Actualidad

Silla de ruedas, una elección relevante

Pies de un usuario de silla de ruedas.

No se trata de seleccionar la más moderna o la más costosa, sino aquella que resulte la más adecuada para cada persona con discapacidad.

Por Redacción Yo También

Una de las elecciones más trascendentales en la vida de una persona con una discapacidad motriz que le impida o complique caminar por sí misma es definir el tipo de silla de ruedas que le facilitará la movilidad.

A la distancia, quienes no estamos familiarizados con el tema, podemos pensar que todas las sillas de ruedas son iguales y sirven para lo mismo. Sin embargo, eso es un error muy serio que puede repercutir en la salud de la persona usuaria.

De ahí que, en este día dedicado a conmemorar a la silla de ruedas, quisimos reunir una serie de recomendaciones para tenerlas en cuenta y, si tú eres una persona usuaria, quizá puedas apoyarnos comentando tu experiencia en nuestras redes sociales. ¿Cómo fue que la elegiste? ¿Te apoyó una terapeuta o una persona experta en rehabilitación física? ¿Qué puedes decirnos de la silla de ruedas elegida? Seguramente tus respuestas serán de gran valor.

¿Qué es una silla de ruedas?

Básicamente es parte de las ayudas técnicas, es decir, de los dispositivos físicos que posibilitan o mejoran la realización de actividades del aparato locomotor mermadas por alguna discapacidad o circunstancia específica.

Hay distintos tipos de sillas de ruedas, con funciones y características especiales que permiten mejorar la calidad de vida de la persona usuaria y de sus familiares o personal de asistencia. Hay una para cada necesidad y para cada persona en particular.

¿Manuales o eléctricas?

Son manuales las sillas de ruedas empujadas por la persona usuaria o por alguien externo. Estas son las que usan en centros hospitalarios, favoritas porque resultan económicas.
Las eléctricas, por su parte, son las impulsadas por un motor que funciona con baterías recargables. Sus ocupantes las dirigen usando un control o joystick que les permite conducir en diferentes direcciones. Además, a través del dispositivo de mando pueden controlar la velocidad y la posición del asiento.

Estas sillas generan cierta sensación de independencia, son fáciles de manejar y muchos modelos cuentan en su estructura con interesantes elementos tecnológicos como GPS o frenos ABS.

¿Plegables o rígidas?

Como su nombre lo indica, las plegables pueden doblarse para facilitar su transporte y ahorrar espacio a la hora de ser guardadas. Son perfectas para personas que se mantienen en constante movimiento o viajan de forma continua.

Las rígidas no se doblan, pero ofrecen la posibilidad de ajustarse y prestar funciones específicas, por ejemplo, las que tienen un inodoro o se instalan en las duchas.
Ambas son excelentes opciones para quienes requieran utilizarlas. Seleccionar una u otra, dependerá de la inversión que pueda realizarse, del propósito de uso y la comodidad de la persona.

¿Ligera o robusta?

El material de construcción de las sillas de ruedas incide en el peso final que tendrán las mismas, así como en el costo. Las ligeras están fabricadas de aluminio, por lo que son fáciles de mover y dirigir. Su peso es de alrededor de 10 kilos y pueden requerir una inversión considerable.

Las elaboradas con acero son más pesadas, pero ofrecen mayor resistencia y robustez. Su peso aproximado es de 20 kilos y son más económicas que las sillas de ruedas de aluminio.

*Las notas relacionadas en este texto, que están fuera del sitio  yotambien.mx, no necesariamente contienen un lenguaje inclusivo, o cumplen con criterios de accesibilidad web, compatibles con el uso de tecnologías de apoyo para pcd.  yotambién.mx no es responsable de lo que publican estos sitios de referencia.