Fotografía de una mujer de edad joven, rostro ancho labios anchos, aprieta sus labios y sonríe, trae puesto un gran armazón de lentes sobre sus ojos, tiene cabello largo y castaño, flequillo, utiliza una camisa color rosa y un collar con una piedra colgando de su cuello, tiene de frente una computadora frente a ella con la computadora.
ActualidadTecnología

Innovación a la mexicana: crean equipos para asistir a pcd

La 4a edición del James Dyson Award 2021 eligió tres proyectos que apoyan a personas con discapacidad visual y con movilidad reducida, lo que les dificulta el desplazamiento.

Por Redacción Yo También 

La innovación y la creatividad de los mexicanos aunada al sentimiento de empatía que detonó la pandemia de COVID-19 fueron claves en para el éxito de la cuarta edición del Premio James Dyson en México, concurso de diseño internacional cuyo objetivo es inspirar e impulsar a estudiantes de ingeniería, diseño industrial y/o de producto a resolver un problema real a través de proyectos innovadores o con un punto de vista diferente a inventos existentes.

En esta ocasión el premio, auspiciado por la Fundación James Dyson, puso especial atención en diseños que respondieran a necesidades de personas con discapacidad, de tal manera que los tres seleccionados se incluyen en ese rubro.

Bajo el argumento de que en México, según el  Censo 2020 del INEGI hay al menos 20 millones 838 mil 108 personas con discapacidad, que constituye el 16.5% de la población del país, los participantes enfocaron sus esfuerzos a crear dispositivos que apoyen a realizar actividades cotidianas de una mejor manera.

¿Cuáles son los inventos ganadores del Premio James Dyson 2021 en México:

PRIMER LUGAR Tríada. Juego de cubiertos para personas con discapacidad visual. Creado por Laura Alejandra Tovar Gómez, estudiante de Diseño Industrial del ITESM, Campus Querétaro.

Las personas con discapacidad visual enfrentan múltiples retos en su día a día, desde moverse en espacios poco conocidos, hasta ingerir sus alimentos sin asistencia, no obstante, son capaces de desarrollar habilidades para superar las dificultades cotidianas y, con apoyo de herramientas, alcanzar un grado de independencia que les permite mejorar su calidad de vida.

Este proyecto nace de la inspiración de una necesidad básica para los seres humanos que es comer, y que, en muchas ocasiones, se dificulta cuando existe algún tipo de discapacidad.

Tríada es un juego de cubiertos cuyo diseño permite a las personas con discapacidad visual sentir, identificar y diferenciar el mango de cada cubierto gracias a la textura que se agregó a la cuchara, al tenedor y al cuchillo, cada una con diferente color, esto último para que las personas que logran distinguir y contrastar algunos colores también pueden reconocerlos sin necesidad de tocarlos.

Finalista: HandleBot. Brazo mecánico. Realizado por Pilar Padilla, estudiante de Ingeniería en Innovación y Diseño de la Universidad Panamericana, Campus Guadalajara.

El objetivo principal de este dispositivo es devolver la independencia en diferentes tipos de movilidad a los usuarios, dándoles la posibilidad de realizar sus actividades diarias sin tener que depender de la ayuda de otra persona, en pocas palabras, ser una mano extra para el usuario.

Está dividido en tres sectores: las dos manos y el codo; la función de las manos es agarrar cualquier superficie, mientras que el codo permite que el brazo se mueva libremente, por lo que se puede adecuar todo el brazo sin que éste lo obstruya. Cada articulación tiene un tornillo, para que pueda ajustar fácilmente el movimiento en caso de ser necesario.

Finalista: IF Brake. Freno de seguridad para silla de ruedas. Fabricado por Pedro Imanol Betanzos Montolla y Flavio Alonso Juárez Castro, estudiantes de Ingeniería Biomédica por la Universidad Politécnica de Chiapas.

El sistema de frenado cumple dos funciones:

  1. detectar obstáculos
  2. detectar caminos inclinados en la trayectoria de una silla de ruedas.


Ambas tareas las realiza a través de dos sensores ultrasónicos colocados en la parte lateral de los reposapiés.

Gracias a un giroscopio con Inteligencia Artificial, el IF Brake detecta la inclinación de la silla y registra obstáculos, lo que permite activar el sistema de frenado y redireccionar la trayectoria de la silla de ruedas, o bien, continuar el camino en el caso de tramos en subida.

IF Brake es un sistema de frenos de bajo costo, rápido, efectivo y potencialmente disponible para la mayoría de las y los usuarios de sillas de ruedas que busca brindar mayor movilidad y seguridad a las personas con dificultad para desplazarse.

*Las notas relacionadas en este texto, que están fuera del sitio  yotambien.mx, no necesariamente contienen un lenguaje inclusivo, o cumplen con criterios de accesibilidad web, compatibles con el uso de tecnologías de apoyo para pcd.  yotambién.mx no es responsable de lo que publican estos sitios de referencia.