Fotografía de Rodolfo Chessani, medallista de oro en la prueba atlética de 400 metros. Es un hombre joven, delgado, de cabello oscuro, que alza los brazos y sostiene la bandera de México atrás de su cabeza, tras su victoria. Usa uniforme deportivo, de playera verde, sin mangas, que en la parte frontal trae un identificador con su nombre y la palabra México, así como la marca Toyota que lo patrocina.
ActualidadDeportesParalímpicos Tokio 2020

Rodolfo Chessani: Debutante que vale oro

Llegó como favorito a Tokyo2020 y lo cumplió. Se queda con la medalla dorada en los 400 metros T38

Por Ivett Rangel

Ni la lluvia consiguió detenerlo. Rodolfo Chessani consiguió su medalla de oro en 49.99, su mejor marca personal y récord para América en la final de 400 m, categoría T38.

El corredor de 22 años se impuso en el óvalo del Estadio Nacional de Tokio con la última medalla de una jornada inolvidable para la historia paralímpica mexicana en la que se rompió la barrera de las 300 preseas.

Disfruta leer: México consigue la histórica medalla #300 con trepidante final de natación

La medalla de Rodolfo es la número 102 de oro para México y la 302 en la historia del paralimpismo nacional, pero, sobre todo, es la primera presea dorada para la Federación de Parálisis Cerebral.

“Se siente muy bonito, no sé qué tantas emociones tengo dentro. Estoy muy contento.

“Mi sueño era venir a los Juegos Paralímpicos, porque son mis primeros juegos, pero mi gran sueño era subir al podio y sí se pudo”, expresó emocionado desde Tokio.

Fotografía del velocista mexicano Rodolfo Chessani, un joven de cabello negro que le cae sobre la frente, muestra una media sonrisa, mientras con la mano derecha toma la medalla de oro recién ganada, en la izquierda tiene el ramo de flores de los medallistas con una figura de la mascota paralímpica. Viste la chamarra de la delegación mexicana que es negra, con mangas y cierre en color verde y la bandera de México en el lado superior izquierda.
Sueño logrado


No te pierdas: Mónica Rodríguez logra para México el récord soñado: la medalla de oro número 100 en Juegos Paralímpicos

Rodolfo tuvo que superar al tunecino Farhat Mohamed (50.33) y al canadiense Zachary Gingras (50.85).

“Yo tengo una muy buena amistad con el canadiense porque somos los más jóvenes en la competencia y sabíamos que había mucha gente experimentada.

“Sabíamos a los que nos estábamos enfrentando. Sabía que no podía confiarme y que tenía que esforzarme aún más”, dijo. 

Fotografía de dos velocistas paralímpicos. El que va adelante en la pista de tartán rojo es el mexicano Rodolfo Chessani y viste lycras deportivas negras con vivos blancos y la bandera de México en el muslo derecho, y una playera verde sin mangas que tiene en la parte frontal en letras blancas México, además de sus apellidos Chessani García y la marca patrocinadora Toyota, él apoya el pie derecho mientras dobla la otra pierna, lleva los brazos sueltos en los que se aprecian todos los músculos por el esfuerzo que hace. Es un hombre muy joven, de cabello oscuro, que vuela mientras corre.  A su lado, está otro competidor que parece que flota en el aire, cuando dobla la pierna izquierda. Es un hombre mayor, con cabello, barba y bigote oscuros. Usa traje deportivo color negro: lycras  negras y camiseta sin mangas en igual color.
Dueño de la pista

El atleta originario de Coatzacoalcos es subcampeón en los 400 metros planos del Campeonato Mundial de Paratletismo Dubái 2019 y llegó a Tokyo2020 como el favorito luego de haber registrado el mejor tiempo de las eliminatorias con 50.84. 

Rodolfo  se despide de la capital nipona con el primer lugar en 400m y el octavo lugar en los 100m. 

“Espero que esto sirva como un mensaje para todos aquellos que quieren lograr un sueño. Quiero que sepan que no deben rendirse y que sí lo pueden conseguir»,

dice.

“Este es apenas el inicio, hay que seguir entrenando para ser más fuerte”, comentó Rodolfo, quien ya tiene en la mira los Juegos Paralímpicos de París 2024. 

Su triunfo coloca a México en la posición 17 del medallero hasta el momento. 

La historia detrás del éxito

Resulta difícil de creer que Rodolfo perdió la movilidad de su cuerpo en un 50 por ciento a causa de una vacuna aplicada a los dos años de edad. Ésta le generó complicaciones en su cuerpo y lo llevó a una parálisis cerebral. 

De la inmovilidad a convertirse en campeón paralímpico ha sido un duro andar en el que sus padres y hermanos son su principal apoyo e impulso. 

“Llevo toda la vida en el deporte porque fue mi mejor tratamiento y terapia. En este camino mi principal apoyo ha sido mi madre (su entrenadora), mi papá que siempre me está apoyando y mis hermanos que siempre han entrenado conmigo”,  

ha contado el corredor.

“Mi mamá es velocista y siempre me dice que lo traigo en los genes”.  

Por esa razón Rodolfo se ubica en la categoría T38, para participantes con algún problema de coordinación. 

*Las notas relacionadas en este texto, que están fuera del sitio  yotambien.mx, no necesariamente contienen un lenguaje inclusivo, o cumplen con criterios de accesibilidad web, compatibles con el uso de tecnologías de apoyo para pcd.  yotambién.mx no es responsable de lo que publican estos sitios de referencia.