Fotografía de Ruby Vizcarra, una mujer joven de tez blanca, cabello de color blanco, con los labios pintados de color rojo, sostiene cerca de su rostro un ramo de rosas rojas con algunas plantas de color verde al rededor de las mismas, su cabello está peinado en forma de chongo con una trenza suelta al rededor.
Actualidad

Ruby Vizcarra, la mexicana que asombró al mundo con su belleza sin pigmentación

A sus 27 años, saltó a la fama internacional como modelo y actriz de cine gracias a la condición genética que la hace diferente y, al mismo tiempo, hermosa: el albinismo. Junio es el mes de la Sensibilización sobre el Albinismo y en Yo También lo conmemoramos platicando con una talentosa mexicana que utiliza su albinismo para crear arte.

Por Monserrat Ortiz

Ruby Vizcarra nació el 4 noviembre 1993, lleva siete años modelando y este 2021 debutó como actriz de cine internacional. Además del arte, la joven mexicana saltó a la fama mostrando su belleza sin pigmentación y asombrando al mundo con esa cualidad que la hace diferente, especial y hermosa: el albinismo.  

Originaria de Guadalajara, Jalisco, Ruby superó los estereotipos con los que creció por ser diferente y fundó el movimiento Albino Latino para ayudar a otras personas con esa condición a reconocerse y amarse tal como son. Hoy comparte con cómo abrazó a su albinismo y, con ello, también se transformó en arte.  

Fotografía de Ruby Vizcarra, una mujer joven de tez blanca, cabello de color blanco, col los labios pintados de color rojo, sostiene cerca de su rostro un ramo de rosas rojas con algunas plantas de color verde al rededor de las mismas, su cabello está peinado en forma de chongo con una trenza suelta al rededor.

Viviendo con albinismo

Desde su nacimiento, los médicos no supieron explicarle a sus padres cómo sería la vida de una niña con albinismo. “No les dijeron lo que conlleva tener albinismo. A mi mamá nunca le dijeron, por ejemplo, que tras 10 minutos de estar en el sol iba a tener quemaduras de segundo grado”. Incluso, una enfermera le ofreció a su madre 3 mil pesos para que se la vendiera “porque le decía que, cuando mi papá me viera, no le iba a creer que yo era su hija”. 

El albinismo es una condición genética caracterizada por la ausencia de pigmentación o melanina en la piel, el cabello y los ojos, según la Organización de las Naciones Unidas (ONU). Se trata de un trastorno raro, no contagioso, hereditario y congénito: en casi todos los tipos de albinismo, ambos padres deben ser portadores del gen para que sus hijos lo presenten, tal como ocurrió con Ruby y su hermana menor. 

La ignorancia es el peor cáncer en torno a las personas con albinismo, platica la joven. Y es que, según las Naciones Unidas, la estigmatización contra los albinos ha sido causa mundial de hostigamiento, agresiones, mutilaciones e incluso el asesinato; delito cometido sobre todo en algunos países de África donde la falta de pigmentación es más evidente que en otros rincones del planeta. 

Para Ruby, los estereotipos iniciaron cuando entró a la escuela primaria. Antes de eso jamás se vio distinta ante el resto del mundo porque tanto ella como su hermana menor son albinas y pensaba que quizá la vida estaría compuesta por personas de distintos colores, tal como ocurría en su núcleo familiar. 

“Entré a la primaria y los niños me preguntaban, ¿por qué eres así?, yo no tenía ni idea de qué responderles porque no entendía que me veía diferente. Ahí fue cuando me di cuenta de que iba a vivir con ese señalamiento. También escuchaba a gente grande que decía que estaba enferma y los podría contagiar”.

Aunque sabía que no tenía ninguna enfermedad, Ruby no alcanzaba a comprender por qué era diferente e intentó modificar su físico para encajar con los demás. “Por muchos años sufrí el rechazo y comencé a maquillarme y a pintarme el cabello para parecer más normal”, platica.  

