Lentes con tecnología de visión artificial.
Charla sin barreras

“Buscamos que las personas con baja visión o ceguera vivan con más autonomía”

La tecnología asistencial permite a las personas usuarias tener mayores oportunidades sociales y laborales, además de ser independientes.

Por Karina González Fauerman           

Inspirados por la tecnología de visión artificial que ha salvado miles de vidas, los innovadores israelíes Amnon Shashua y Ziv Aviram cofundaron la empresa OrCam e idearon un dispositivo capaz de identificar textos en tiempo real y sin conexión a internet para acceder a la información de manera autónoma. Además reconoce rostros y billetes.

Esta herramienta puede impactar positivamente en la vida de personas con ceguera, debilidad visual o dificultad para leer. Bari Hayoun, director Regional de OrCam Technologies para Latinoamérica, comparte con Yo También los beneficios de la tecnología asistencial para un país como México, donde la Sociedad Mexicana de Oftalmología estima que hay dos millones 237 mil personas con deficiencia visual y más de 415 mil 800 con ceguera.

Fotografía a blanco y negro de Bari Hayoun.
Fotografía a blanco y negro de Bari Hayoun.

¿Cuál es el significado de tecnología asistencial? 

El fin de la tecnología asistencial es que, a través del uso de un dispositivo, equipo o programa se pueda incrementar, mantener o mejorar la calidad de vida y autonomía de las personas con alguna discapacidad visual. De tal manera que se ha convertido en una herramienta de inclusión porque gracias a los avances tecnológicos y la inteligencia artificial existen dispositivos y aplicaciones que brindan a quienes tienen baja visión o ceguera la posibilidad de acceder de manera más sencilla y autónoma a la información. Esto los hace ser independientes, ya que no necesitan de la figura de un asistente para leer un texto, por ejemplo.

Bajo el contexto actual, la tecnología asistencial permite que las personas con discapacidad visual cuenten con la posibilidad de seguir el protocolo sanitario adecuado para la prevención del contagio de COVID-19 al brindarles acceso a los informes de fuentes oficiales, así como facilitar el proceso autónomo de la limpieza y desinfección de sus herramientas asistenciales, como puede ser un bastón.

¿Cómo ha sido su aceptación en México?

Actualmente, en México son miles de personas de todas las edades las que usan nuestros dispositivos y han mejorado su vida en actividades cotidianas, en la educación, en su vida personal y en la mejora de la comunicación. No tenemos un número exacto de usuarios, pero trabajamos constantemente para dar a conocer las soluciones que brindamos y hacemos nuevas conexiones para llegar a todos aquellos que las necesitan. De igual manera, buscamos crear colaboraciones con el gobierno de México y compañías de seguros para generar mayor accesibilidad de nuestros dispositivos (el costo oscila entre los 2 mil a los 4 mil dólares, dependiendo de las funciones y del tipo de dispositivo que se quiera adquirir). En otros países como Alemania hemos logrado este tipo de alianzas.

¿Cómo funcionan los dispositivos para personas con debilidad visual o ceguera?

El Orcam My Eye 2 tiene dos imanes para que el usuario lo pueda colocar en un costado de sus anteojos, se carga con un USB y no requiere de conexión a internet para su uso. Es un aparato que responde intuitivamente a gestos de manos, una vez encendido a través de su cámara puede identificar textos ya sean digitales o impresos, objetos, rostros, billetes e incluso colores y por su micrófono describe por comando de voz lo que el usuario tiene enfrente. En el caso de OrCam Read, es un dispositivo personal que simula una pluma pequeña y ligera. Fue desarrollado para facilitar la lectura de textos para aquellas personas que leen mucho por motivos laborales o académicos. Pero también para apoyar a la lectura a aquellas personas con alguna condición, como puede ser la dislexia.

¿Cómo se mantienen a la vanguardia en la innovación de productos?

Somos fieles a nuestra misión para aprovechar el poder de la visión artificial desarrollando dispositivos con tecnología e inteligencia artificial que ayuden a las personas que lo necesitan. Creamos soluciones para ellos con base en mucha investigación, pruebas e innovación. 

Para hacerlo invertimos 10 años de trabajo y de desarrollo desde el primer prototipo hasta llegar a un dispositivo pequeño, discreto que no requiera cables o internet, que sea inalámbrico, intuitivo, fácil y, sobre todo, que pueda brindar independencia a las personas con discapacidad visual.

En un futuro cercano, ¿qué otros dispositivos tendrán para fomentar la inclusión?

Siempre trabajamos para mejorar nuestros dispositivos existentes tanto en términos de hardware como de software. Mejoramos las funciones existentes, por ejemplo, más personalización para el usuario o extensión de la vida útil de la batería, mientras agregamos nuevas funciones como orientación y lectura inteligente. En el futuro, también lanzaremos el dispositivo OrCam Hear para personas con discapacidad auditiva, como siempre con tecnología innovadora basada en inteligencia artificial.

La inclusión es uno de los valores de la firma, ¿cómo lo trasladan a la realidad y lo ponen al alcance de las personas con discapacidad visual?

La innovación, la responsabilidad y, por supuesto, la inclusión, son parte de nuestros valores. A través del aprovechamiento de la tecnología y el desarrollo de dispositivos de inteligencia artificial buscamos causar un impacto amplio y positivo en la sociedad para que las personas con debilidad visual o ceguera vivan con más autonomía y accedan a mayores oportunidades a nivel laboral y social.