Actualidad

Inclusión el enorme reto del sector turístico en México

Escenario del Tianguis Turístico de Guerrero

En el país faltan no solo infraestructura, sino cifras que permitan planear.

Por Ivett Rangel

Entre los muchos retos que tiene frente a sí la industria turística está el de incorporar y modificar sus servicios para incluir a quienes tienen alguna discapacidad y que en México representan más de 21 millones de personas, según cifras del Instituto Nacional de Estadística.

La afirmación no es aventurada. De hecho, está en la mente de autoridades y organizadores de la 46 edición del Tianguis Turístico que se realiza esta semana, del 23 al 25 de mayo, en Acapulco, y que por segunda vez en su historia ha puesto el acento en la inclusión.

De hecho, como parte de las actividades del Tianguis promovieron la conferencia magistral “Del Turismo incluyente al turismo excelente”, en la que el consultor Juan  Medina Salgado recordó la cifra que la Organización Mundial de la Salud maneja para las personas con discapacidad, de 15 por ciento de la población mundial, lo que la convierte en la minoría más grande del mundo.

Ese 15 por ciento tiene que ser una razón para que la industria turística se transforme e incluya a ese sector que también viaja y no limitar los cambios o adaptaciones a las grandes ciudades, hoteles y restaurantes, sino hacerlos de forma extensiva a destinos que quizá puedan percibirse como más sencillos.

¿Qué adaptaciones se requieren?

La respuesta es variada, según Medina Salgado, y no solo se trata de un trato cálido y empático para los visitantes, sino que pasa por temas de eliminar barreras y hacer los ajustes que requieren las personas con discapacidad.

Estos pueden ser desde señalizaciones en estacionamientos, distancia adecuada para permitir que desciendan de sus vehículos con sillas de ruedas, mirillas de puertas en las habitaciones a 1.20 metros altura, mismo caso para apagadores y cordones de cortineros, porque esa es la medida adecuada para alguien de talla baja o que es una persona usuaria de silla de ruedas.

También sería importante tener disponibles aplicaciones que permitan la comunicación con personas sordas, si no hay intérpretes de Lengua de Señas Mexicana, tener menús e instructivos en Sistema Braille, pisos podotáctiles y salidas de emergencia con manijas a nivel de piso -que pueden abrirse con los pies-, entre otras medidas.

Una apuesta rentable

Este tipo de adaptaciones no solo son un tema de empatía o de querer brindar un servicio de calidad. Como industria, que es también un negocio, los inversionistas tendrían que tener presente que ese 15 por ciento de la población que tiene alguna discapacidad son también consumidores.

El gasto promedio de estos y estas turistas es 3 por ciento mayor al resto de los visitantes, aseguró el consultor.

Y a ello habría que sumarle que, por lo general, una persona con discapacidad no viaja sola, sino que se hace acompañar de familiares o de quienes fungen como asistentes o cuidadores primarios.

Pese a ello, hasta este momento, en México no hay cifras precisas de los presupuestos que manejan las personas con discapacidad y ni siquiera el número preciso de quiénes viajan y cuáles son sus destinos preferidos.

“Necesitamos que se formen redes para saber cuántos hoteles, restaurantes, manejan este lenguaje de inclusión, hacer recorridos turísticos que es lo que hace falta porque hay un hotel incluyente, pero cuando quieres cruzar al restaurante de enfrente no puedes pasar, y se necesita hacer una ruta incluyente y darla a conocer”, explicó.

Aunque estos cambios podrían parecer menores, dijo, tendrían un impacto positivo en el día a día de las personas con discapacidad que también disfrutan del turismo.

Por ello consideró agradecible que cada vez haya más organizaciones que promueven la inclusión y hacen esfuerzos, que aunque aislados, están en camino para igualar en el mediano o largo plazo los servicios incluyentes que ya operan en algunas playas y en ciudades como Guadalajara y la capital del país.

Nadie se queda atrás

Esta es la segunda edición del Tianguis Turístico que es inclusiva, porque uno de los principios rectores del gobierno es no dejar a nadie atrás; no dejar a nadie fuera, afirmó el secretario de Turismo, Miguel Torruco, al inaugurar la edición 46 de esta feria.

Durante estos días, el Tianguis celebrado en Acapulco maneja un registro de mil 556 compradores provenientes de 937 empresas de 47 naciones, mil 11 empresas expositoras y están preestablecidas 65 mil 758 citas de negocios.

Hacia ellos buscarán orientar la información para que, además de su planeación convencional, empiecen a impulsar cada vez más el turismo que incluirá a un 15 por ciento de la población mexicana, la que vive con distintas discapacidades.

*Las notas relacionadas en este texto, que están fuera del sitio  yotambien.mx, no necesariamente contienen un lenguaje inclusivo, o cumplen con criterios de accesibilidad web, compatibles con el uso de tecnologías de apoyo para pcd.  yotambién.mx no es responsable de lo que publican estos sitios de referencia.