Fotografía de Hilda Laura Vázquez Villanueva, candidata a diputada federal por el partido Movimiento Ciudadano. Ella viste una blusa blanca, de manga tres cuartos, tiene el cabello largo, recogido en una cola de caballo, y sonríe frente a la cámara. En la parte inferior de la fotografía, a su lado derecho en letras anaranjadas y negras está su nombre, Hilda Vázquez, y a su lado izquierdo el logotipo del partido que la postula.
Charla sin barrerasElecciones y discapacidad 2021

“Los partidos nos integraron, no nos incluyeron; nos integraron por cuota”

Hilda Laura Vázquez Villanueva, candidata a diputada federal por Movimiento Ciudadano, no pierde el piso ni el ánimo. Sabe que las personas con discapacidad van cuesta arriba en la contienda electoral, pero aun así está comprometida a participar y contribuir a colocar una agenda inclusiva y abrir camino a otras y otros que lleguen en el futuro.

Por Débora Montesinos

Hilda Laura Vázquez Villanueva es una mujer polifacética y muy inquieta. Siempre está ideando o promoviendo actividades y nada parece detenerla, mucho menos acallarla, ya que su voz se escucha frente a injusticias o ante el deseo de apoyar a las y los demás. Es una mujer comprometida consigo misma, que disfruta la vida y busca permanecer informada para enfocarse en que mejoren sus actividades en favor de los derechos de las personas con discapacidad visual, y específicamente hacia las mujeres. n

Este deseo la tiene hoy en día impulsando una campaña política, como candidata a diputada federal por el distrito 13 de Ciudad de México y lo hace por vía doble, es decir, por mayoría relativa y por representación proporcional. Para este reto, que le llegó de bote pronto, casi sin pensarlo, Hilda Laura se ha aplicado, estudia y se documenta para entender lo más que pueda para la actividad que ha sido llamada, sin descuidar sus actividades cotidianas, como maestra y como editora de accesibilidad de Yo También.

Realista, sabe que el camino no es sencillo, pero la anima el deseo de mostrar que las mujeres con discapacidad son visibles y están presentes en unas elecciones intermedias en las que la autoridad electoral promovió las candidaturas de minorías, lo que le causa satisfacción porque refrenda su pensamiento: “significa que somos partes de esta gran sociedad diversa”. Nada más, pero tampoco nada menos.

-En ese contexto, ¿por qué decides ser candidata a diputada federal? ¿Vale la pena?

Creo que esa es una pregunta un poco difícil. Realmente, he de confesarte, que no lo decidí tan directamente. Me di cuenta que empezaban a surgir estas candidaturas, pero a mí no me habían hecho la invitación directa, hasta que se dieron las cosas para que participara. La decisión fue rápida. Lo que más me movió o lo que más me motivó, independientemente del partido, es en primer lugar, que no se perdiera el espacio; en segundo lugar, hacer visible la presencia de las personas con discapacidad, particularmente de las mujeres, ¿no? Y demostrarle al partido y a la sociedad que la participación de las personas con discapacidad no es sólo una cuestión de cuota. Por lo menos en mi caso, yo iba a tratar de generar ruido, conciencia, y si no gano, por lo menos poner cosas en la agenda,que la gente se dé cuenta que las personas con discapacidad tenemos capacidad para participar en este tipo de procesos. Que no es la discapacidad lo que me lleva a esta posición, aunque ahorita así lo fue y reconozco eso. Estoy en ese espacio por mi discapacidad y ojalá pronto generemos, nosotras mismas, las personas con discapacidad, fruto de nuestro trabajo, nuestro esfuerzo y de nuestro buen ejercicio, más posiciones y que más partidos volteen a ver el beneficio de tener a personas con discapacidad como candidatas. 

-¿Crees que la acción informativa que impulsó el INE sí es un paso adelante para darles el lugar deben tener, que les corresponde?

