ActualidadEntretenimiento

Premian a mexicano por fotografía de pcd

Fotografía a blanco y negro de la sombra de cuatro personas a contraluz, se encuentran a lo largo de una cancha de basquetbol, todos tienen los brazos extendidos hacia arriba y cuentan con prótesis deportivas en alguno de sus pies.

Capturar el sentimiento de superación, eso es lo que buscaba César Ibarra con la fotografía ‘Nada nos detiene’, premiada en España.

Por Ivett Rangel

Elevarse para alcanzar la canasta con balón de basquetbol suena sencillo, pero cuando el cuerpo logra hacerlo por primera vez gracias a una prótesis en la pierna derecha, todo se transforma. Y queda para la posteridad en una fotografía premiada. 

“Nada nos detiene”, así es como nombró a ese momento que logró capturar con su cámara el mexicano César Ibarra Jiménez (36 años) y con la que obtuvo el tercer premio del concurso de fotografía “Las personas con discapacidad en la vida cotidiana”. 

Fotografía a blanco y negro de un hombre encestando un balón en la canasta, tiene una prótesis en la pierna izquierda, viste short y playera, a su costado derecho hay un niño pequeño mirando el balón.
Fotografía ganadora

El galardón lo entrega, desde hace 20 años, el Instituto Universitario de Integración a la Comunidad (INICO) de la Universidad de Salamanca, España,  junto con la fundación Aliados por la Integración.

Ibarra Jiménez hizo esta imagen del chileno Hernán Villarroel durante la Running Clinic, evento organizado por Ottobock (empresa fabricante de prótesis, órtesis y sillas de ruedas) en la Ciudad de México en noviembre de 2019. 

Ahí, 13 jóvenes de diferentes países de América Latina con amputaciones de miembro inferior tuvieron la oportunidad de utilizar por primera vez prótesis deportivas de alta tecnología y entrenar con el atleta paralímpico Heinrich Popow. 

Fotografía a blanco y negro de un niño de aproximadamente diez años sentado en las gradas de una cancha, mira fijamente la prótesis que tiene en su pie izquierdo mientras soba su muslo izquierdo, trae puesta una gorra, bermudas y una playera holgada.

Una fotografía digna de premio

“Todo coincidió de una manera genuina y afortunada. Ese salto (de Hernán) es algo extraordinario; simplemente rompió con una barrera. A nivel estético logré más de lo que yo esperaba obtener. 

“Fueron tres días muy intensos de ejercicios y de trabajo emocional… Fue enriquecedor a nivel humano”, recuerda el fotógrafo. 

Con este ensayo buscaba mostrar los sentimientos de fortaleza y superación, reconoce que también derribó sus propios prejuicios, especialmente gracias a un niño. 

Rompiendo barreras

En “Nada nos detiene”, la imagen premiada, aparece también Manuel Oppenheimer, un argentino de 10 años quien perdió sus extremidades cuando tenía un año y medio por una bacteria llamada meningococemia. 

“Manu vive de una manera muy natural. Si se cae, pues se levanta y ya. Me pareció muy particular cómo lleva su vida y le hice un seguimiento especial. 

“Uno va tirando sus propios prejuicios. Como sociedad tendemos a mirar con dificultad hacia las personas con discapacidad, quizá por miedo o por aberración, pero tenemos poca sensibilidad”, cuenta. 

Reconoce que no mirar a las personas con discapacidad con naturalidad impide un ambiente positivo. 

“Que ellos puedan correr o saltar, o hacer otras cosas, como cualquier otro ser humano depende de cómo se sienten vistos a nivel social. Yo logré comunicarme con ellos directamente, sin pena, creo que esa es la barrera que rompí”, comenta. 

La fotografía de Ibarra Jiménez, con la que obtuvo mil euros, quedará impresa en un libro y espera poder difundirla en otros espacios junto con el resto de las imágenes que tomó en esos días. 

Fotografía a blanco y negro de César Ibarra Jiménez, un joven de cabello un poco largo que le cubre la frente, tiene un piercing en la oreja izquierda, un aro pequeño, nariz pronunciada, mentón pronunciado.
César Ibarra Jiménez

Vida dentro de la vida

Además, se enfocará en su proyecto llamado “Holobiontes”, que ya ha presentado en Querétaro y Valparaíso. A través de éste aborda la supuesta independencia que el ser humano cree que tiene de su entorno. 

“Esas falsas ideas tenemos que irlas modificando. A nivel científico y a nivel social dependemos de un entorno que no solo contempla lo que está fuera de nosotros, sino también lo que está dentro, como los microorganismos. Dependemos más de lo que creemos uno de los otros”, resalta Ibarra Jiménez. 

El término “Holobionte” que da nombre a la serie fotográfica, fue utilizado por primera vez por  la bióloga Lynn Margulis, una de las principales científicas en el campo de la microbiología. Para  la estadounidense, un holobionte es un organismo que tiene vida en su interior.

*Las notas relacionadas en este texto, que están fuera del sitio  yotambien.mx, no necesariamente contienen un lenguaje inclusivo, o cumplen con criterios de accesibilidad web, compatibles con el uso de tecnologías de apoyo para pcd.  yotambién.mx no es responsable de lo que publican estos sitios de referencia.