Actualidad

Un sobregasto de 17 por ciento en las pensiones para personas con discapacidad que nadie notó

Adulta mayor sosteniendo su boleta para la pensión del bienestar.

En medio del proceso de sumar beneficiarios al programa, vale la pena revisar los números del erario y entender que, hasta marzo, se inyectaron 1,111 millones de pesos extras a los aprobados para este programa de Bienestar.

Por Bárbara Anderson

Esta primera mitad del año fue marcado por dos momentos electorales (la revocación de mandato y las elecciones estatales en seis entidades) con lo cual el gobierno federal no quiso descuidar ni un solo sufragio y uno de los puntales fue incrementar el gasto en sus planes sociales insignia. “Fueron inflados a toda costa, incluso sobre otros programas sociales vitales”, afirma el último reporte trimestral de gasto presupuestal que publica el centro de investigación México Evalúa

De los 76 programas de subsidios que existen en la actual administración, 22 registran un aumento del 42 por ciento (60 mmdp) frente a lo aprobado en el Presupuesto 2022. 

Por ejemplo, tan solo las Pensiones para el Bienestar de los Adultos Mayores concentraron 63 por ciento (38 mmdp) del sobregasto en subsidios al primer trimestre de este año.

Este programa es de gran importancia política, pues se señala al presidente López Obrador como su creador, cuando era jefe de Gobierno del Distrito Federal. Aunque es un programa relevante para la economía de muchas personas, no está focalizado en los más pobres.

De hecho, la Secretaría de Hacienda calcula que el 20 por ciento más pobre de la población obtiene el 7.7 por ciento de los recursos de este programa, mientras que el 20 por ciento más rico obtiene el 20.9 por ciento de sus recursos. “Es decir, que el programa social de mayor presupuesto en México es regresivo”, señala el reporte de México Evalúa. 

En el caso de las pensiones para personas con discapacidad permanente, el sobregasto hasta el mes de marzo fue de 17 por ciento, lo que representa unos 1,111 millones de pesos extras.

Las pensiones a personas con discapacidad es el sexto plan con mayor sobregasto a nivel nacional. 

Este aumento no está vinculado con el plan de universalización de pensiones, la propuesta del presidente Andrés Manuel López Obrador de diciembre del año pasado y al que se han sumado 20 estados y que estamos actualmente en pleno proceso de inscripción. 

Los otros tres programas con grandes aumentos son la Beca Universal para Estudiantes de Educación Media Superior Benito Juárez, la Beca Universal de Educación Básica Benito Juárez y la de Jóvenes Escribiendo el Futuro, de la SEP, con un sobregasto en conjunto de 95 por ciento (14.7 mmdp extras a lo aprobado por el Poder Legislativo).

Estos tres programas destacan por ser de transferencias directas, y salvo aquel enfocado en la educación básica, los otros dos no benefician destacadamente a la población más pobre. En el caso de las becas de educación media, la mitad más pobre se beneficia con el 56.8 por ciento de los recursos del programa; es decir, apenas podría considerarse un programa progresivo.

En total son 10 los programas ‘consentidos’ por el gobierno de la 4T, mismos que suman un sobregasto total de 59 mmdp. 

El programa de pensión para adultos mayores es el más alto del gráfico con más de 117 millones de pesos.

“El carácter universal de los programas sociales no es deseable en un contexto de recursos escasos en el que debe priorizarse a los hogares que más requieren de dichas transferencias”, explica el reporte. Según la evidencia en los gastos federales entre enero y marzo de 2022, los programas del bienestar acapararon presupuesto, pero tienen fuertes áreas de oportunidad. “Las pensiones son regresivas, reciben más los hogares que más tienen. En el caso de las becas, los programas son apenas progresivos; francamente podrían beneficiar mucho más a los que menos tienen”, agrega.  

Además con los altos niveles de inflación que estamos viviendo en el país, sin una actualización de los montos de las pensiones se reducirá el poder adquisitivo de las “transferencias directas” que se reciben vía programas sociales, “lo cual hará que pierdan su supuesta efectividad para mejorar las condiciones económicas de los hogares que las reciben”, remata México Evalúa.

No hay tal cosa como sobregasto gratis

Pero ¿de dónde salió este dinero ‘reasignado’? De otros 22 planes que no han recibido ni un solo peso (solicitado y aprobado en el PEF 2022), y otros 30 a los que se le hicieron profundos recortes.

Los principales afectados fueron los programas enfocados en salud, vivienda, urbanización, deporte y apoyos a mujeres. 

Otro de los recortes importantes y que afectan a las personas con discapacidad es el de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH). Esta dependencia gastó en el primer trimestre de 2022 solo 296 mdp, un retraso de 23 por ciento (88 mdp). De sus 26 programas presupuestarios, 23 tuvieron retrasos.

“El recorte más grave (tanto en porcentaje como en magnitud) fue en el programa para atender asuntos relacionados con las personas migrantes, el cual tenía presupuestados 23.7 mdp al periodo, pero gastó solo 483 mil pesos, un recorte del 98 por ciento (23.2 mdp)”,

explica México Evalúa. 

Este ajuste llegó en momentos de discusiones y cambios en las políticas fronterizas y ante un aumento geométrico de las  olas migratorias (ya no solo de Centroamérica sino también de Ucrania).

*Las notas relacionadas en este texto, que están fuera del sitio  yotambien.mx, no necesariamente contienen un lenguaje inclusivo, o cumplen con criterios de accesibilidad web, compatibles con el uso de tecnologías de apoyo para pcd.  yotambién.mx no es responsable de lo que publican estos sitios de referencia.