EditorialOpinión

10 mil índices en alto

Fotografía de Bárbara Anderson.

Cuando surgió la idea de crear Yo También pensamos en expresar todo lo que desean las personas con discapacidad y, además, subrayar los pendientes hacia ellas.

Por Bárbara Anderson

Cuando a principios de 2019 con Katia D’Artigues comenzamos a bocetar la idea de usar nuestro oficio en el espacio donde sabíamos que faltaba mucha información surgió el nombre y la idea del logo: un dedo índice levantado que es una señal clara de ‘yo quiero’. 

Pero le agregamos el ‘también’, porque eso le daba el peso de inclusión. Porque las personas con discapacidad quieren estudiar, trabajar, tener una vida independiente, decidir sobre su vida y encontrar su espacio, pero cuesta. Las barreras físicas, los tabúes, el desinterés público, el desconocimiento cultural acerca de la diversidad obligaba a sumar el también: yo también quiero estudiar, yo también quiero no tener que reclamar por cada derecho, yo también quiero informarme. Y ahí se fue encauzando esta plataforma, este paraguas de contenido que incluye un sitio web, un newsletter semanal, y por supuesto también presencia en las redes sociales. 

Y esta semana cruzamos la barrera de los 10 mil seguidores en Twitter y eso nos llena de emoción, porque habla de un crecimiento ‘orgánico’ (como dicen los marketineros) y genuino: nuestros tuits son accesibles, con cada imagen cuidadosamente descrita para nuestros seguidores con discapacidad visual. 

Y también debutamos con un noticiero, un micro con el resumen de las noticias más importantes de la semana. Cada viernes desde el 17 de septiembre estamos a las 9 de la mañana en nuestro sitio de Facebook con noticiero también 100% accesible, porque cuenta con subtítulos e intérprete de Lengua de Señas Mexicanas. Porque todos (con y sin discapacidad) también merecen una cápsula curada y seleccionada donde enterarse de lo más relevante sin importar su condición. Y tuvimos un alcance de más de 56 mil personas, lo cual también nos hincha de orgullo. 

Y también nos gusta no solo tener el dedo índice en alto, sino tampoco quitarlo del renglón. Y en estos 29 meses que tenemos como plataforma de contenidos siempre hemos puesto en letras las promesas no cumplidas o las leyes no acatadas o las obligaciones dejadas de lado. Una de ellas es la de la creación del Instituto Nacional para el Desarrollo y la Inclusión de las Personas con Discapacidad. Ella, Norma Aceves, hoy diputada y siempre activista, recordó el martes en su alocución en el Congreso que “a 10 años de la publicación de la Ley General para la Inclusión de las Personas con Discapacidad es necesario analizarla y dar paso a la conformación de una estrategia que garantice una mayor colaboración entre autoridades y sociedad civil, en la promoción, aplicación y evaluación de la política nacional a favor de los derechos de las personas con discapacidad”. Aquí pueden leer un poco más acerca de esta propuesta que no es un invento sino un mandato olvidado sexenio tras sexenio. 

Y aquí estamos y seguiremos con nuestros índices levantados para reclamar que no se cierren en nombre de la austeridad o la simplificación administrativa más Institutos para personas con discapacidad como el de Tlaxcala y que puedes leer aquí Borra la 4T al Instituto Tlaxcalteca para pcd porque lo que eso no es pragmatismo sino absoluta falta de interés en, ni más ni menos, que 16.5% de la población del país.

*Las notas relacionadas en este texto, que están fuera del sitio  yotambien.mx, no necesariamente contienen un lenguaje inclusivo, o cumplen con criterios de accesibilidad web, compatibles con el uso de tecnologías de apoyo para pcd.  yotambién.mx no es responsable de lo que publican estos sitios de referencia.