Fotografía de Ruby Vizcarra, una mujer joven de tez blanca, cabello de color blanco, lleva los labios pintados de color melón, aparece de frente a la cámara con los ojos cerrados abrazando a una cabra de color blanco con los ojos de color azul.

Ella siempre estuvo consciente de una cosa: estaba total y completamente enamorada de su piel nívea. 

“Una vez me preguntaron si preferiría tener la piel de mis hermanas que son morenas, pero yo decía que no, porque me encantaba mi piel. Cuando estaba maquillada y me pintaba el cabello oscuro, me veía al espejo y me ponía a llorar porque esa no era yo: lo hacía únicamente para encajar en la sociedad”.  

Tras varias terapias y reconocimiento personal, Ruby dejó de intentar verse diferente sólo para gustarle a los demás. Primero se rapó completamente para eliminar el tinte y dar espacio al crecimiento de su cabello platino.

«Fue la primera vez que conseguí verme bonita, porque me vi de la forma en que en realidad soy»

reflexiona.

Convirtiendo el albinismo en arte 

Ruby inició su carrera en el modelaje siete años atrás. Primero ingresó en una agencia donde permitió que la maquillaran y transformaran para que no se notara su albinismo. Después de aprender lo necesario, se independizó y comenzó a trabajar sola, sin representantes ni intermediarios. 

“Ahora personas como diseñadores y fotógrafos quieren trabajar conmigo. Entonces creé mi propia página, donde personas albinas me escribían para preguntarme cómo había logrado ser modelo siendo albina”, recuerda la joven. Con el modelaje, Ruby espera empoderar a otros albinos para demostrarles que la belleza puede ser diferente a la que el mundo está acostumbrado. 

Este año formó parte del elenco de la película argentina Mete Miedo, dirigida por Néstor Sánchez Sotelo, y su personaje es precisamente una persona con albinismo. 

“Es la primera película en la que yo participo, no tenía mucha experiencia pero creo que salió muy bien. Mi personaje es increíble, es una persona con albinismo y es muy bonito que el cine incluya a una persona con esta condición, porque generalmente caracterizan a los actores; a mí me encantó que me incluyeran y aprovecharán mi condición para hacer cine”.  

Además, la modelo ha participado en campañas nacionales e internacionales de marcas como Adidas o Swarovski y su imagen salió impresa en revistas como Vogue y Marie Claire.  

Fotografía de Ruby Vizcarra, una mujer joven de tez blanca, cabello de color blanco, lleva los labios pintados de color dorado,  aparece de frente a la cámara con los ojos cerrados mostrando la sombra dorada sobre sus parpados, tiene un par de detalles que parecen ramas de hojas secas de color blanco sobre su rostro y cabello, se encuentra frente a un fondo negro.

¿Qué mensaje le darías a otras personas con albinismo que no se atreven todavía a amarse tal cual son? 

-Yo les diría que aprovechen su condición, porque es hermosa. Es lo más bonito que tienes y una gran ventaja. Una vez que te aceptas, no te importa si los demás lo hacen. No solamente las personas con albinismo: todos tenemos algo que nos hace diferentes y por eso también somos hermosos. A veces creemos que es un defecto, pero en realidad esas cosas son lo más bonito que tenemos y pueden ser un tesoro para nosotros.  

“Todos somos distintos y eso es hermoso”, finaliza Ruby Vizcarra, quien fundó Albino Latino desde 2016 para hacer eventos masivos con apoyo e información a la comunidad albina. El objetivo es que puedan acceder a una mejor calidad de vida, libre de estereotipos y en nombre de la belleza que existe en ser diferentes.

*Las notas relacionadas en este texto, que están fuera del sitio  yotambien.mx, no necesariamente contienen un lenguaje inclusivo, o cumplen con criterios de accesibilidad web, compatibles con el uso de tecnologías de apoyo para pcd.  yotambién.mx no es responsable de lo que publican estos sitios de referencia.