Fotografía que muestra un depósito de aparatos electrónicos desechados o tirados a la basura, en la fotografía se aprecian tres montañas enormes con objetos de diversos tipos: videojuegos, pantallas planas, estereos, mangueras, teléfonos celulares, teléfonos fijos, cables de diversos tipos. etc. la mayoría de ellos de color negro.
ActualidadTecnología

Las personas con discapacidad también aportan a la huella ecológica

El confinamiento obligado por la pandemia ha aumentado los residuos electrónicos que se generan en México y las pcd están incluidas en ello porque son usuarias de diversos equipos tecnológicos.

Por Carlos Tomasini

Actividades como el entretenimiento, el teletrabajo y el estudio en casa impulsados por el confinamiento obligado por la pandemia impulsaron el consumo de dispositivos electrónicos, por lo que se prevé que, para finales de 2021, en México se genere 209,642 millones de toneladas de residuos electrónicos, un incremento de 2.8 por ciento en comparación con 2020.

México es el tercer país en el continente que genera mayor cantidad de residuos electrónicos

–aquellos dispositivos que dejan de funcionar por algún daño, actualización u obsolescencia–, solo por debajo de Estados Unidos y Brasil. 

Del total de residuos de este tipo que se generan en México, tan solo las pantallas y televisores representan el 65.7%, y otro 23.7% es de computadoras de escritorio y laptops, reveló Ricardo Ortiz, director general de Gestión Integral de Materiales y Actividades Riesgosas de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), en conferencia de prensa. 

Poco reciclaje

A este problema se suma que únicamente 10% de los residuos electrónicos que se generan en México se reciclan, y del 90% restante no se sabe con certeza en dónde terminan. 

Los residuos de dispositivos desechados, como celulares, computadoras, reproductores de sonido y televisores contienen materiales –inclusive metales preciosos como oro y plata– que podrían generar a México ganancias por 1,300 millones de dólares anuales, afirmó Ortiz.

En Europa es donde se reciclan más residuos electrónicos, con 42.5%; seguido de Asia, con 11.5%. 

Recomiendan extender su uso o reciclarlos

En la conferencia también participó Ives Gómez Salas, coordinador de Proyectos Compuestos Orgánicos Persistentes del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) en México, quien sugirió que, antes de desechar un dispositivo electrónico, hay que buscar si puede tener una vida útil mayor con otras personas. 

“Hay que evitar almacenarlos tanto en oficinas como en casa, no mezclarlos con otros residuos y, si los vamos a tirar, buscar llevarlos a un centro de reciclaje y manejo de basura electrónica para evitar que se haga un manejo inadecuado de esta basura”, subrayó. 

Para lograr un mejor manejo de residuos electrónicos e incidir en la cadena de valor, Gómez Salas apuntó que es necesario que tanto el sector privado y público inviertan en infraestructura y procesos. 

Susana Libien, directora general de Manejo Integral de Residuos de la secretaría de Medio Ambiente del Gobierno del Estado de México, explicó que estos desechos no deben tirarse en el camión de la basura ni tirarlos en la vía pública o entregarse a chatarreros. 

A nivel global, la generación de residuos electrónicos en 2020 fue de 53.6 millones de toneladas, de las cuales solamente 17.4% quedaron oficialmente documentadas como acopiadas o recicladas.

*Las notas relacionadas en este texto, que están fuera del sitio  yotambien.mx, no necesariamente contienen un lenguaje inclusivo, o cumplen con criterios de accesibilidad web, compatibles con el uso de tecnologías de apoyo para pcd.  yotambién.mx no es responsable de lo que publican estos sitios de referencia.