Nada es permanente (tampoco la discapacidad)

Cualquier persona con discapacidad, incluso psicosocial, si cuenta con el certificado de una institución pública que acredite el diagnóstico, tiene derecho a solicitar la pensión de bienestar.

Esta semana en el mundo de la discapacidad nuestras alertas sonaron: diversas notas de medios tradicionales consignaban como novedad que las personas con discapacidad psicosocial -incluidas aquellas con depresión y ansiedad- podrían acceder tener una pensión de Bienestar. 

Las preguntas eran obvias: ¿cómo se iban a entregar estas pensiones?, ¿cómo se comprobaría la condición psicosocial? De ser cierto era, además, algo mayúsculo, dado el gran aumento de las personas que viven con depresión y más después de la pandemia. ¿Se solicitaría más presupuesto?

Nos pusimos a reportear.

Si bien la nota resultó ser una “volada”, como le decimos en el periodismo (es decir una nota falsa) hay muchas cosas qué decir de ella: de lo que muestra de nosotros como sociedad en el tema de la discapacidad psicosocial, por un lado, pero por otro cómo el concepto de “discapacidad permanente” que ha usado este gobierno para definir, incluso en la Constitución, a quién se le da una pensión y a quién no.

Pero contemos un poco cómo inició esta historia.

Resulta que todo comenzó con un video en TikTok de un chavo llamado “Border-Nay”. Se le puede encontrar en @nayaritop.ditto en esa red social. Border Nay escribió en su bio esto: “Trastorno Límite de la Personalidad. Es hora de ponerle fin a la neurotipicidad”. 

En diciembre del año pasado, el chavo, quien en esa red cuenta anécdotas de su vida, compartió en este video que había recibido su pensión para el bienestar por ser una persona con discapacidad. Contó incluso que, cuando fue a solicitarla, un señor lo cuestionó sobre si tenía una discapacidad pero ya que pasó con la doctora le dio la razón.

Comenzó a volverse viral en Twitter porque una cuenta llamada @Nohayquimios, que supuestamente escribe un médico, destacó el video de manera peyorativa. Criticó que el joven, a quien llamó “bestia”, sí recibía dinero cuando “no había tratamientos para niños con cáncer”. 

Más notoriedad adquirió porque el tuit lo retomó el empresario Ricardo Salinas Pliego, quien, además, agregó: “Yo creo que el joven que aparece en este video está actuando, no podría ser de otra manera. Estoy seguro de que nuestros impuestos son para apoyar a los jóvenes que son el futuro de México… ¿así se llama el programa, no, o este es el futuro de México?”.

¿Las personas con discapacidad psicosocial y los jóvenes en particular, no pueden ser parte importante de “el futuro de México”? ¿Son “bestias”? 

En Yo También citamos a una fuente de Conadis que dice que las personas con ansiedad y depresión no pueden recibir la pensión para el bienestar. 

“Para acceder al apoyo gubernamental, la discapacidad debe ser permanente (no temporal), ya sea por una situación congénita (de nacimiento) o adquirida. Por esta razón, las autoridades piden un certificado o comprobante expedido por las autoridades sanitarias, sobre todo en el caso de discapacidades permanentes que no resultan evidentes”, dice la nota.

El tema aquí es  la palabra “permanente”. Sin ponerme budista y decir que lo único que permanece es la impermanencia (algo que creo) también hay que revisarlo a la luz de la Convención sobre los derechos de las personas con discapacidad. 

Ninguna discapacidad es, en realidad, permanente. Y está en la definición de la misma Convención, en el preámbulo, inciso e:

“La discapacidad es un concepto que evoluciona y que resulta de las interacción entre las personas con deficiencias y las barreras debidas a la actitud y al entorno”.

Incluso dentro las reglas de operación del programa -pues así se llama- Pensiones para las personas con discapacidad permanente de este 2023 en ningún momento se excluye a la discapacidad psicosocial. En los criterios de elegibilidad lo único que se pide es esto: “Certificado y/o constancia médica que acredite la discapacidad permanente emitido por alguna institución pública del sector salud federal, estatal o municipal”.

Así que una persona con discapacidad psicosocial, como el chavo de TikTok que vive con trastorno límite de la personalidad, que todo parece indicar acreditó una institución pública, tiene todo el derecho a una pensión. Igual alguna otra que viva con trastorno bipolar, supongo. 

¿Con depresión? En España, por ejemplo, sí hay bajas laborales permanentes por depresión y pagadas. Hay jurisprudencia al respecto, se considera una discapacidad e incluso hay despachos de abogados que las tramitan

Es decir: lo que hasta ahora es claro (y esperamos que no sea permanente) es el gran estigma que aún viven las personas con discapacidad psicosocial. 

Por Katia D’Artigues

Mira esto

Lo último

Piden que la SCJN se pronuncie #PorMásRepresentación

Colectivos, activistas y organizaciones de grupos históricamente discriminados unieron sus voces para defender los derechos políticos de esas minorías.

PorMásRepresentación*

Un grupo de colectivos y activistas se unen por la defensa de los derechos políticos de varias minorías. Aquí te presentamos de forma íntegra el pronunciamiento que hacen este miércoles en un acto convocado a las afueras de la sede de la SCJN.

Alcohol para olvidar el Parkinson: las fuertes declaraciones de Michael J. Fox

El protagonista de “Volver al futuro”, quien fue diagnosticado en 1991 con Parkinson, abrió su corazón en un documental sobre su historia y sorprendió a sus miles de fans.

¿Cuál es la diferencia entre equidad e igualdad?

El camino para evitar la exclusión necesariamente pasa por comprender correctamente en qué se diferencian los conceptos equidad e igualdad.

Newsletter

Al suscribirte aceptas nuestros Términos y condiciones

Te puede interesar

‘Firebuds’, la serie que suma a niños, niñas y adultos con discapacidad

Con su nueva serie, Disney se une a la ola que busca mostrar a las personas jóvenes y adultas que al representar la discapacidad se apuesta por la diversidad.

Por un México y un mundo pleno de color

El proyecto Los colores de la inclusión, impulsado por PPG Comex en conjunto con Yo También, el Museo Memoria y Tolerancia y el departamento de Arte de la Universidad Iberoamericana, busca la inclusión de todos los grupos discriminados, entre ellos el de las pcd.

“Existen realmente pocos ejemplos de escuelas inclusivas (en todo el sentido de la palabra) en nuestro país”: Rita Romanowsky

La directora de Calidad de Vida de la Fundación Inclúyeme que recientemente fue reconocida internacionalmente por Zero Project, busca crear conciencia y apreciar las fortalezas de las pcd.

Cecart del IMSS: el espacio para capacitación laboral de pcd

Las personas que tienen una discapacidad y son derechohabientes del IMSS pueden acudir al Centro de Capacitación y Rehabilitación para el Trabajo para prepararse para el empleo.

¿Educación inclusiva? A cuatro años de la Reforma, sólo 2 por ciento de la matrícula es de alumnos con discapacidad

Mejoredu revela el nulo avance en la educación para pcd, para la que no hay presupuestos, ni ajustes razonables ni docentes capacitados (ni interesados a futuro) en estos alumnos. En los últimos 13 años sólo se ha logrado aumentar 1.2 años la escolaridad de pcd. Hoy 3 de cada 10 mexicanos con alguna condición son analfabetos en pleno siglo XXI.