Fotografía del puño de un hombre en primer plano y una mujer y su hija en posición fetal al fondo en segundo plano, demostrando miedo.
Actualidad

Hombre asesina a sus hijos para cobrar un seguro; recibe cadena perpetua

La justicia de California lo condena a 212 años de prisión tras comprobar que planeó detalladamente la forma de asesinar a sus hijos de 8 y 13 años, quienes vivían con Trastorno del Espectro Autista, y también a su esposa.

Por Redacción Yo También

Ali Elmezayen, un hombre de nacionalidad egipcia que vive en California, Estados Unidos, fue condenado ayer a 212 años de prisión por asesinar a sus dos hijos con Trastorno del Espectro Autista (TEA), en 2015.

La justicia de Los Ángeles probó que los niños, de 8 y 13 años, murieron ahogados después de que su padre lanzara a propósito el vehículo familiar al mar, en el puerto californiano, para cobrar el dinero del seguro.

El hombre, de 45 años, cometió el doble asesinato el 9 de abril de 2015, fecha en que vencía la última de las muchas pólizas de seguro contratadas por su familia, afirmó la Fiscalía de Los Ángeles en un comunicado.

De acuerdo con la Fiscalía, Elmezayen lanzó su auto al mar, pese a que en la parte trasera iban sus hijos, ambos tenían una forma de autismo que requería muchos apoyos, y como llevaban puesto el cinturón de seguridad se ahogaron al caer al agua. 

Rehab Diab, exesposa de Elmezayen, quien viajaba en el asiento delantero del coche, no sabía nadar y también podría haber muerto ahogada si un pescador no le hubiera lanzado un flotador.

Sin embargo, el hombre salió fácilmente del vehículo a través de la ventanilla que había dejado abierta y nadó hasta el muelle.

A raíz de lo ocurrido, cobró más de 260 mil dólares de indemnización de los seguros contratados en caso de fallecimiento de sus hijos e invirtió la suma en la compra de inmuebles en Egipto, su país de origen, así como en un barco.

El juez John F. Walter condenó a Ali Elmezayen a la pena máxima prevista por la ley, a la par que destacó en su sentencia los «planes diabólicos» y «la naturaleza viciosa y despiadada de sus crímenes».

«Es el mayor estafador y mentiroso (…) Su único arrepentimiento es haber sido atrapado», dijo el juez, que ordenó al «asesino codicioso» que devuelva el dinero a las compañías de seguros.

La Fiscalía cree que el hombre había planeado durante mucho tiempo matar a sus hijos y a su esposa y que maltrataba a los tres física y emocionalmente. 

Entre julio de 2012 y marzo de 2013, Ali Elmezayen contrató pólizas de seguro de vida para su familia con ocho compañías distintas, por un total de más de tres millones de dólares. Pagaba 6 mil dólares al año en primas, aunque declaraba a Hacienda unos ingresos anuales inferiores a 30 mil dólares.