#8M para rodar por las calles (y redes)

Ferny Ruiz se dedica de manera profesional a la creación de contenido, pero desde hace más de una década se desempeña como activista en espacios físicos y digitales, y así busca acabar con la noción capacitista y asistencialista de la discapacidad.

Ferny Ruiz, ciberactivista

Previo a la pandemia de COVID-19, una de las últimas veces que Ferny Ruiz salió a la calle fue para ir a la marcha del 8 de marzo de 2020 en Ciudad Juárez, municipio que en enero de 2022 estuvo entre los primeros lugares a nivel nacional en presuntos feminicidios. “Mi discapacidad no me limita, tu misoginia sí”, decía la pancarta que la juarense portó en su silla de ruedas.

Dos días antes, el 6 de marzo, la ciberactivista compartió en su cuenta de Twitter algunas consignas para que mujeres con discapacidad las pudieran replicar en sus carteles. “Quiero rodar por las calles sin miedo”, decía una de las sugerencias.

El día de la marcha, entre la multitud de mujeres que salieron hacia la Plaza del Ángel a protestar, había una niña en silla de ruedas con una cartulina amarillo fosforescente, el color que visibiliza la lucha de las personas con discapacidad, con esa frase que Ferny había publicado.

“Me llenó de orgullo porque esto llegó a otras mujeres. Vale la pena porque yo ya no lo estoy haciendo por mí, lo hago por las generaciones que vienen. Y ver a esta peque y a su mamá que la traía en la marcha me conmovió”, menciona Ruiz en entrevista.

Rueda a rueda, Ferny marchó junto a la niña con discapacidad. Sin embargo, lamenta la falta de accesibilidad para quienes están en esa condición, y el Prontuario de Resultados de la Enadis 2017 la confirma: la mayor problemática reportada por las mujeres con discapacidad de 12 años y más fue la de calles, instalaciones y transportes inadecuados (34.3 por ciento).

34.3 por ciento de las mujeres con discapacidad de 12 años y más dijo que su principal problemática es la de calles, instalaciones y transportes inadecuados, indica el Prontuario de Resultados de la Enadis 2017.

“Lo que hice con mis amigas fue ir al punto de cierre y estar ahí. Ahora que fue el 3 de diciembre, me encantó ver a compañeros salir a las calles, varios amigos marcharon en Ciudad de México y en Monterrey; sin embargo, yo por mi condición de salud no puedo, pero ahí estuve al pie del cañón inundando las redes sociales”, expresa la creadora de contenido digital sobre el Día Internacional de las Personas con Discapacidad, declarado en 1992 por la ONU.

Ferny se dedica de manera profesional a la creación de contenido, pero desde hace más de una década se desempeña como activista en espacios físicos y digitales. Es una de las fundadoras de la asociación civil Carità (palabra italiana que en español significa caridad), la cual se dedica a organizar diversas actividades y eventos con el fin de recaudar fondos para destinarlos a diferentes instituciones que ayudan a personas con discapacidad.

“Irónicamente me considero activista porque es el término que me han dado otras personas. Entonces yo llevo trabajando en los ámbitos sociales desde 2008 que inicié con mi fundación; empezamos como un club estudiantil y de repente nos graduamos pero queríamos seguir y decidimos tener el acta constitutiva, formalizar”, cuenta la egresada de la Universidad de Texas.

Desde su activismo en espacios físicos y digitales, Ferny busca acabar con la noción capacitista y asistencialista de la discapacidad. Asimismo, Ferny rechaza al llamado “porno inspiracional”; según el diccionario ¿Cómo se dice?, de AT&T y Yo También, se refiere al "uso de personas con discapacidades como 'inspiradoras' sólo por tener discapacidad, haciéndolas pasar como ‘objetos’ para hacer sentir bien a quienes no tienen discapacidades”.

Con el auge de redes sociodigitales como Instagram, Facebook, Twitter, TikTok y YouTube, en las cuales Ruiz ha abierto su perfil, se dio cuenta de que podía ampliar el alcance de su mensaje, sobre todo porque considera que la inclusión ha estado muy ligada a la discapacidad, pero involucra a todas las personas. La pandemia de COVID-19 y el vivir con artrogriposis congénita y escoliosis propiciaron el aumento de su activismo en espacios digitales.

“Ustedes le llaman ‘cuarentena’ al hecho de no poder salir a las calles y nosotros le llamamos ‘la vida normal de una persona con discapacidad en México’”, publicó en su cuenta de Twitter.

Ferny Ruiz sostiene que es tan valioso el activismo en las calles como la lucha desde la virtualidad.

“Muchas veces leíamos estos tuits de ‘Claro, eres muy activista en tus redes sociales, pero ve y adopta un perro’. No se necesita hacer trabajo en campo para crear un cambio. Yo me he dado cuenta del poder de las palabras y de alzar la voz”, asegura la ciberactivista que ya se prepara para protestar el próximo 8 de marzo.

Hilda Vázquez, ciberactivista
#SoyMujerConDiscapacidad y enseño tecnologías