La discapacidad y yoTestimonios

Lucio, el masajista sin brazos que vio en la pandemia una nueva oportunidad

Lucio, el masajista sin brazos

Una descarga de 13 mil 200 watts le cambió la vida, pero Lucio se mantiene siempre atento a las oportunidades que tiene para seguir siendo independiente y autónomo.

Hace 28 años, Lucio recibió una descarga eléctrica que lo lanzó de una altura de más de siete metros; 19 cirugías después, los médicos determinaron amputarle los brazos para salvarle la vida.

Con pérdida de memoria y sin la posibilidad de regresar a su trabajo como albañil, Lucio se vio obligado a encontrar nuevos trabajos para sostener a su familia aun con su discapacidad, relató un reportaje del portal La Silla Rota sobre la descarga de 13 mil 200 watts que recibió.

“Cuando supo que tendría que afrontar el mundo con una discapacidad, de algo estaba seguro: que, como antes del accidente, él quería seguir siendo una persona autónoma e independiente y cosechar logros con sus propias herramientas”, .

cuenta el reportaje

Primero, Lucio trabajó como portero en un edificio, luego fue promovido como administrador.

Una vez que vino la pandemia, Lucio encontró una forma de autoempleo a través de un negocio de masajes.

“Quería sentirme más productivo y salir adelante yo mismo, porque, quiera que no, una discapacidad es muy cruel porque hay veces que uno tiene que pedir favores a las demás personas y no están dispuestas, no tienen tiempo y pues hay veces que uno tiene que sobresalir, más que nada por necesidad”, dijo. 

Ahora da masajes por 250 pesos.

“Lucio promociona su emprendimiento con la frase “un masaje diferente”, pero no solo se refiere a su discapacidad, sino a los prejuicios. Él sabe lo que es ser víctima de ellos y quiere que en aquella sala aromatizada donde cuelga sus reconocimientos como masajista, no existan”,

agrega el reportaje.

De acuerdo con los datos de INEGI, en León, Guanajuato, donde vive Lucio, hay 248 mil personas con discapacidad.

José Grimaldo Colmenero, titular del Instituto Guanajuatense para las Personas con Discapacidad, dijo que hay tabúes que frenan la inclusión laboral.

“Los empleadores desconocen las bondades de lo que tiene que ver con inclusión laboral. Las empresas deben contratar a las personas por sus capacidades, no por su discapacidad”, dijo Grimaldo.

Por Redacción Yo También

*Las notas relacionadas en este texto, que están fuera del sitio  yotambien.mx, no necesariamente contienen un lenguaje inclusivo, o cumplen con criterios de accesibilidad web, compatibles con el uso de tecnologías de apoyo para pcd.  yotambién.mx no es responsable de lo que publican estos sitios de referencia.