Opinión

Carta al Presidente

Juventino Jiménez

El maestro Juventino Jiménez urge al presidente López Obrador a que su gobierno trabaje en favor de todas las personas con discapacidad, que también son ciudadanas y ciudadanos que quieren gozar de todos sus derechos humanos y comunitarios.

Lic. Andrés Manuel López Obrador 

Presidente de la República Mexicana

Presente 

Señor presidente Andrés Manuel, quiero decirle que soy uno de los millones de ciudadanos que en el año 2018 fueron a votar por usted. Ese día me encontraba en Tlahui, así que me tocó emitir mi sufragio en una casilla especial.

Soy un indígena Ayuujk con discapacidad visual, residente de la Ciudad de México, pero muy orgulloso de ser originario de mi querido Tlahui, como le decimos de cariño a Tlahuitoltepec, un pueblito encumbrado en las faldas del cerro sagrado del Cempoaltepetl, una de las montañas más altas del estado de Oaxaca. 

Es un territorio rural donde las personas indígenas con discapacidad nos hemos organizado en un colectivo desde hace 11 años, dando lugar a una institución comunitaria, el “Centro de Formación Integral Ayuujk”. En este caminar, le puedo decir que cada idea, acción, estrategia y emprendimiento que hemos vivido de manera cocreativa nos ha dejado aprendizajes cuantiosos. Algunos que están llenos de alegría y otros que, con dolor e indignación aceptamos, porque somos conscientes que aún con dolor podemos seguir creando.

Nuestra constante siempre es que ningún gobierno nos toma en cuenta. ¡Somos invisibles ante la sociedad y el Estado mexicano!

Señor presidente, tal vez muchos compañeros y compañeras con discapacidad le han escrito cartas para hacerle multitud de solicitudes legítimas ya sean individuales y/o colectivas. En mi caso, hoy acudo a usted siendo una voz voluntaria que le pide su colaboración para cambiar la realidad de los 21 millones de personas con discapacidad de todo el país, niñas, niños, jóvenes, mujeres, adultos y personas adultas mayores con cualquier discapacidad y origen étnico, de todo el territorio nacional que diario son sujetas de violencia no verbal y verbal que merma el ejercicio de sus derechos humanos. 

En la recta final de un gobierno que estoy seguro dejará huella, le reitero mi reconocimiento por su trabajo, pero también la fe que tengo en usted y su equipo de colaboradores, para impulsar políticas, estrategias y acciones que contribuyan a cambiar la frustrante realidad en que vivimos las personas con discapacidad en nuestro país: discriminación, exclusión, marginación, sumado a una educación que no tiene nada de incluyente, empleos dignos, servicios de salud de calidad y espacios libres de barreras físicas y actitudinales son algunos focos de acción, que son urgentes atender en esta transformación nacional. 

Le comparto que, en el año 2006, en el fraude electoral, voté por usted sin dudarlo, estaba convencido que el cambio llegaría bajo su dirección, entonces acudí a las marchas a las que convocó en el centro de la Ciudad de México, ahí estuve caminando, gritando, protestando al lado de cientos de miles de mexicanos que teníamos la esperanza puesta en usted.

Ahí estuvo mi aporte, una lucha colectiva que tuvo su fruto en el año 2018, día en el que me sentí muy feliz, como si yo hubiera llegado a la presidencia, sentí que al fin llegaba ese momento donde las personas con discapacidad disfrutaríamos de la “Cuarta Transformación”, pero usted se olvidó de nosotros, nos anuló de sus políticas públicas medulares: educación, salud, trabajo y una verdadera inclusión social.

Sé que cuando lea esta carta, sus asesores le dirán que se da respuesta a nuestras necesidades a través de una macropolítica social, con las “Pensiones de discapacidad”, yo le digo a usted que es un gran acierto dicha política, algo que los anteriores gobiernos no hicieron; no obstante, soy enfático al señalar que no debe ser la única política nacional para las personas con discapacidad. Existen otros trayectos que recorrer para que todas las personas con discapacidad sean escuchadas y que su participación en el reconocimiento de sus necesidades pase de ser discursiva a una acción concreta. 

Usted es el líder más poderoso del país.  ¡Por eso me dirijo para invitarlo a que reflexione con nosotros sobre las acciones que se deben tomar para mejorar la vida de todas las personas con discapacidad!

Como indígena Ayuujk con discapacidad pongo un granito de arena, para apoyar al desarrollo de mis hermanas y hermanos indígenas con discapacidad en Tlahuitoltepec, pero mis esfuerzos no son suficientes para atender todas las necesidades de ellas y ellos: pobreza, marginación social, discriminación y el no poder acceder a los servicios educativos, de salud y trabajos dignos. Puedo tener los conocimientos, pero no tengo los recursos económicos para lograr una mayor incidencia. Se podrá imaginar que todo eso me duele demasiado. 

Por ello, pido encomiende de manera urgente a su gobierno para que trabaje en favor de todas las personas con discapacidad, porque nosotros también somos ciudadanos y queremos gozar de todos nuestros derechos humanos y comunitarios.

Finalmente lo invito a reflexionar sobre la importancia de generar políticas con recursos que cambien la realidad en la que vivimos todas las personas con discapacidad en México. Me duele demasiado cuando vivo en carne propia la discriminación, estoy cansado de que nos vean como enfermos y nos excluyan bajo el argumento de que no servimos para nada. Por eso le invito a tomar unos instantes para reflexionar sobre lo que usted haría o sentiría si fuera una persona con discapacidad o si tuviera algún familiar con esta condición de vida. 

Mi esperanza está en usted, y con la mano en el corazón solo le pido que no me defraude a mí y a los millones de personas con discapacidad de nuestro amado México, que seguimos pensando que la inclusión debe ser con, para y desde todos. 

 ¡Hasta la victoria, siempre!

Mtro. Juventino Jiménez Martínez*Indígena Ayuujk con discapacidad visual

*Juventino Jiménez Martínez es indígena ciego y activista de la comunidad Ayuujk de Oaxaca, además es profesor del Programa Letras Habladas de la Universidad Autónoma de la Ciudad de México y presidente de la organización civil Punto Seis.

*Las notas relacionadas en este texto, que están fuera del sitio  yotambien.mx, no necesariamente contienen un lenguaje inclusivo, o cumplen con criterios de accesibilidad web, compatibles con el uso de tecnologías de apoyo para pcd.  yotambién.mx no es responsable de lo que publican estos sitios de referencia.