Actualidad

Según UNICEF, los 3.5 millones de niños con discapacidad de México viven todo tipo de privaciones

Fotografía de UNICEF en la que se ve a tres niñas, dos al fondo y una en primer plano dominando la imagen está una adolescente con discapacidad, que juega con unos bloques de colores; ella tiene la tez blanca y cabello oscuro peinado en media cola.

Uno de cada 11 niños en México vive con alguna discapacidad y tienen menor acceso a la educación y la salud y mayores índices de obesidad y violencia.

Por Bárbara Anderson

“Ser vistos, ser contados y ser incluidos”, así se titula el extenso reporte 2021 de UNICEF sobre niños y niñas con discapacidad en el mundo. 

Este informe cuenta, justamente, que en el mundo hay 240 millones de menores de edad que viven con alguna condición: esto es 1 de cada 10 niños y jóvenes que están en desventaja con respecto a sus pares sin discapacidad en la mayoría de las medidas relacionadas con el bienestar infantil.

Esta nueva estimación mundial es superior a las anteriores y se basa en una comprensión más significativa e inclusiva de las discapacidades, misma que tiene en cuenta otras condiciones que afectan a la funcionalidad de los niños, como la ansiedad y la depresión.

Entre los 42 países analizados se encuentra México, que si bien no hay muchos datos actualizados (como aclaran en el reporte) sí hay información de unos 60 indicadores del bienestar infantil: nutrición, salud, acceso al agua, violencia y la explotación, y educación. 

“Esta nueva investigación confirma lo que ya sabíamos: en el ejercicio de sus derechos, los niños con discapacidad se enfrentan a múltiples desafíos que a menudo se superponen”, dijo en la presentación esta semana del informe Henrietta Fore, directora ejecutiva de UNICEF.

“Desde el acceso a la educación a los libros que las familias les leen en casa, los niños con discapacidad tienen menos probabilidades de ser incluidos o escuchados en todos los ámbitos evaluados. Con demasiada frecuencia, simplemente se les deja atrás”.

Según datos publicados por el INEGI del Censo 2020, los niños, niñas y adolescentes con alguna discapacidad de entre 0 y 17 años suman 3.5 millones, lo que representa el 9.2% del total de la población infantil en ese rango. 

UNICEF usa como dato general una cifra más acotada: población entre 2 y 17 años, que representan a 8% del total de la población en ese rango de edad, lo que equivale a 3 millones de mexicanos y mexicanas con alguna condición. 

El dato de UNICEF difiere en un punto nada más e indica según su reporte que en el país hay 8% de la población infantil (de 2 a 17 años) vive con algún tipo de discapacidad. Dentro de este grupo hay más niños que niñas: 10% de los niños en ese rango de edad viven con una o más discapacidad versus 7% de niñas. 

Fotografía de Unicef en la que se ve a dos niños caminando de espaldas, tendrán entre 6 y 4 años. El mayor, vestido con camiseta azul oscuro con vivos amarillos, con la mano derecha toma la andadera roja del pequeño, vestido de amarillo.
En el mundo hay 240 millones de menores que viven
con alguna discapacidad. (Fotos: Unicef).

Y hay datos muy preocupantes con respecto a esta minoría: 

  1. OBESIDAD: Hay más de tres veces menores con discapacidad entre 2 y 5 años que presentan sobrepeso versus sus pares sin discapacidad: 11% versus 3%.
  2. ESTIMULACIÓN TEMPRANA: Mientras 51% de los niños entre 2 años y 5 años sin discapacidad reciben estimulación temprana, solo 31% de quienes tienen alguna discapacidad accede a ella. 
  3. ESCOLARIDAD PRIMARIA: Mientras solo el 1% de los niños sin discapacidad no asiste a la escuela, en el caso de tener alguna discapacidad el porcentaje es de 4%. Estamos al mismo nivel de países como Algeria, Palestina o Zimbabwe. 
  4. ESCOLARIDAD SECUNDARIA: El dato se duplica en la secundaria donde quienes tienen alguna discapacidad 8% no está escolarizado versus 4% de sus pares sin discapacidad. 
  5. ACCESO A PREPARATORIA: Mientras 2 de cada 10 mexicanos sin discapacidad no cursa la preparatoria, casi 4 con discapacidad no asiste a este grado. 
  6. VIOLENCIA INTRAFAMILIAR: 10% de las madres o cuidadoras de un niño o niña con discapacidad en México consideran que los castigos son necesarios en su crianza, versus 7% de las madres de niños sin discapacidad. 
  7. TRABAJO INFANTIL:  Mientras 13% de los mexicanos de entre 5 y 17 años con alguna discapacidad trabajan, solo 5% de quienes no tienen discapacidad deben ganar dinero. 
  8. POBREZA: Entre los 2 y los 17 años hay 50% de niños con discapacidad que viven debajo de la línea de pobreza versus 43% de quienes no viven con alguna condición.

