechos humanos fundamentales. Aquí las buenas intenciones sin preparación no bastan.

La educación inclusiva en materia de sexualidad, donde se enseña lo mismo a todes, no aplica. Cada grupo requiere información específica, accesible y comprensible de acuerdo con sus necesidades, retos e interseccionalidades. No es lo mismo impartir educación sexual a una persona sorda, que a una persona con lesión medular o con síndrome de Down. Es por ello que nos emociona participar. Será todo un reto motivarles para que decidan profundizar y especializarse en nuestros temas.

Los ejes que se abordarán a través de simposios, conferencias, talleres, presentación de carteles y libros, así como trabajos libres, serán:

  1. Educación de la sexualidad.
  2. Salud sexual.
  3. Psicoterapia y sexualidad.
  4. Sexualidad, cultura e ideología.
  5. Investigación científica de la sexualidad.
  6. Políticas y sexualidad.

Debemos romper con los tabúes que nos oprimen; derribar, antes que nada, las barreras culturales haciéndonos presentes en todos los espacios, ofreciendo información y compartiendo nuestras vivencias. Expongámonos como seres sexuados, deseosos y deseables, capaces de ofrecer experiencias eróticas de calidad y de formar familias.

Combatamos el maltrato que recibimos cuando visitamos los consultorios médicos en busca de métodos anticonceptivos y atención ginecológica durante el embarazo y parto, exigiendo nuestros derechos y denunciando la violencia obstétrica.

Protejamos a las personas con discapacidad de los abusos sexuales, los embarazos no deseados y la esterilización forzada, promoviendo la educación sexual desde edades tempranas. Impulsemos la investigación científica y las políticas públicas en materia de sexualidad para asegurarnos una vida plena, como cualquier ser humano.

Como dice mi amiga Elizabeth Patricia Pérez, activista, psicoterapeuta y sexóloga ciega: “No puede haber inclusión social, sin inclusión sexual”.

Les dejo más información sobre el congreso en el siguiente enlace y les invito a participar como ponentes o asistentes: www.congresofemess.org

Si se animan y pertenecen al colectivo de personas con discapacidad o son aliades, contáctenme para integrarles a nuestro equipo.

¡Allá nos vemos!

Por Roxana Pacheco Martínez

*Las notas relacionadas en este texto, que están fuera del sitio  yotambien.mx, no necesariamente contienen un lenguaje inclusivo, o cumplen con criterios de accesibilidad web, compatibles con el uso de tecnologías de apoyo para pcd.  yotambién.mx no es responsable de lo que publican estos sitios de referencia.