Fotografía de una doctora con bata blanca, cubrebocas, guantes de latex color azul y lentes que se encuentra preparando una jeringa con la vacuna contra covid 19.
Actualidad

Personas con síndrome de Down deben ser prioritarias en la vacunación contra el COVID-19

 La Junta de Coordinación Política de la Cámara de diputados exhorta a la secretaría de Salud a que así lo tome en cuenta.

Por Redacción Yo También

Este artículo fue actualizado para incluir la aprobación del Pleno y la publicación del exhorto en la Gaceta Parlamentaria, tal y como se relata en párrafos subsecuentes.

La Junta de Coordinación Política de la Cámara de diputados llegó a un acuerdo importante en la protección de la salud de las personas con síndrome de Down, como habían pedido activistas por los derechos de las personas con discapacidad

Tras una reunión la tarde del lunes, las y los coordinadores de los distintos grupos parlamentarios con representación en la Cámara acordaron exhortar a la secretaría de Salud a que las considere como uno de los grupos prioritarios en el plan de vacunación contra el virus SARS-CoV-2, causante de la COVID-19. Se firmaría mañana y se pasaría el mismo día al Pleno. El martes, el exhorto fue aprobado en el Pleno y ya está publicado en la Gaceta Parlamentaria. Puedes leerlo aquí.

El exhorto se acordó un día después de la conmemoración del Día Mundial del Síndrome de Down, fecha designada por la Asamblea General de las Naciones Unidas, para “generar una mayor conciencia pública sobre la cuestión y recordar la dignidad inherente, la valía y las valiosas contribuciones” de las personas con esta alteración genética.

Esto “motiva a reforzar las medidas de atención sanitaria a favor de esta población en el contexto de la pandemia por el virus SARS-CoV-2”, dice el texto aprobado por la Junta de Coordinación Política.

Presidida por Moisés Ignacio Mier Velazco e integrada por Juan Carlos Romero Hicks, René Juárez Cisneros, Jorge Arturo Argüelles Victorero, Reginaldo Sandoval Flores y Fabiola Raquel Guadalupe Loya Hernández, Arturo Escobar y Vega, y Verónica Beatriz Juárez Piña, la Junta enumeró las razones por lo que debe ocurrir así.

1. La alteración genética que origina el síndrome de Down ocasiona enfermedades cardiacas en 50% de las personas que lo tienen, además de que son más susceptibles a desarrollar males respiratorios.

2. Estimaciones del Consejo Nacional para el Desarrollo y la Inclusión de las Personas con Discapacidad indican que 1 de cada 650 mexicanos nace con síndrome de Down. Tomando en cuenta el número de nacimientos en México, se considera que desde 1988 a 2017 nacieron más de 121,400 personas con esa condición genética.

3. De acuerdo con datos de la dirección general de información en Salud, en 2018 en México nacieron 351 niñas y 338 niños con síndrome de Down, es decir 698 en total. 

4. En diciembre de 2020, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés), agencia del Departamento de Salud y Servicios Humanos de Estados Unidos, incorporaron el síndrome de Down en la lista de afecciones de alto riesgo por contar con condiciones que aumentan la probabilidad de que una persona enferme de COVID-19 de manera grave y requiera ir a un hospital.

5. De acuerdo con el estudio “síndrome de Down y COVID-19: ¿una tormenta perfecta?, realizado por Joaquín Espinosa, de la Universidad de Colorado, si los pacientes con esta alteración genética se llegaran a enfermar, tienen una probabilidad cinco veces mayor de requerir hospitalización por lo que también su riesgo de muerte es diez veces más grande que el de pacientes sin síndrome de Down.

6. El Grupo de Interés Médico sobre el Síndrome de Down (DSMIG por sus siglas en inglés) respalda la recomendación de que las personas con esa condición reciban la vacuna contra la COVID-19; esto porque representa “una vía segura con la que podemos reducir la COVID-19 asintomática, salvar vidas y volver más rápidamente a los muchos aspectos de nuestras vidas que se han visto alteradas”.7. Que en enero de 2021, la secretaría de Salud publicó la Política Nacional de Vacunación contra el virus SARS-CoV-2, para la prevención de la COVID-19 en México, por la que ese proceso se estableció por etapas, iniciando la etapa 1 en diciembre de 2020, la etapa 2 en febrero de 2021 y la etapa 3 a partir de abril 2021.