Actualidad

Conoce el Protocolo del INE para garantizar el derecho al voto de las pcd

Usuario en silla de ruedas en casilla para votar.

Autoridades electorales buscan derribar barreras que impidan a las personas con discapacidad ejercer su derecho a elegir.

Por Itzel Ramírez

Desde hace décadas, la decisión sobre quién debe gobernarnos recae en las y los ciudadanos, que ejercemos nuestro voto en una jornada que pareciera simple: basta con tener credencial de elector, acudir a la casilla correspondiente, formarse y, finalmente, elegir en la boleta la opción que se prefiera; cuando se tiene discapacidad, este acto se enfrenta a barreras que frecuentemente imposibilitan el ejercicio mismo de ese derecho.

¿Qué hacer cuando una persona que no ve quiere votar?, ¿qué tal si se trata de una persona que no puede moverse por sí misma o que tiene alguna discapacidad intelectual?, ¿cómo se hace para que las instituciones garanticen que todas las y los ciudadanos puedan votar?

El Instituto Nacional Electoral -el organismo público encargado de organizar los comicios en México-, ha preparado un instrumento que sirva para asegurar el acceso de las personas con discapacidad al ejercicio del sufragio.

El “Protocolo para la adopción de medidas tenientes a garantizar el derecho al voto y a la participación ciudadana de las personas con discapacidad en los procesos electorales y mecanismos de participación ciudadana” fija los pasos que deberán seguir quienes integren las Mesas Directivas de Casilla para facilitar que las personas con discapacidad ejerzan su voto.

Aprobado por el Consejo General del INE el pasado 27 de abril, el protocolo incluye en sus apartados un glosario, el marco jurídico de los derechos humanos de las personas con discapacidad, los principios que le rigen, acciones protocolizadas para la atención de pcd por tipo de discapacidad, los pasos a seguir en caso de que llegue alguna persona con discapacidad a emitir su voto, recomendaciones e incluso los términos que se deben evitar para referirse a las pcd.

Para la elaboración del protocolo, apunta el INE, se escuchó a organizaciones y personas con discapacidad, además de instancias especializadas y al personal del instituto encargado de la implementación y verificación del instrumento.

Además de garantizar el voto, el protocolo busca “servir de base para la sensibilización y capacitación de todas las personas que forman parte del Servicio Profesional Electoral Nacional y de la Rama Administrativa del Instituto Nacional Electoral, así como del personal eventual (…) en torno al pleno ejercicio del derecho humano al voto de las pcd, en consideración del principio de igualdad y no discriminación”.

Para garantizar el derecho al voto, el protocolo establece 15 acciones a seguir en la jornada electoral:

  1. Todas las personas que integran las mesas de casilla otorgarán un trato digno, cordial y respetuoso a las pcd y usarán lenguaje incluyente y no discriminatorio.
  2. Todas las pcd que tengan credencial de elector y estén en la Lista Nominal podrán votar.
  3. Las pcd ingresarán a la casilla sin necesidad de hacer fila y tendrán preferencia en el acceso.
  4. Las pcd podrán ser acompañadas por una persona de confianza para emitir su voto y ser acompañadas por algún funcionario de casilla.
  5. A las pcd se les deberá ofrecer los materiales de apoyo para ejercer su voto y depositarlo en urna.
  6. Perros de asistencia, animales de asistencia emocional, así como cualquier otro medio o instrumento podrá ser usado para que las pcd se desplacen dentro de la casilla electoral.
  7. Las pcd que no puedan ingresar a la casilla podrán recibir el apoyo de un funcionario de casilla y se les acercará la mampara especial para que voten.
  8. Todas las casillas tendrán un sobre especial para que se traslade la boleta usada por una pcd desde el exterior a la urna electoral.
  9. Cuando una persona no pueda marcar una papeleta podrá usar un sello y un cojín de tinta para marcar su preferencia.
  10. Los funcionarios de casilla deberán llenar un formato previamente entregado en el que se registren las medidas que se brindaron a las pcd que acudieron a votar.
  11. Quien acompañe a una pcd a votar podrá votar en el mismo sitio solamente si le corresponde la casilla de acuerdo con su sección electoral, a menos de que se trate de una casilla especial.
  12. Los Capacitadores Asistentes Electorales podrán resolver dudas y orientar a quienes conforman las Mesas Directivas de Casilla sobre la aplicación del protocolo.
  13. La persona que presida la Mesa Directiva de Casilla resolverá las situaciones de atención a pcd que se presenten respecto a la aplicación del protocolo.
  14. Las observaciones respecto a la participación electoral de las pcd deberá anotarse en la hoja de incidentes.
  15. Todas las actividades relacionadas con la participación de las pcd en la jornada electoral se deberán realizar ante las representaciones de partidos políticos y candidaturas independientes.

El protocolo abunda sobre cómo quienes integran las Mesas Directivas de Casilla deben atender a las personas con discapacidad de acuerdo al tipo de condición que tengan (física, auditiva, visual, intelectual o mental), la importancia de reconocer discapacidades no visibles y además sobre el material disponible para el ejercicio del voto.

 El largo camino para la inclusión

Llegar a este protocolo ha sido un proceso en el que las pcd han sido las que en muchas ocasiones han exigido que la autoridad cumpla con su obligación de hacer valer las leyes.

En 2012 Agustín de Pavia, defensor de derechos humanos y experto en temas de discapacidad, presentó ante el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred) una queja debido a que un capacitador del IFE (antecedente del INE) le negó la posibilidad de ejercer su voto por ser una persona con discapacidad intelectual.

En la resolución de Conapred instruyó al IFE a tomar medidas para garantizar que todas las personas, sin importar su condición de discapacidad, pudieran votar.

Carla Humphrey, consejera del INE, recordó en un artículo para El Universal algunos de los instrumentos que el organismo ha implementado para las personas con discapacidad.

En mayo de 2017, recordó la consejera, el INE aprobó el “Protocolo para la Inclusión de las Personas con Discapacidad como funcionarias y funcionarios de Mesas Directivas de Casilla” y para 2018 firmó una Carta Compromiso en respuesta a las peticiones de las personas con discapacidad y de las organizaciones de la sociedad civil. Para 2021, el INE publicó un decálogo sobre los derechos de las pcd.Este año, además del protocolo, el INE tendrá un proyecto piloto en Aguascalientes para que las personas con discapacidad puedan votar de manera anticipada, como contamos en esta nota.

*Las notas relacionadas en este texto, que están fuera del sitio  yotambien.mx, no necesariamente contienen un lenguaje inclusivo, o cumplen con criterios de accesibilidad web, compatibles con el uso de tecnologías de apoyo para pcd.  yotambién.mx no es responsable de lo que publican estos sitios de referencia.