Actualidad

Resiliente: café con aroma a inclusión

Cafetería resiliente con comensales y meseros comunicándose en Lengua de Señas Mexicana.

Esta cafetería emplea a personas con discapacidad para que puedan desarrollarse profesionalmente.

La ciudad de Cuernavaca presume uno de los negocios más inclusivos del estado y del país: Resiliente. Esta cafetería abrió sus puertas por primera vez en el Cine Morelos y ahora tiene un nuevo espacio en el Centro Morelense de las Artes.

El proyecto nació para darle oportunidad a personas con discapacidad de desarrollarse en un ambiente sano, de inclusión y respeto, en el que puedan mejorar su calidad de vida, así como aportar a la sociedad, a través de un trabajo digno.

Resiliente se ha enfocado en contratar personas con discapacidad auditiva e intelectual. Otro de sus objetivos es apoyar y fortalecer diferentes iniciativas sociales y comunitarias, por ejemplo, cuenta con una galería para artistas que no han tenido oportunidades de presentar sus creaciones en otros espacios y también tiene planeadas varias actividades dentro de la cafetería para que la inclusión alcance a más personas con discapacidad, así como para que el tema logre visibilidad en la sociedad en general. 

“Una de las actividades que tendremos será ofrecer clases de Lengua de Señas Mexicana para trabajadores, personal administrativo y estudiantes, de manera gratuita”, explicó Marco Santos, cofundador del proyecto.  Otra de las metas de Resiliente es que paulatinamente se integren al equipo personas sordas. 

Desayudo de Cafetería Resiliente, wafles con helado, chamoyadas y sincronizadas.

En la actualidad, la mayoría de los empleados de las cafeterías cuentan con alguna discapacidad y aunque hacen excelente mancuerna con sus compañeros que no tienen ninguna, el objetivo de Resiliente es que el cien por ciento de su plantilla esté integrado por personas con discapacidad.

“Queremos ir abriendo espacios en distintas partes del estado, que les permitan a las personas también vincularse con proyectos locales o más específicos de la comunidad y con centros de atención múltiples, para poder otorgar trabajo a personas con discapacidad y prácticas profesionales, que son muy escasas”, agregó Santos.

Cuando visites Resiliente, podrás deletrear lo que deseas pedir en lengua de señas mexicana gracias a que la carta de alimentos y bebidas cuenta con un apartado especial. Esto en el caso que te atienda una persona con discapacidad auditiva, pero si te recibe uno de los empleados con discapacidad intelectual podrás escribir lo que quieres saborear.

*Las notas relacionadas en este texto, que están fuera del sitio  yotambien.mx, no necesariamente contienen un lenguaje inclusivo, o cumplen con criterios de accesibilidad web, compatibles con el uso de tecnologías de apoyo para pcd.  yotambién.mx no es responsable de lo que publican estos sitios de referencia.