ActualidadTecnología

La empresa que capacita en Tecnologías de la Información a personas con autismo

Logotipo de Specialisterne.

Specialisterne es un interesante proyecto que trabaja en la inclusión laboral de las personas con autismo. También opera en México.

Por Carlos Tomasini

En 2004, el danés Thorkil Sonne realizó con su familia un viaje por Europa. Cuando regresaron, su hijo Lars –que había sido diagnosticado con autismo desde los 3 años– hizo un dibujo que en un principio nadie entendía muy bien qué era. Después de un tiempo de tratar de entender qué significaba, se dio cuenta que lo que su hijo de 7 años había dibujado de memoria era el mapa de carreteras europeo. A partir de eso, Thorkil, que se dedicaba a las tecnologías de la información (TI), se dio a la tarea de investigar cuáles eran las capacidades que tenían las personas con autismo, encontrando que eran especialmente hábiles en temas muy valorados en el campo laboral como memoria visual, detección de patrones o capacidad de concentración en tareas concretas. 

Fue entonces cuando decidió dejar su trabajo y crear una empresa en la que reunió a un grupo de informáticos, psicólogos y de adultos con autismo para desarrollar un modelo con el que podría ofrecer servicios de TI a otras compañías, como tratamiento de datos y documentación, e inclusive otros más especializados, como desarrollo o programación, relata Elena Velasco, responsable de Marketing y Comunicación en España de ese emprendimiento que se llama Specialisterne.

En los países en los que tiene presencia, Specialisterne –cuya función es la formación y reinserción laboral de personas con diagnóstico de autismo o Asperger– busca, recluta, capacita y contrata talento para que trabajen en proyectos dentro de las empresas dándoles siempre un seguimiento mediante un “coach laboral” que los apoya de forma permanente desde la entrevista laboral hasta el proceso de adaptación.

Velasco indica que también trabajan al interior de las empresas capacitando y dando pláticas sobre inclusión y sobre las características de las personas con este tipo de diagnósticos que poseen habilidades específicas como atención a los detalles, concentración y honestidad, consideradas como “súperhabilidades” para el sector tecnológico. 

Specialisterne comenzó a operar en España en 2013 y hoy tiene oficinas en Madrid, Barcelona, Milán, Sao Paulo y, recientemente, México.

Cómo funciona en México

En México y otros países de Latinoamérica, como Costa Rica y Argentina, Specialisterne trabaja principalmente con grandes empresas de TI que cuentan con proyectos de inclusión y diversidad –como SAP o IBM– y requieren personal para funciones específicas.

Velasco explica que en el país buscan candidatos con las características requeridas para capacitarlos con el fin de que, a diferencia de lo que hacen en Europa, después esas empresas los contraten directamente. Specialisterne continúa dándoles seguimiento personal a través de sus coachings laborales. 

“Hace unos meses, en IBM nos pidieron que buscáramos a personas con autismo que tuvieran cierto perfil que requerían para que las formáramos en puestos de trabajo específicos (y que laborarían en Guadalajara)”, relata. 

“Hemos tenido mucho éxito en nuestro proyecto porque hasta ahora ninguna empresa ha apostado de la manera que apostamos nosotros por la inclusión de estas personas, además de formarlos y darles el soporte que necesitaban”, recalca.

Características especiales

Las personas con diagnóstico de autismo suelen tener dificultades de comunicación e interacción social, por lo que en el ámbito laboral tienen retos diferentes a los demás trabajadores.

“A veces se ponen tan nerviosos que deciden no ir a una entrevista o a otros les puede costar más trabajo adaptarse a un nuevo espacio y un ámbito laboral que no conocen, lo cual también hace que muchas veces acaben perdiendo el empleo”, apunta Velasco.

Además, el trato de estas personas con sus compañeros es diferente, ya que son muy directas y necesitan instrucciones muy claras, por lo que siempre recomiendan a los líderes que les den indicaciones de manera escrita en vez de verbal.

“Siempre se ha dicho que el autismo es ‘la discapacidad invisible’, porque si tu ves a una persona con autismo y no tratas con ella, no te das cuenta, porque físicamente no hay ningún rasgo que las distinga”, señala.

“Si en la mañana no te dicen buenos días, no es una falta de respeto, porque para ellos esas normas sociales no les hacen sentido. Ellos se enfocan en su trabajo, no van a la máquina de café o a fumar un cigarro, y hay algunos que son capaces de estar las ocho horas trabajando. La mayoría interactúan solamente con ordenadores, entonces no tienen la necesidad de relacionarse con otras personas”. 

Es por ello que el seguimiento y capacitación que brindan de parte de Specialisterne es muy importante, subraya.

Cambiar la forma de pensar

Una de las cosas que deben aprender las empresas es que para contratar talento en algunos puestos específicos de TI no es necesario tener un impresionante currículum laboral y académico

“Esto es lo que cuesta más trabajo para las empresas: poder aterrizar esos roles y decir ‘olvídense de un background super extenso, de muchos años de experiencia’. Una vez que lo entienden, aterrizamos a las necesidades básicas del rol y se tiene en cuenta que vamos a analizar las capacidades de las personas en vez de su currículum”, dice Velasco.

Las personas con autismo suelen tener mucho talento y muy baja rotación debido a que el mercado laboral es normalmente muy duro con ellas, pero si una empresa les abre las puertas, son leales, asegura. 

Para más información, visita el sitio de esta organización

*Las notas relacionadas en este texto, que están fuera del sitio  yotambien.mx, no necesariamente contienen un lenguaje inclusivo, o cumplen con criterios de accesibilidad web, compatibles con el uso de tecnologías de apoyo para pcd.  yotambién.mx no es responsable de lo que publican estos sitios de referencia.