Fotografía de Damian junto a un escritorio con su prótesis negra en le brazo izquierdo sosteniendo un muñeco rojo con ella.
Notas

Cambia su prótesis de Lego por una biónica

Por Carlos Gallardo 

La mano izquierda de Demián no se desarrolló durante su gestación. Hoy tiene ocho años y su creatividad le ayudó a construir su extremidad con piezas de Lego.

Pero la pasada Navidad pidió como regalo una prótesis más funcional. Y su deseo se cumplió. Fue gracias a su mamá, Carmen Valdivia, quien pidió ayuda a la comunidad en Mexicali, Baja California, ciudad en donde ambos viven.

A través de redes sociales y un canal local, logró recaudar fondos suficientes para que su hijo tuviera una mejor prótesis.

“Demián nació así, este año me dijo: ‘ya sé qué quiero que me regales para Navidad, quiero que me regales una prótesis’.

“Él se fue para su cuarto y al rato ya llegó y me enseñó su mano, ‘ya tengo mi prótesis de Lego’ y a mí me dio mucho sentimiento”, comentó, en entrevista.

En Ciudad de México contactó al director de la empresa Probionics, Luis Armando Bravo, pionero en fabricación de prótesis mioeléctricas para niños.

“Este control mioeléctrico lo que le va a permitir a nuestro amiguito Demián es que él prácticamente con su voluntad, a través de apretar los músculos del antebrazo que tiene, pueda hacer que se accione la apertura o cierre de la manita biónica”.

La pieza pesa 400 gramos, fue diseñada en un programa de computadora y sus componentes  fueron fabricados por impresoras 3D.

También cuenta con instrumental electrónico y electrodos de cobre que se colocan en un receptáculo a la altura del antebrazo.

“Estos electrodos de cobre son los que capturan la corriente del orden de millonésimas de microvolts, que cuando él contrae ese músculo se capta esa señal, se hace todo un procesamiento digital en una tarjeta electrónica especializada diseñada en Probionics”, explicó Bravo.

Demián y su mamá viajaron a Ciudad de México para probar el mecanismo. El pequeño comenzó a tomar objetos con precisión de manera inmediata.

“Me dieron ganas de llorar porque es algo que no esperaba, algo que le va a cambiar la vida y espero que así como él tuvo ayuda de la gente, nosotros también podamos ayudar a alguien más a que cumpla su sueño”, expresó Carmen Valdivia.

Esta es la segunda prótesis que Luis Armando Bravo entrega este año. La primera, la diseñó especialmente para su sobrino, quien también carece de un tramo de su brazo izquierdo.

La diseñó a semejanza de su héroe: Buzz Lightyear, el personaje de la serie de dibujos animados Toy Story.

“La pretensión como empresa es montar una línea de producción que nos permita la fabricación en serie, donde se puedan abatir costos y con ello que pueda ser mucho más accesible para las personas”, comentó Bravo.

Pero también ha ayudado a decenas de pacientes adultos que perdieron alguna extremidad superior. Con brazos biónicos han regresado a actividades de construcción, así como actividades físicas como el karate.


*Las notas relacionadas en este texto, que están fuera del sitio yotambien.mx, no necesariamente contienen un lenguaje inclusivo, o cumplen con criterios de accesibilidad web, compatibles con el uso de tecnologías de apoyo para pcd. yotambién.mx no es responsable de lo que publican estos sitios de referencia.