En términos globales

Cada uno de los más de 60 indicadores que analizó UNICEF en su reporte se desglosan por tipo de dificultad funcional y gravedad, género, situación económica y país. 

El informe revela los obstáculos que tienen delante de sí los niños con discapacidad para participar en sus sociedades y los efectos negativos para su salud y su seguridad.

En comparación con los niños sin discapacidad, los niños con discapacidad tienen:

  • 24% menos de probabilidades de recibir una atención temprana y receptiva
  • 42% menos de probabilidades de tener conocimientos básicos de lectura, escritura y aritmética
  • 25% más de probabilidades de sufrir emaciación y un 34% más de probabilidades de sufrir retraso en el crecimiento
  • 53% más de probabilidades de sufrir síntomas de infección respiratoria aguda
  • 49% más de probabilidades de no haber asistido nunca a la escuela
  • 47% más de probabilidades de no asistir a la escuela primaria, un 33% más de probabilidades de no asistir al primer ciclo de secundaria y un 27% más de probabilidades de no asistir al segundo ciclo de secundaria
  • 51% más probabilidades de sentirse infeliz
  • 41% más probabilidades de sentirse discriminado
  • 32% más de probabilidades de sufrir castigos corporales graves
Fotografía de tres niños que ríen. Uno de ellos, el que parece mayor por su estatura, es usuario de silla de ruedas y queda en medio de los otros dos. El más pequeño tiene sus manos en la silla de ruedas como si la empujara, el niño usuario voltea a verlo y sonríe, mientras otro más, también sonriente, está frente a la silla y toma una mano del usuario. Uno de los niños viste pantalón de mezclilla y camiseta de algodón de manga larga color morado. El usuario de la silla viste una camiseta de algodón de manga larga en color rojo, y al más pequeño solo se le ve parte de un suéter a rayas en color gris, blanco, azul y rojo.
Los niños con discapacidad y sin ella disfrutan el juego.

La escuela, la gran deuda pendiente 

Si bien el reporte de cerca de 200 páginas hace excepciones entre los tipos de países y las poblaciones rurales y urbanas, hay algo en lo que hay un pilar común: la importancia de la educación en la inclusión y pleno goce de los derechos de los niños con discapacidad. 

El informe concluye que aquellos menores de 17 años que presentan dificultades para comunicarse y ocuparse de sí mismos, son los que tienen más probabilidades de no ir a la escuela. 

Las tasas de desescolarización son más elevadas entre los niños con múltiples discapacidades y las disparidades son aún más significativas si se tiene en cuenta la gravedad de la discapacidad. Quienes más apoyos requieren, más lejos ven la oportunidad de alfabetizarse.

¿Qué recomienda UNICEF? 

“La exclusión es a menudo la consecuencia de la invisibilidad”, dijo Fore. “Llevamos mucho tiempo sin disponer de datos fiables sobre el número de niños con discapacidad. Cuando no contamos con estos niños, no los tenemos en cuenta y no los consultamos, no podemos ayudarles a alcanzar su enorme potencial”.

Desde los gobiernos el organismo recomienda que se debe: 

  1. Colaborar con las personas con discapacidad para eliminar las barreras físicas, de comunicación y de actitud que las mantienen al margen de la sociedad, y garantizar la inscripción de los nacimientos. 
  2. Buscar la inclusión de los servicios de salud, nutrición y agua
  3. Dar acceso a educación equitativa así como a tecnologías de asistencia. 
  4. Trabajar para erradicar el estigma y la discriminación en todas las comunidades.
  5. Que se consulte a las personas con discapacidad y se tengan en cuenta toda la gama de discapacidades, así como las necesidades específicas de los niños y sus familias, a la hora de proporcionar servicios inclusivos y una educación equitativa de calidad.

Esto incluye fomentar una atención receptiva y respetuosa, establecer políticas favorables a la familia, apoyar la salud mental y psicosocial, y promover la protección contra el abuso y la negligencia.

*Las notas relacionadas en este texto, que están fuera del sitio  yotambien.mx, no necesariamente contienen un lenguaje inclusivo, o cumplen con criterios de accesibilidad web, compatibles con el uso de tecnologías de apoyo para pcd.  yotambién.mx no es responsable de lo que publican estos sitios de referencia.