ActualidadNegocios

La inclusión laboral tiene ‘dulces’ resultados

Juan y Marcelo sosteniendo cajas azules de la panadería Machi's

Al emplear a personas con discapacidad, Machi’s Sweet Boutique potencia el talento de sus colaboradores y promueve un entorno inclusivo.

Buena actitud y ganas de aprender. Esos son los dos requisitos indispensables para trabajar en Machi’s Sweet Boutique, una tienda/taller ubicada en Querétaro que brinda empleo para personas con diferentes discapacidades, tanto físicas como intelectuales. Ahí trabajan Marcelo, con discapacidad intelectual severa y epilepsia (causada por un virus), y Juan, quien tiene síndrome de Down.

“La idea de abrir Machi’s surgió tras una larga búsqueda por encontrar un lugar social y laboral para mi hijo Marcelo. Esto unido a la buena fe y esperanza de dos personas que amo y que confiaron en mí.

“Machi’s viene a formar conciencia para demostrarle al mundo que jóvenes como Marcelo, de 16 años, y Juan, de 27, pueden dar resultados como cualquier otra persona. Para ellos no existen los límites, lo entregan todo y aportan alegría, esperanza, amor y fortaleza”, explica Alejandra Monroy, mamá de Marcelo y fundadora de Machi’s Sweet Boutique.

Marcelo

Marcelo y Juan trabajan tres días a la semana por las mañanas. Su tarea consiste en empacar el producto que se compra a granel, como palomitas o jícama deshidratada, o lo que produce el chef (barras de chocolate y cajas de regalo).

En Machi’s Sweet Boutique cuentan con colaboradores que apoyan en diferentes eventos o realizan sus prácticas académicas o profesionales.

Al desempeñarse laboralmente, precisa Monroy, la ganancia que obtienen es mucho más que la económica: encuentran un sentido de pertenencia, utilidad y realización.

“En cuanto a los candidatos, nos inclinamos más por quienes tienen discapacidad intelectual, ya que hay menos oportunidades para ellos, pero no estamos cerrados a abrirle las puertas a quien sea. Lo que requerimos es compromiso y alegría”, agrega Alejandra, quien encuentra una enorme satisfacción al trabajar con su hijo en Machi’s.

Aunque actualmente el establecimiento solo se encuentra en Querétaro, planean expandirlo a otras ciudades de la República Mexicana e incluso darle proyección internacional, pues les encantaría abrir una sucursal en Madrid, España.

Caja con recipientes de diversos dulces: mangos enchilados, cacahuates, churritos con chile, etc.

En un futuro, precisa Monroy, les gustaría que los mismos colaboradores elaboren productos de Machi’s y darles empleo a muchas más personas.

Cambiar el mundo: un paso a la vez

De acuerdo con Alejandra Monroy, en México no se promueven valores como la inclusión, la educación y la cultura hacia las personas con discapacidad.

“Se nos ha exigido evolucionar en muchos temas, pero el tema de la discapacidad se ha quedado rezagado porque tenemos miedo.

“Queremos cambiar el mundo y construir un México incluyente al fomentar la empatía y la compasión. Buscamos normalizar las diferencias y así crear un mundo mejor para todos. Juntos, con amor y mucho trabajo, vamos a lograr contar una nueva historia en nuestro país”, asegura.

Frascos blancos con cerezas enchiladas, cacahuates, gomitas, etc.

*Las notas relacionadas en este texto, que están fuera del sitio  yotambien.mx, no necesariamente contienen un lenguaje inclusivo, o cumplen con criterios de accesibilidad web, compatibles con el uso de tecnologías de apoyo para pcd.  yotambién.mx no es responsable de lo que publican estos sitios de referencia.