Fotografía de Katia y Agustín con 2 personas de IMCO sonriendo a la camara sosteniendo un par de hojas de papel con los acuerdos entre IMCO y Yo También
Notas

“Que lo competitivo no quite lo inclusivo”

Por Katia D’Artigues

En junio del año pasado, el Instituto Mexicano para la Competitividad, IMCO, hizo un análisis de los programas sociales de la administración de Andrés Manuel López Obrador, y me pidieron una entrevista para hablar de las Pensiones para el bienestar de las personas con discapacidad. 

La entrevista duró más de lo que pensábamos porque los temas sobre discapacidad están en todos lados, y sugerí tener una reunión para ver de qué manera podríamos incorporarlos en todo el excelente trabajo que ya hace el IMCO, un centro de investigación sobre política pública y acción ciudadana que propone soluciones para los desafíos de México.

Un mes más tarde, tuvimos una primera reunión con gran parte del equipo y el resultado fue espectacular y muy esperanzador.

Temas que en Yo También son ‘de la batalla cotidiana’ (como la inclusión y los derechos de las personas con discapacidad), no estaban en la agenda de los proyectos e investigaciones que tienen en su pipeline anual. 

Y ellos y ellas fueron muy generosos al escuchar con verdadero ánimo de aprender y colaborar para hacer realidad algo que ya lleva nuestra firma desde el martes: una alianza de colaboración entre el IMCO y  Yo También para incorporar el ítem, el casillero “personas con discapacidad” de manera transversal en todos sus índices, trabajos e investigaciones. 

Si bien el acuerdo se materializó esta semana, ya comenzamos a trabajar juntos en el Índice de Competitividad Estatal 2020 (ICE 2020) que se publicará este año. 

Estamos aprendiendo juntos y trabajando a todo vapor.

Como punto extra, el IMCO iniciará el proceso para dar plena accesibilidad en su sitio web, así como modernizar sus tarjetas personales para hacerlas inclusivas (con braille y lengua de señas mexicana). 

Le hice algunas preguntas a Alexandra Zapata Hojel, su directora general adjunta, sobre los alcances de este convenio:

¿Por qué decidieron hacer una alianza con Yo También?

La hacemos sintiéndonos muy orgullosos de poder colaborar y empezar a visibilizar una población en México que en muchísimos sentidos ha sido invisible. 

Invisible para el sistema educativo, invisible para el INEGI, invisible para el gobierno, invisible para la población en general porque muy pocas veces paramos para pensar: ¿qué está haciendo el país en esta trinchera?, ¿cómo estamos garantizando derechos o no?, ¿qué deudas gigantescas tenemos con los niños y las niñas, los adolescentes y los adultos con discapacidad en nuestro país? 

Nos llena de emoción poner un granito de arena para tratar de documentar los esfuerzos que faltan y también reconocer los primeros pasos que se están dando. 

Sabemos que nos hemos tardado muchísimo, ¡qué pena que hasta 2020 estamos incluyendo algunos de estos datos en nuestros índices!, pero estamos comprometidos con esta causa para que no sólo estén en nuestros índices, sino que tengan un peso importante, que contemos las historias, que documentamos los casos de éxito, que cuando tengamos acercamientos con gobiernos nos aseguremos que esto también está en nuestra lista de política pública.

¿Qué es lo que más les sorprendió al descubrir este ‘mundo invisible’?

Aquí hablo a título personal: una de las cosas que más me sorprende es la diversidad y la complejidad. 

Muchas veces hablamos de política pública para la inclusión y decimos: ‘bueno, la rampa para sillas de ruedas’ y es muy fácil llevar nuestros propios prejuicios a una trinchera como ésta.

Recuerdo en una de nuestras conversaciones que yo te decía: ‘Sí, deberíamos de tener en nuestros capítulos del índice, nuestras voces grabadas y eso resolvería todo”, y tú me dijiste: “No, no, eso no resuelve todo. Necesitamos que tu sitio permita que las personas con discapacidad visual usen su software, que puedan usar la información del IMCO con los aparatos que ellos usan”. 

En ese momento, me di cuenta que yo vengo con mi visión y, supuestamente, ya sé que se necesita: un audio grabado. Una de las sorpresas es la importancia de un paso hacia atrás y escuchar a los expertos, a las personas que realmente necesitan esas facilidades. Escucharlos a ellos, porque el llegar a imponer lo que nosotros creemos que son soluciones me queda claro que sería un error encima de los muchos errores que llevamos cometidos.

Sí. Me recuerda mucho el tema de mujeres, que los hombres deciden qué necesitamos nosotras. En este caso tenemos que escuchar a las personas con discapacidad.

Exacto, ¡sí! Estos paneles famosos de los hombres hablando de la lactancia materna, ¡es absurdo! ¡Todos hombres! Tenemos que tener la claridad de que eso no puede suceder en este tema.

¿Cómo ves esta alianza a futuro? ¿Cómo crees que podemos impulsar que esta alianza con el IMCO se replique en otras instituciones? 

Un paso fundamental que se tiene que dar en este tema es, y yo se que toma tiempo y esfuerzo, pensarlo como la política transversal que tiene que ser. 

Hoy en la mañana escuchaba una entrevista de María Elena Morera, de Causa en Común, hablando del reto  de género que hay todavía en el tema de seguridad. ¿Cómo vamos a hablar de las mujeres que son policías? ¿Cómo vamos a hablar del comportamiento de un policía frente a una mujer y las diferencias frente a un hombre? 

Lo que tenemos que empezar a discutir es como el 100% de las políticas públicas tienen que considerar aterrizaje e implementación en personas, niños y niñas con discapacidad, porque al final del día la población es enorme, es sumamente diversa. 

Es muy difícil decir: si cumples con A, B y C entras en esto. Tenemos que empezar a construir un país y un gobierno en el que estén estas consideraciones de género, de personas con discapacidad y que no sólo estén en papel. Porque muchas veces eso es lo que sucede: las buenas intenciones se quedan en el texto legislativo y después la frustración enorme.  

En México, sabemos que el diablo está en los detalles y más en la implementación. Me encantaría que pudiéramos a partir de esto, empezar a hablar en los diferentes temas que aborda el IMCO con diferentes organizaciones especializadas para decir “Ojo. ¿Qué estamos haciendo en estos temas? Y, ¿cómo vamos a evaluar y medir qué se está haciendo y qué no se está haciendo?”. 

Yo espero que este Índice sea el comienzo de una lista puntual de toda la estadística que se tienen que empezar a generar y habrá mucho, que podemos exigirle al gobierno, pero también empezar a reflexionar sobre cómo podemos construir estas bases de datos a través de retroalimentación ciudadana. Lo hemos visto en educación y ojalá la siguiente trinchera sea ésta.


*Las notas relacionadas en este texto, que están fuera del sitio yotambien.mx, no necesariamente contienen un lenguaje inclusivo, o cumplen con criterios de accesibilidad web, compatibles con el uso de tecnologías de apoyo para pcd. yotambién.mx no es responsable de lo que publican estos sitios de referencia.