Por supuesto. ¡Somos una gran minoría! ¡Somos la minoría más grande! Es fácil: lo que no está en el papel, no está en el presupuesto y no está en la acción. Entonces, finalmente, ya logramos estar en el papel, ahora nos falta lo demás. Nos falta estar en el presupuesto, y me refiero al presupuesto como candidatas, que nos vean como candidatas a las que se les puede invertir. Y en la acción, pues yo hablo por mí, que los mismos partidos nos hagan caso, nos apoyen, nos coachen, nos vean como candidatas positivas, posibles de ganar votos. Digamos que cuando yo hablo de la inclusión laboral y las empresas dicen que ven las personas con discapacidad como un negocio, pues también aquí ojalá nos vieran como personas que sí somos capacidad de jalar votos y no nada más como un instrumento para cumplir con la cuota y que ya no te juzguen porque no cumpliste con la cuota. Me parece que la acción afirmativa es importante por eso, porque estamos haciendo ya presencia de alguna manera.

– Sí, es importante, pero he escuchado y he leído que de pronto sí hay casos donde hay mucha simulación. 

No, no, no, no tengo ni la menor duda de que mucha gente está por cumplir la cuota. O sea, yo he estado ya en conversatorios y en espacios donde está la gente con discapacidad y no saben ni qué significa el cargo para el que va. O sea, ¡con eso te digo todo! Está porque lo invitaron, porque lo hacen lucir, por que lo están tomando en cuenta y se siente tomado en cuenta, tomada en cuenta y dicen “no, sí, vamos a hacer”, “yo quiero ser el ejemplo para”… Pero en estos puestos políticos no estamos para ser ejemplo de nadie ni de nada. En la política hay muchos intereses. Ahora dicen: “Mira, te vamos a apoyar. Necesitamos de ti”, pero en realidad no es cierto. Sí necesitan de ti para cumplir con la cuota, ahorita, pero ¿después? Además, se han dado muchos casos en donde la gente fingió o simuló, como bien dices, la discapacidad para estar en esos espacios de participación.

Pocas personas de las que hemos trabajado en esta lucha estamos en estos puestos ahorita. La gente que venimos luchando de hace años o que venimos haciendo un trabajo colaborativo, ya sea individual o con las organizaciones, estamos ahorita candidateados como postulantes, pero eso no significa que de pronto el INE, imagínate, dijera con una varita mágica “todos los que están cadidateados ahorita, no importa para qué puesto, pero van a ganar”. O que la gente por lástima dijera “ay, pues vamos a votar por ellos”. Eso es horrible. Pero ya se logró la acción afirmativa y, aunque no estamos forzados a hacer un buen papel, sí lo estamos porque de lo que hagamos, abriremos puertas para otros. Es como cuando abres una oportunidad laboral, si la abres bien, la haces para ti y para, como dirían en el juego de las escondidillas, para todos mis compañeros, ¿no? 

-¿Cómo estás trabajando? ¿En verdad tienes apoyo?

La verdad, sin presupuesto, o sea, sin apoyo presupuestal. Entonces, también eso te habla de una violencia de género importante, porque aunque hubiera apoyo, aunque puedas conseguir patrocinio, la misma gente y el mismo partido no te vincula para recibas ese tipo de apoyos. Sin embargo, a los hombres, a los candidatos hombres hasta spots en televisión tienen. Y si los candidatos con discapacidad no tienen esos spots, sí les llega un poco de presupuesto, pero a nosotras no.

– Entonces, ¿todavía hay discriminación de género, machismo… ?

Sí, le sumas todo, le sumas la discriminación por género. En mi caso, la discriminación, porque me abstuve de hacer recorridos en calle y así lo expuse al partido. Entonces, prácticamente me dijeron: “Ay, sí, qué bueno, bye, bye” y pues eso me invalidó. Yo lo que he hecho en mi campaña lo he hecho por mí. Realmente el partido nunca me coacheó, nunca me orientó, pero ahorita ya me dijo “no, pues es que sí tienes que cumplir con ciertos requisitos porque si no el INE nos puede tumbar tu campaña”. Entonces ya me orientaron y me pusieron a una persona que medio me ayudó, junto con mi equipo que está trabajando conmigo de gratis. Eso creo que también es violencia política. El argumento del partido es que no me conocen. O sea, según esto valoraron mi curriculum y ahora, no hay el apoyo. Mucho menos cuando propongo temas de accesibilidad, de sumar a los spots, por ejemplo mensajes en Lengua de Señas Mexicana y subtítulos, y publicaciones con descripción alternativa de las fotos. Este es un esfuerzo que yo he tratado de hacer por mí, y como dirían, y por todas mis compañeras. 

