Fotografía de una mano con un guante azul sosteniendo una jeringa.
Notas

Razones para vacunar contra el COVID-19 a personas con síndrome de Down

Por Débora Montesinos

La vacuna -o vacunas- desarrollada para frenar la COVID-19 es vista como esperanza en el mundo, al que puso en vilo durante todo el 2020.

Sin embargo, el inicio de la campaña de vacunación en México, donde por el momento solo se aplica la creada por la farmacéutica Pfizer y la biotecnológica BioNTech, abrió una serie de dudas que no encuentran una respuesta sencilla, sobre todo en lo referente al efecto que podrían tener en personas con discapacidad.

Las autoridades de la Secretaría de Salud no han sido específicas en cuanto al calendario asignado a las personas con discapacidad para recibir su dosis correspondiente, pero tampoco en lo referente a los posibles efectos que podría causar la vacuna, debido a las condiciones particulares de cada una de las personas.

Pese a que la secretaría de Salud, a pregunta expresa, aún no se ha pronunciado al respecto, desde diciembre la International Disability Alliance pidió a la ONU y a la OMS en particular vacunar de manera prioritaria a pcd.  Se ha documentado que las pcd intelectual y del desarrollo tienen tres veces más posibilidad de morir si adquieren COVID-19

No obstante, esta semana, el subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, quien desde el inicio de la pandemia en México, en febrero de 2020, fue designado como el estratega para atenderla, se refirió a las personas con síndrome de Down, quienes desarrollan inmunosupresión, una de las comorbilidades que pueden agravar los contagios por coronavirus SARS-CoV-2.

“Efectivamente son más propensas a padecer infecciones, y cuando padecen infecciones, son más propensas a complicarse, tienen mayor riesgo de hospitalización y de defunción, desafortunadamente”, reconoció López-Gatell. 

Recordó que en 2010, junto con el doctor José Rogelio Pérez Padilla, publicó un trabajo sobre influenza y síndrome de Down, en el que documentaron que en el contexto de la pandemia de influenza hay un mayor riesgo de muerte, lo que ocurre también con la COVID-19.

Por ello, destacó que las personas con síndrome de Down son parte de los grupos prioritarios para recibir la vacuna, por padecer inmunosupresión, independientemente de la edad a la que se presenten. No obstante, aquellas personas que tengan menos de 16 años, no podrán recibir la vacuna hasta que (igual que en el resto de menores de 16 años) exista evidencia sobre su seguridad y su eficacia. 

“Ya habíamos comentado el año pasado que aún no hay evidencia científica, en ninguna parte del mundo, sobre la seguridad y eficacia de las vacunas hasta ahora existentes contra el SARS-CoV-2 en personas menores de 16 años. Pero ya sabemos que las compañías farmacéuticas han diseñado y están preparando ensayos clínicos en personas menores de 16 años”, dijo en la conferencia de prensa. 

“En concreto, si una persona hoy tiene síndrome de Down y tiene más de 16 años, será elegible para vacunación por su condición de inmunosupresión ligada a la Trisomía 21. Si hoy tiene menos de 16 años tendrá que esperar por esta razón fundamental, importante para la seguridad de las propias personas, que todavía no se documenta la seguridad y eficacia de las vacunas en personas menores de 16 años”.


*Las notas relacionadas en este texto, que están fuera del sitio yotambien.mx, no necesariamente contienen un lenguaje inclusivo, o cumplen con criterios de accesibilidad web, compatibles con el uso de tecnologías de apoyo para pcd. yotambién.mx no es responsable de lo que publican estos sitios de referencia.