Actualidad

Perros guía en peligro ¿cómo puedes ayudar?

Fotografía a color de cuerpo completo de Silvia Lozada Badillo y su perra guía Kitty, Silvia es una mujer ciega de 59 años, mexicana, en las instalaciones de la escuela para entrenamiento de perros guía para ciegos, es un jardín con pasto verde y corto, un árbol y el fondo de una pared de ladrillos. Silvia se encuentra sentada en el pasto con las piernas cruzadas, su mano izquierda posa en su rodilla izquierda y con la otra acaricia a su perra guía, Kitty que se encuentra sentada y le dirige una mirada, que pareciera que le sonríe. Silvia es una mujer de piel morena, complexión mediana, cabello ondulado, peinado como una trenza de diadema y ondulado en las puntas. Sus ojos no se aprecian, ya que usa lentes obscuros con pasta gruesa, labios delgados y gran sonrisa. Usa una blusa con estampado de flores y hojas en tonos verdes con botones al frente y amplias mangas, también lleva puesto un pantalón negro y zapatos negros de piso.

La Escuela para Entrenamiento de Perros Guía para Ciegos I.A.P., primera en su tipo en Latinoamérica, corre riesgo de cierre. En entrevista, Silvia Badillo, presidenta fundadora, cuenta qué puedes hacer para evitarlo.

Por Jen Mulini

La Escuela para Entrenamiento de Perros Guía para Ciegos I.A.P., primera especializada en la crianza, entrenamiento y donación de perros guía en México y en la región, ha formado binomios (perro guía y persona ciega) durante los últimos 26 años. Referente para otras escuelas que abrieron en los últimos años en Colombia, Argentina, Uruguay, Ecuador, de sus aulas se han graduado 132 binomios que han apoyado a personas ciegas de varios países.

Pero desde hace unos años, la situación de esta organización no lucrativa es frágil. Silvia Lozada, su fundadora comparte que desde 2015 enfrentan insuficiencia económica, después de que una empresa benefactora fue vendida y los nuevos dueños dejaron de realizar un donativo que les permitía la sustentabilidad y el pago oportuno de impuestos. “Otras empresas y personas físicas han dejado de donar al ver disminuidos sus ingresos. Esto ha afectado el pago a colaboradores, proveedores y a dependencias de gobierno”.

Con el cierre inminente, explica Lozada “se dejarán de atender 30 personas con discapacidad y sus familias por año, 33 perros guía se quedarán sin atención veterinaria, se perderá la certificación de la Federación Internacional de Escuelas de Perros Guía (que está en trámite y se espera obtener en 2022), 12 perros en proceso de entrenamiento y otros jubilados no podrán otorgarse y se quedarán sin hogar, se perderán 17 empleos y México dará un paso atrás en la inclusión de personas con discapacidad visual.”

Fotografía de un perro guía caminando por la calle, es de raza golden retriever, su pelo es de color beige, lleva puesto un arnés de color gris con rojo, a su lado va caminando sobre la acera una persona con un bastón para personas ciegas con mango de color rojo.

Lozada, que es ciega desde los tres años, creó la escuela luego de que su primer perro guía que tuvo en el extranjero, en 1982, le cambiara la vida. “a los 19 años viví la gran libertad que el perro guía le da a una persona ciega desviando todos los obstáculos que hay en calle, que además se convierte en un compañero de logros y aventuras. Al vivir esta experiencia quería compartirlo con muchas más personas ciegas, ya que los perros guía nos agilizan y nos dan libertad”. 

La Escuela ha contribuido a los cambios legislativos y diseño de políticas públicas que benefician a las personas con discapacidad visual como el Artículo 58 Ley Federal de Protección al Consumidor, la Iniciativa de Ley de los Derechos de las Personas Usuarias de Perros de Asistencia y otros artículos en la Ley General para la Inclusión de Personas con Discapacidad, entre otros. Además este año obtendrá la certificación de la Federación Internacional de Perros Guía.

¡El perro guía da calor al corazón, libertad al cuerpo y coraje al alma!-expresa Silvia-

Es por eso que yo no me rindo y no quiero que México se rinda y cierre las puertas de la primera escuela de perros guía para ciegos, al contrario, buscamos que la institución se fortalezca y que los mexicanos y mexicanas se sientan orgullosos de tener la Escuela para entrenamiento de perros guía para ciegos más importante en América Latina.”

¿Qué puedes hacer para ayudar?

  1. Visita su web y sus redes sociales y comparte su contenido en Facebook, Instagram, Twitter y Tiktok.
  2. Responde a la Llamada a la Acción, puedes donar desde $100 mensuales. 
  3. Reserva con al menos 10 días una visita guiada en la escuela: incluye un desayuno a ciegas, taller de sensibilización para interactuar con las personas con discapacidad, aprendizaje sobre funciones relevantes que desarrollan los perros guía, curso exprés de escritura en braille y convivencia con los perros. Es una experiencia ideal para escuelas y empresas. Costo por persona: $300. 
  4. Compra productos con causa que aportan un porcentaje de sus ganancias para seguir cumpliendo la misión de la fundación. 
  5. Si trabajas en atención a clientes, el Taller de Inclusión es una excelente opción para prevenir cualquier caso de discriminación. Recientemente, capacitaron a más de 80 colaboradores de la Churrería “El Moro”, negocio que hace poco discriminó a una usuaria de perro guía. 
  6. Si quieres vivir una experiencia completa, Cena a ciegas es la opción.
  7. Participa en el Taller de Audiodescripción donde aprenderás a describir contenido para las personas ciegas. Consulta aquí horarios y costos. 

Cada una de estas acciones contribuye a que la escuela siga abierta y a que las personas ciegas puedan tener una rehabilitación inclusiva e integral. 

*Las notas relacionadas en este texto, que están fuera del sitio  yotambien.mx, no necesariamente contienen un lenguaje inclusivo, o cumplen con criterios de accesibilidad web, compatibles con el uso de tecnologías de apoyo para pcd.  yotambién.mx no es responsable de lo que publican estos sitios de referencia.