dibujo de Barbara Anderson sonriendo
EditorialEspecial: Coronavirus, información accesible

Más que multitasking

Por Bárbara Anderson

Estoy acostumbrada al home office; desde que mi hijo Lucca nació conseguí cierta flexibilidad laboral para poder capotear reuniones, entrevistas, con terapias, citas al médico y emergencias. 

Pero no es lo mismo trabajar desde casa que pasar una crisis en la casa tratando de trabajar.

Todo ocurre ahora desde la computadora y el celular: las juntas de trabajo, los chats de los compañeros del diario, las planeaciones de este newsletter, las madres de los dos salones de mis dos hijos, las tareas vía Zoom de Bruno y las recomendaciones de ejercicios y tareas con el lector de pupilas para Lucca. 

Hay que escanear tareas, hay que pedir supermercado en línea, hay que grabar videos de ‘como está puesta una férula’ para revisar con el terapeuta si no le estamos a punto de quebrar un pie. Hay que hacer estimulación oral mientras se licua el puré que le pasaré a mi hijo Lucca por su botón gástrico (pero es ruidoso, agendar esta tarea medico/gastronómica fuera de la hora de entrevistas por Skype). Mi sala se convirtió en piso de terapias físicas, en estudio de TV para mis cápsulas, en aula con auriculares para Bruno, en una tarima más alta para la Tobbi (computadora de lectura de Lucca) y para oficina de mi esposo. 

Lucca va a vomitar justo cuando le toman asistencia a Bruno desde un Ipad, o mi esposo trata de silenciar el auricular para que su cliente no escuche ese ruido y yo ensaye un ‘se cortó la red’ y me desconecte. 

Todo bajo el mismo techo, todo sin fecha de caducidad clara. No sé si soy más productiva que antes (que me quejaba de ‘perder tiempo en dos horas de coche entre reuniones’), no sé si soy más consciente de la enorme carga de cada uno de los que nos apoya con mis hijos. 

Lo que sí sé es que estoy más cansada que nunca. 

Ser tan multitasking ya no es una softskill para andar cacareando por ahí. 


*Las notas relacionadas en este texto, que están fuera del sitio yotambien.mx, no necesariamente contienen un lenguaje inclusivo, o cumplen con criterios de accesibilidad web, compatibles con el uso de tecnologías de apoyo para pcd. yotambién.mx no es responsable de lo que publican estos sitios de referencia.