Luis Alberto Flores Camacho, vestido con ropa deportiva, está sentado en su silla de ruedas mientras levanta pesas con los brazos como parte de los entrenamientos que realiza para mantener su condición física y poder participar en competencias.
Actualidad

Por un semestre, y a evaluar, aceptan a Antonio en Colegios Residenciales de la UDLAP

El joven estudiante y su familia agradecen el apoyo que recibieron de miles de personas, después de que Yo También dio a conocer su petición a las autoridades de la universidad.

Por Katia D’Artigues

Tras que el miércoles pasado en Yo También contamos la historia de Luis Antonio Flores Camacho, un estudiante ya aceptado en la Universidad de las Américas, en Puebla (UDLAP), al que se le había negado, por considerarlo “un riesgo” para él mismo, vivir en una de las residencias universitarias, llamadas “Colegios Universitarios”, la Universidad reconsideró.

Antonio, quien comenzará a estudiar Ingeniería Mecatrónica, es un atleta de Cross Fit internacional, vive con una discapacidad motriz, camina tramos cortos y es usuario en silla de ruedas y lo único que pedía era una habitación en planta baja. Su historia la puedes leer aquí.

El viernes 7 de mayo, dos días después de nuestra publicación, recibió una carta firmada por Abigail Villaseñor García, directora de Colegios Residenciales, quien le da la noticia de que estará asignado al Colegio José Gaos, que cuenta con un dormitorio en planta baja “y cuyos servicios sanitarios (regadera y WC) son más adecuados a tus necesidades”.

Sin embargo, la funcionaria universitaria declara que esto será sólo por un semestre, tras el cual “serán valorados los resultados de tu estancia”. 

Consideran que la inclusión de Antonio es una “excepción”. Y además añade: “Es importante mencionar que dicha estancia es bajo tu propio riesgo y con el conocimiento pleno de las condiciones en las que se encuentran las habitaciones e instalaciones del inmueble referido”.

 La carta la puedes ver aquí:

Copia de la carta en la que autoridades universitarias notifican a Luis Antonio que podrá instalarse en una residencia universitaria durante un semestre; después, analizarán su caso.
Carta que enviaron las autoridades de la UDLAP a Luis Antonio para notificarlo que será aceptado en una de las residencias universitarias, aunque solo durante un semestre. Después, de ese lapso analizarán si puede continuar o no.

Ha sido una experiencia de un gran aprendizaje: Antonio

“Toda esta experiencia ha sido un gran aprendizaje y verdaderamente puedo decir que me abrió los ojos, pues no fue algo que había vivido de primera mano.

“Cuando recibí esa carta definitivamente me sentí muy feliz y muy agradecido con la oportunidad que se me brinda, sin embargo, también me hizo darme cuenta aún más de la realidad de la UDLAP”, comenta el propio Antonio.

“Una, en la que se creen los encargados de juzgar qué es lo mejor para mí, cuando yo en ningún momento solicité nada más que un cuarto en planta baja. La inclusión en ningún momento se trata de pedir o dar un trato especial, sino de incorporar”.

Su madre, Isabel Camacho manda un mensaje de agradecimiento a todas las personas que contribuyeron a compartir, comentar la historia de Antonio y lograr este cambio en la UDLAP: “Es en la adversidad y en la dificultad cuando se descubren nuevos caminos, personas, habilidades y capacidades, que nos hacen llegar al logro de objetivos, no siempre los que queríamos, pero siempre para ser mejores. Hoy sin duda somos mejores como familia y como personas. Gracias a todos”.

Lo cierto es que Antonio, en cuanto haya regreso escolar presencial, comenzará a estudiar y vivirá ahí. Y esa es, por lo pronto, una buena noticia. Una gran victoria.

 Fotografía de un sonriente Luis Alberto Flores Camacho, quien viste una camiseta oscura y lleva el cabello largo recogido en una coleta. A su espalda se aprecian los rayos del sol y hay un par de cortinas blancas.
 Luis Antonio Flores Camacho logró la oportunidad que pidió a las autoridades de la UDLAP: ser aceptado en una residencia universitaria para cursar la carrera de Ingeniería Mecatrónica, para la que aprobó exámenes.

*Las notas relacionadas en este texto, que están fuera del sitio yotambien.mx, no necesariamente contienen un lenguaje inclusivo, o cumplen con criterios de accesibilidad web, compatibles con el uso de tecnologías de apoyo para pcd. yotambién.mx no es responsable de lo que publican estos sitios de referencia.