-¿Cómo esperas el 6 de junio? ¿Cómo esperas el día después de la jornada electoral?

Espero descansar, (dice entre risas). Aunque soy una candidata a una diputación que va por dos vías, es decir, por un distrito y por una representación proporcional, estoy casi segura de que no voy a quedar. Estoy en una lista en donde están nueve personas antes que yo, así que tienen que entrar esas nueve para que yo tenga esa oportunidad. Nunca había estado en política, entonces para mí ha sido una experiencia, sí, de aprendizaje, sí en ocasiones, la verdad los primeros días, de frustración, pero he aprendido y hoy de lo que me molesta es que sí haya presupuesto para muchas cosas, por ejemplo artículos promocionales, pero esos recursos no se emplean en cosas verdaderamente importantes, en lo que en verdad podrían hacer una diferencia en los ciudadanos.
Entonces, ¿qué espero después del 6 de junio? En primer lugar, ojalá, el partido gane los suficientes votos para tener un poco más de presencia en el Congreso, porque ahorita tenemos sólo 20 diputados en el Congreso. Que en verdad el partido crezca, y si yo puedo contribuir a eso, finalmente es una ideología diferente. En segundo lugar, si gano, en lugar de descansar, voy a empezar a trabajar el doble de lo que ya trabajé ahorita. Lo más difícil sería negociar y defender la causa por la cual yo llegué, o por la cual estoy convencida para llegar. Ahorita te puedo decir que estamos viviendo el proceso de integración y ¿la inclusión? Los partidos dicen “ay, sí los incluimos”. Pero, en verdad nos integraron a la planilla, pero no nos han incluido.
Aun así, insisto, hay que ver las cosas, todo lo que pasa en las vidas de todas las personas como una oportunidad de aprendizaje. Y yo esta oportunidad de esta candidatura, así la veo. Si gano o no gano, por ganas, como dirían por ahí, no va a quedar. Pero el reto es sacar lo positivo de este aprendizaje, y ojalá de mi candidatura después más personas puedan retroalimentarse y yo pueda contribuir a que cambien las cosas. Somos candidatas  o candidatos con discapacidad y en el caso de mi fórmula, en la que mi suplente tiene una discapacidad motriz, ni siquiera contamos con una casa de campaña accesible, sin obstáculos.

Esta información que comparte Hilda Laura muestra un poco de lo mucho que es ella. Pero quizá, una de las acciones que la retrata en este proceso es la que narra en un mensaje que compartió a los y las ciudadanos: «Hola, soy Hilda Vázquez, y el pasado jueves 13 de mayo, se firmó un compromiso político para el trabajo y apoyo a las mujeres, por parte del partido Movimiento Ciudadano, solo que en ese pliego, no estábamos contempladas las mujeres con discapacidad, me levanté, pedí la voz, y exigí que fuéramos incluidas en ese pliego, es por derecho, por dignidad, por diversidad, les comparto el vídeo, espero lo disfruten, lo compartan, y apoyemos juntas a la causa, las mujeres con discapacidad también somos mujeres que estamos participando, y por supuesto somos mujeres que ponemos también a la #DiscapacidadEnMovimiento «.

*Las notas relacionadas en este texto, que están fuera del sitio  yotambien.mx, no necesariamente contienen un lenguaje inclusivo, o cumplen con criterios de accesibilidad web, compatibles con el uso de tecnologías de apoyo para pcd.  yotambién.mx no es responsable de lo que publican estos sitios de referencia.