La soledad no deseada: una de las secuela invisibles del COVID 19

Por Redacción Yo También

Fundación ONCE presentó en Madrid el Observatorio Estatal de la Soledad no Deseada (SoledadES), un espacio de intercambio de investigaciones y conocimientos entre profesionales e instituciones con el objetivo de conocer la dimensión del aislamiento involuntario en que viven muchas personas en España y sus consecuencias. 

Más de dos millones de ciudadanos españoles mayores de 65 años viven solos y se prevé que esta cifra alcance los seis millones en la próxima década, es por ello, que el observatorio servirá para conocer la situación y recopilar estrategias públicas y privadas para mitigar la situación de la soledad no deseada, la cual es reconocida como un problema por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

¿Qué es?

La soledad no deseada no es una consecuencia de la reciente pandemia. De acuerdo con la OMS, este tipo de soledad se presenta cuando una persona tiene la percepción de que sus necesidades sociales no están cubiertas, ni en cantidad ni en calidad, por las relaciones sociales que posee.

Lo anterior afecta la salud física y mental de una persona, si bien quienes más viven este fenómeno son los adultos mayores de 65 años y las personas con discapacidad, hay cada vez más jóvenes que la experimentan (sobre todo, después de la pandemia de COVID-19). 

Un problema de salud pública

La soledad, cuando es deseada, resulta benéfica y no representa, en sí misma, un problema. Sin embargo, si es involuntaria, consecuencia de problemas de salud (varios de ellos asociados al envejecimiento), la discapacidad o la depresión, puede afectar severamente la calidad de vida de una persona, hasta el grado de provocar una muerte prematura.

Los primeros estudios del observatorio

Los datos preliminares del trabajo llevado a cabo por SoledadES señalan que 92.9 por ciento de los españoles creen que la soledad es un problema social bastante o muy importante.

En la misma línea, 82.3 por ciento de los entrevistados consideran que el problema es “cada vez más importante” y a dos de cada tres les gustaría poder actuar para combatir la soledad de personas en su entorno (66.6 por ciento).

Además, un 72.5 por ciento piensa que luchar contra la soledad no deseada debe ser una cuestión prioritaria para las autoridades de gobierno y más de un 50 por ciento les atribuye la función de velar porque nadie se sienta solo.

Lo último

Cáncer y discapacidad: lo qué provoca la enfermedad

Las y los sobrevivientes de cáncer tienen mucho que compartir sobre el tema de discapacidad como secuela de, paradójicamente, superar el reto que significa esa enfermedad.

Primero parálisis cerebral y, 36 años después, cáncer testicular

En plena pandemia, y tras meses de dolor, le fue detectado un cáncer que requirió cirugía y radioterapias; hoy está en remisión y lo monitorean periódicamente hasta que pasen 5 años.

Andrea Bocelli le cantará a más de 200 mexicanos con discapacidad visual

A través de la campaña “Asientos para todos”, el tenor lírico italiano se presentará este febrero en Ciudad de México, Monterrey y Guadalajara.

Abuso policial en Estados Unidos cobra otra víctima: ahora, un hombre con discapacidad

Anthony Lowe, un hombre afroamericano con doble amputación de piernas, fue ultimado de 10 tiros por policías de Huntington Park, California.

Newsletter

Al suscribirte aceptas nuestros Términos y condiciones

Te puede interesar

¿Qué es y cómo detectar el trastorno de ansiedad generalizado?

Especialistas de la Clínica Mayo definen de qué trata esta condición de salud mental y cómo diferenciarla de una crisis de ansiedad que cualquiera puede sentir en un momento de estrés.

¿TDAH o solo infancia?: analizar para no sobrediagnosticar

Al parecer algo se está haciendo mal con las niñas y los niños inquietos, ya que cada vez crecen más los diagnósticos de TDAH y no siempre tienen esa condición.

‘Chidamente’, el programa de salud mental para jóvenes de Chihuahua

Se trata de un programa de terapia psicológica breve dirigido a adolescentes y personas jóvenes que tengan síntomas de ansiedad o depresión.

La FDA aprueba Abilify MyCite, un nano-dispositivo que monitorea la toma de un medicamento determinado

Esta píldora con un sensor de ingestión se aprobó para pacientes con esquizofrenia, desorden bipolar y con depresión.

Las personas con depresión y ansiedad no están contempladas en la Pensión del Bienestar

Quienes desarrollan ansiedad y depresión, por ejemplo, no entran en la categoría de discapacidad permanente que define la Conadis.